jueves , 2 diciembre 2021

RIP Burt Reynolds. El «bandido» y los videojuegos

El actor Burt Reynolds fallecía ayer a los 82 años de edad al sufrir un paro cardíaco. El actor vivió su gran época en la década de los 70 y comienzos de los 80. Su fama le llegó con películas donde interpretaba al «típico» macho tejano.

Para el recuerdo quedan sus papeles en Los Caraduras, Deliverance o Rompehuesos. Tras toda una vida en la actuación, el cambio de los tiempos le sobrevino y sus papeles de «machote» dejaron de ser no tan bien vistos en el cine. 

El reconocimiento de la crítica y la Academia le llegaría con Boogie Nights de Paul Thomas Anderson, por la cual recibiría su única nominación al Oscar. Pese a estar prácticamente retirado y muy mal de salud, Quentin Tarantino contaba con él para el rodaje de su próxima película Once Upon a Time.

Avery Carrington fue el personaje en el que se inspiró y al que dio voz Burt Reynolds en GTA: Vice City

Reynolds también tuvo su paso fugaz por los videojuegos. Dos fueron las sagas que contaron con su presencia. Primero fue Rockstar que le hizo pasar por el magnate multimillonario Avery Carrington en GTA: Vice City. Repetiría papel en Liberty City Stories, pero esta vez sin prestar su voz.

Burt Reynolds prestando su imagen en Saints Row: The Third

El otro papel de Reynolds en los videojuegos fue el del Alcalde Steelport en Saints Row: The Third de Volition. Dicho juego contará con una reedición próximamente para Nintendo Switch, por lo que se podrá volver a disfrutar de su actuación.

Su casi perenne bigote fue parte de la infancia de muchos de nosotros, particularmente recuerdo el revisionar Los Caraduras una y otra vez. Siempre en mi recuerdo quedará su Bandido recorriendo EEUU en su Pontiac Trans Am y acompañado de un tráiler de cerveza Coors. Descansa en paz querido Burt.

Sobre Salvador Vargas Ramírez

Crecí con un Amstrad CPC 6128 en las manos, Mega Drive fue mi primera consola, bajé escalones con un Spectrum ZX 128K para dar un salto al PC... Tras overclokings y mods, PlayStation me poligonizó y desde entonces hasta ahora abrazo cualquier cosa que tenga un pad.
A %d blogueros les gusta esto: