jueves , 20 enero 2022

Wonder Boy: The Dragon´s Trap Review

Título: WONDER BOY: THE DRAGON´S TRAP

Plataformas: PS4 / XBOX ONE / NINTENDO SWITCH / PC

Género: Plataformas 2D

Desarrollador: Lizardcube

Distribuidor: DotEmu

Lanzamiento: 18/04/2017

Precio: 19,99€

Número de jugadores: 1

Online: No

Voces/Texto: No/Castellano

UNA CARTA DE AMOR A UN CLÁSICO INOLVIDABLE

Master System, la consola de 8 bits de SEGA, tuvo varios personajes que se convirtieron por derecho propio en iconos indiscutibles. Aparte de Sonic o Alex Kidd, Wonder Boy fue el tercero en discordia dentro de su catálogo de “mascotas”.

Nació originalmente para recreativas, pero fue en la “pequeña” de SEGA donde se popularizó contando con hasta cuatro entregas y sus correspondientes versiones para Game Gear y los microordenadores del momento.

De todas las entregas, Wonder Boy III: The Dragon´s Trap fue sin duda el que más huella dejó. Es por ello que ha sido el elegido por los chicos de Lizardcube para realizar este precioso homenaje. Su trabajo de puesta al día es simplemente una carta de amor.

Pero la saga no quedará sólo aquí, puesto que otros dos proyectos más o menos relacionados llegarán más adelante: Wonder Boy Returns de CyberFront y Monster Boy a cargo de The Game Atelier.

SÓLO CINCO PERSONAS PERO CON MUCHO ARTE

El equipo a cargo de este remake/homenaje está compuesto sólo por cinco personas, con Omar Cornut y Ben Fiquet a la cabeza del mismo. Su trabajo es realmente desdeñable, cogiendo el código original para “transformarlo” en un precioso cuadro en movimiento.

Tal ha sido su respeto por la obra original que el diseño y su desarrollo se mantiene intacto. Bajo esta capa de gráficos y sonido está siempre presente el juego desarrollado por Westone para SEGA.

 

Tanto es así con sólo pulsar R2 (en caso de PS4) pasamos instantáneamente a los gráficos del juego del 89, y para el sonido exactamente igual con L3. Esto demuestra que el juego original está, pero sólo se le ha dado un capa de chapa y pintura que le sienta de maravilla.

CASI 30 AÑOS PERO SE MANTIENE AÚN FRESCO

Veintiocho años han pasado ya por Wonder Boy III: The Dragon´s Trap, un juego de plataformas 2D pero que escondía recovecos de metroidvania (cuando aún no se utilizaba ni el término) y ligeros toques de rol.

Aparte del avanzar de izquierda a derecha, eliminar los masillas, saltar plataformas (algunas buscando el pixel perfect) y derrotar a los jefes finales, lo que hizo grande este juego entre todos los similares de entonces era su mapeado y diseño de niveles. La ausencia de indicadores claros de qué camino tomar y la constante vuelta hacia atrás para aprovechar el poder nuevo que os confería la transformación, eran señas de identidad inequívocas de este juego.

Lo cual puede que a un jugador actual que no vivió aquella época puede que desborde. Acostumbrados como estamos a día de hoy de que nos den todo marcado, guiado y prefijado, puede que alguno que otro se sienta perdido con este título.

LA MALDICIÓN DEL DRAGON

Nuestro o nuestra protagonista se enfrenta al Mekadragón, el cual nos hechizará convirtiéndonos en una suerte de lagarto con el poder de escupir fuego. A partir de aquí comienza una aventura por deshacer este hechizo, mientras vamos adoptando formas de otros animales, las cuales nos otorgan poderes nuevos que aprovechar para solventar zonas.

En nuestro camino encontraremos un mundo que podríamos catalogar de semi abierto, por el que recorrer de manera más o menos libre y a elección. Pero esta sensación es casi una ilusión creada por un diseño genial, puesto que en función del animal en el que estemos transformado podremos acceder o no a unas zonas u otras.

Aparte de los objetos que debemos conseguir en forma de llaves para abrir zonas. También debemos tener en cuenta otros ítems que podremos comprar para ayudarnos a derrotar ciertos enemigos. Además del toque rolero de “vestir” a nuestro personaje con armaduras y armas, cada vez mejores, que adquirimos con la moneda que nos dan los enemigos.

Todo ello nos puede llevar en torno a unas 6 horas si nos limitamos a avanzar de una manera más o menos lineal o lógica. Pero el título esconde secretos a mansalva, los cuales os sumarán unas cuantas horas de más aparte de presentar importantes desafíos en ciertos de ellos.

ALGUNA LIGERA VARIACIÓN Y VARIOS AÑADIDOS

Como hemos dicho la base del juego es la misma que el del 89, revestida con un estilo gráfico y una banda sonora excelentes. Pero alguna que otra novedad se ha incluido o hasta variaciones con respecto al original.

De base han desaparecido el uso de passwords para acceder a las nuevas zonas descubiertas una vez muerto y agotados los Continue del original. Aquí el juego salva partida cada vez que sorteamos una zona, pero aún con todas se puede recurrir a dichas contraseñas para desbloquear zonas o acceder a ellas.

La dificultad también sufre modificación, puesto que se implementan tres modos. En Fácil es prácticamente un paseo salvo por el hecho de poder perdernos, pero los enemigos no darán mucho que hacer y la vida será excesivamente fácil de recuperar. En Normal hayamos el término adecuado para no parezca ni un paseo ni un suplicio. Y ya en Difícil está el verdadero reto, ya que a la mayor dureza de los enemigos se le suma un contador de tiempo  que nos hace perder vida.

Otros cambios de interés serían el ajuste de dificultad de cierto jefe con respecto al original. Cuando nos transformamos en ratón también se ha modificado la manera de adherirse a las paredes y techos. Además como he mencionado anteriormente, en este remake aparte del protagonista masculino de siempre podremos elegir al principio ser una chica en su lugar. Algo que de cara a la sociedad actual queda muy bien, pero en un juego donde más del 75% del mismo lo pasamos transformado en animales da un poco igual.

UN LAVADO DE CARA PRECIOSO

El trabajo artístico de Lizardcube es simplemente encomiable. El lavado de cara tanto gráfico como sonoro es digno de admiración. Cada mundo del juego rebosa elegancia y buen gusto, manteniendo el diseño original siempre.

La banda sonora también se ha visto realzada gracias a la orquestación de los temas originales, y que se demuestra aún más cuando realizamos el cambio de una a otra. Sin duda un gran trabajo, no solo por su cariz más actualizador y artístico sino por el respeto máximo que han tenido con la obra original.

LO MEJOR

  • Un apartado artístico excelente, rebosando buen gusto y respecto por la obra original.
  • A pesar de sus 30 años, el diseño de niveles sorprende lo bien que ha envejecido.
  • La orquestación de la banda sonora original eleva aún más el excelente trabajo realizado.

LO PEOR

  • Aunque será más un problema del jugador que del juego, que más de uno acostumbrado al diseño actual se sienta perdido por lo inhóspito de su mapeado a nivel de señalización o indicaciones.

WONDER BOY: THE DRAGON´S TRAP

PUNTUACIÓN - 86%

86%

Wonder Boy: The Dragon´s Trap es una carta de amor realizada por cinco personas a un clásico con casi 30 años. Toda una obra artística respetando el material original para demostrarnos que no por viejo se encuentra desfasado.

User Rating: Be the first one !

Sobre Salvador Vargas Ramírez

Crecí con un Amstrad CPC 6128 en las manos, Mega Drive fue mi primera consola, bajé escalones con un Spectrum ZX 128K para dar un salto al PC... Tras overclokings y mods, PlayStation me poligonizó y desde entonces hasta ahora abrazo cualquier cosa que tenga un pad.
A %d blogueros les gusta esto: