jueves , 20 enero 2022

Yooka-Laylee Review

Título: YOOKA-LAYLEE

Plataformas: PC / PS4 / XBOX ONE / NINTENDO SWITCH

Género: Plataformas 3D

Desarrollador: Playtonic Games

Distribuidor: Badland Games

Lanzamiento: 11/04/2017

Precio: 39,99€

Número de jugadores: 1-4

Online: No

Voces/Texto: No/Español

RECUPERANDO GÉNEROS A LA CARTA

La financiación colectiva, ya sea vía Kickstarter o cualquiera de las muchas plataformas existentes ha dejado sombras y luces. En sus inicios muchos fueron los que vieron una ventana de oportunismo para llenarse los bolsillos. Pero como toda “moda” ha terminado por imponerse la calidad y poco a poco se ha ido consagrando como una vía perfecta para sacar adelante proyectos “diferentes”.

De igual forma ha servido como vía de escape para géneros perdidos, de esos que el avanzar de las generaciones de consolas han ido dejando atrás. Muchos simplemente mutaron gracias al avance de la tecnología, pero siempre queda ese jugador nostálgico que busca reencontrarse con lo que vivió antaño.

Este es el caso de Yooka-Laylee, un proyecto que recuperaba por un lado las plataformas en 3D en su esencia más pura de la generación de 64 bits y por otro a gran parte de la Rare que los elevó hasta cotas de calidad inigualables. Playtonic Games se conformaba por la plana mayor de los mejores tiempos del estudio antes de ser “maltratados” por Microsoft y dejarlos relegados a crear juegos insípidos para Kinect o avatares para Xbox Live.

Siempre quedaba la duda si realmente cumplirían con lo prometido, si no se dejarían llevar por las posibilidades técnicas y mutar el propio género. Pero lo cierto es que han llevado a buen puerto todo lo que “vendían” y han terminado dando lo que todos esperábamos.

MALOS TIEMPOS PARA LAS MASCOTAS… SI NO ERES DE NINTENDO

Aún recuerdo con añoranza al mejor Sonic, a Crash, Spyro, Ratchet, Jak and Daxter o los propios Banjo & Kazooie en los que se “inspira” (por decirlo suavemente) este Yooka-Laylee. Es cierto que algunos han retornado, aunque con mejor o peor suerte en muchos casos. Otros como el erizo azul siguen dando guerra pero sin el brillo de su época dorada.

Es por ello que este título significa un golpe de nostalgia que sin duda influye en su valoración. Me resulta difícil no ver al chaval que en aquellos años disfrutaba de este género cuando me he puesto a los mandos. Para bien o para mal, muchos de los aciertos y errores de aquellos juegos están aquí, y no sé hasta qué punto puedo ser capaz de no retrotraerme o incluso si es necesario para valorar como debe al juego.

Yooka-Laylee apuesta a lo grande, trata de presentar un juego que por dimensiones y ambición podría ser un triple A de un estudio grande. Pero no debemos obviar, que aunque su campaña de Kickstarter fue un éxito, estamos ante un estudio pequeño y con limitaciones. Esto no debe ser excusa, además se esfuerzan es suplir estos escollos con la veteranía que atesoran y en gran parte lo consiguen. Además, desconozco si muchas de las cosas que se podrían achacar al título no están ahí por el simple valor de dar la experiencia tal y como la conocimos.

UN PLATAFORMAS 3D DE VIEJA ESCUELA, PARA LO BUENO Y LO MALO

Playtonic ha creado el juego que prometió, un plataformas 3D “old school” con todo lo que ello conlleva a día de hoy. Muchas de las mecánicas pueden parecer desfasadas e incluso el diseño de niveles a buen seguro sería de otra manera si se tratase de un juego con visos a un público actual. Pero esta es una experiencia pensada para el jugador que disfrutó en Nintendo 64 o PlayStation de los clásicos de la época.

Aquí hemos venido a jugar a esto y en ese sentido no defrauda. No habrá un mapa que te indique donde ir, ni ayudas al jugador cuando se quede atascado. Las plataformas son exigentes buscando el salto perfecto en la mayoría de ocasiones, la solución a algunos puzles no será fácil a simple vista y los jefes finales nos serán complicados hasta que no memoricemos sus mecánicas. Además cuenta con el factor del bactracking y una ingente cantidad de coleccionables para alargar la vida de un juego seccionado en cinco mundos  “semi-abiertos” y un núcleo central desde el que partir a ellos.

La historia, como suele ser habitual en este tipo de juegos es una mera excusa para llevarnos de aquí para allá. Pero eso no evita que aunque simple, tiene su gracia sobre todo por el humor que destila el título. Encontraremos referencias a la época, guiños a personajes tanto actuales como de entonces e incluso se permite “reírse” de cómo se desarrollan algunos juegos a día de hoy.

Nuestra misión es sencilla, obtener las páginas (aquí llamadas Pagies) de un libro mágico robado por el malo malísimo (con cierto parecido a Gru). Además de estas hojas doradas tendremos una cantidad ingente de plumas que nos sirven a modo de moneda que intercambiar por nuevos poderes y acciones. Estas nos servirán para solventar los puzles y plataformas así como defendernos de los enemigos, y la obtención de cada una de ellas nos abre la posibilidad de volver a mundos anteriores para hacer aquello que no pudimos en su momento.

El juego es tan sabedor del homenaje que representa que como no podía ser de otra forma sus mundos son típicos y tópicos. No os voy a contar como son, pero os podéis imaginar prácticamente cada uno de ellos sólo con un poco de ejercicio de nostalgia.

Yooka-Laylee os garantiza sobre unas 15 horas sólo para solventar el juego, pero que se alargan más allá si queréis obtener todo. Tarea que no será nada fácil puesto que muchos de los coleccionables o están ocultos, o significan un puzle nada fácil de ver a simple vista o requieren de mucha pericia.

Por si todo este contenido fuera poco, incluye un multijugador local para hasta 4 jugadores. Este se basa en unos minijuegos extraídos directamente de unas máquinas recreativas que forman parte de la propia campaña. En ella se recrean algunos juegos clásicos y nos servirán como desafíos para disfrutar en compañía de amigos. No es que sea de lo más reseñable del juego, pero como añadido no está mal.

La mayor pega que le puedo achacar es el funcionamiento de la cámara en algunas ocasiones, llegando incluso a ser un estorbo en ciertas situaciones de combate o plataformeo. Mi duda es si está hecho a posta para recrear el género tal y como lo conocimos o simplemente se trata de un error de diseño.

DERROCHANDO SIMPATÍA CON UN  MOTOR ALGO INESTABLE

A nivel artístico sólo tengo palabras de alabanza para Playtonic. Se han sacado de la manga a dos personajes muy carismáticos y simpáticos, acompañados por unos secundarios igual de geniales. A su vez los escenarios derrochan un buen gusto y un colorido muy agradable. A esto hay que sumar algún que otro cameo de personajes que se agradecen así como los miles de guiños diseminados.

Pero todo esto se empaña por culpa de un motor bastante inestable como es Unity. Especialmente en la versión de PlayStation 4 que es la que hemos podido analizar. No es la primera vez que me topo con juegos con este motor gráfico para la consola de Sony que presentan problemas similares. Caídas de framerate constantes, incluso en pantallas de carga lo cual es incomprensible. Espero que como ha pasado con anteriores títulos que usaban Unity, con la llegada de parches se estabilice algo más.

A nivel sonoro encontramos lo que se podía esperar de un plataformas 3D, melodías animadas y pegadizas, aunque sin la magia de otros títulos. No he encontrado un tema que se quede en la memoria y termine tatareando a posteriori. Pero el mayor reproche está en las voces, o mejor dicho en la ausencia de ellas, de los personajes. Todo se reproduce por ruidos (simpáticos eso sí) y cajas de texto, algunas incluso que no se pueden pasar y terminando desquiciando. Supongo que esto era parte del homenaje, aunque no le hubiera sentado nada mal unas voces trabajadas y obviar un apartado tan anticuado.

LO MEJOR

  • Playtonic cumple con creces con lo que habían prometido en su campaña de financiación.
  • Se recupera un género perdido y además con buen tino.
  • Un juego generoso en contenido y que dará para muchas horas de diversión, sobre todo si eres completista.
  • Gran sentido del humor, con guiños al pasado y alguna crítica ácida al desarrollo actual de videojuegos.

LO PEOR

  • Unity, un motor que vuelve a demostrar sus limitaciones y problemas habituales en PlayStation 4 (versión analizada).
  • La cámara puede jugar malas pasadas, aunque se entiende que puede formar parte del “homenaje”.
  • La ausencia de melodías pegadizas, aunque la banda sonora del juego va en consonancia con el género.

YOOKA-LAYLEE

PUNTUACIÓN - 88%

88%

Yooka-Laylee da lo que Playtonic prometió, un plataformas 3D de vieja escuela con mucho carisma y buen gusto. Recuperar un género perdido es siempre digno de aplauso, y más si hace con el acierto de este. Un juego imprescindible para jugadores de la generación de 64 bits que disfrutaron del género, así como recomendable para otros más “modernos” para que descubran parte de la historia de este hobby.

User Rating: Be the first one !

Sobre Salvador Vargas Ramírez

Crecí con un Amstrad CPC 6128 en las manos, Mega Drive fue mi primera consola, bajé escalones con un Spectrum ZX 128K para dar un salto al PC... Tras overclokings y mods, PlayStation me poligonizó y desde entonces hasta ahora abrazo cualquier cosa que tenga un pad.
A %d blogueros les gusta esto: