jueves , 20 enero 2022

Reviews: «Toy Soldier:War Chest»

Por M.A. Pernia

FICHA TÉCNICA<
Fecha de lanzamiento: 12/08/2015

Plataformas: PC, Playstation 4 y Xbox One

Género: Estrategia

Producción: Signal Studios

Distribución: Ubisoft

Precio: 14.99€

Jugadores: 1-2

Formato: Digital

Textos: Castellano

Voces: Ingles

 

Batallas de juguete

Hace un tiempo surgió un concepto original, establecer batallas en las que juguetes defendían su caja de cartón de una invasión. Con nuevas ideas y una propuesta más ambiciosa, la nueva entrega de Toy Soliders nos propone una nueva perspectiva para los tower defense, un subgénero de la estrategia que ha permitido adaptarse a las consolas con más acierto que otros en tiempo real. Los juguetes pueden ser muy belicosos, ¡Resiste sus embestidas y defiende tu caja de cartón!

 

Algo tan inocente como son los juguetes han sido protagonistas de varias iniciativas que les han convertido en seres vivientes, no solo por las películas de Toy Story, también, por haber hecho realidad el sueño de muchos niños que recreaban batallas de todo tipo en sus habitaciones. El concepto promovido por el primer Toy Soldiers se basaba en esa propuesta belicosa, donde dos bandos se enfrentaban y había que defender nuestra posición mediante el uso de puntos estratégicos donde montar puntos de defensa que nos sirviesen para resistir las continuas oleadas enemigas.

 

La llegada de Toy Soliders: War Chest, profundiza el concepto de los dos primeros juegos con una nueva perspectiva, añadir ciertos elementos novedosos y explotar nuevos recursos gráficos. Todo esto, sirve para un mismo propósito, establecer un nuevo título Tower Defense y pasar horas resistiendo hordas enemigas que harán uso de diferentes unidades para intentar destruir nuestra base, representada, como una caja de juguetes. En cierto modo, bien podían haber hecho algo más acorde con lo que una habitación de un niño representa, pero para las batallas, se ha dispuesto un pequeño espacio ambientado de diferentes maneras para darle, cierto aire distintivo.

81o4iwg9SJL._SL1500__210518_213899

En esto, técnicamente el juego es correcto, si bien, no es excesivamente destacable. Gracioso, pues la ambientación y el concepto promueven cierta simpatía, en cierto modo, evoca esos recuerdos de cuando eramos pequeñas criaturas inocentes con algunas ideas belicosas en la mente y cogiendo de la cintura a esas figuras articulables, creabamos combates que solo nuestra imaginación podía crear. Ahora, en cierto modo, esos combates se hacen realidad gracias a Toy Soldiers, con la particularidad, de contar con algunas licencias de juguetes curiosas, como es el caso de G.I. Joe o He-Man, aunque la adquisición de la licencia por parte de Ubisoft también ha dejado alguna evidencia como la llegada de Assassin´s Creed.

 

Lejos de centrarnos en esto, abordando una estética que intenta evocar algo más que una batalla entre esos muñecos verdes con los pies unidos, la realidad es que las unidades gozan de animaciones propias de cualquier soldado. Siendo así, el juego no pierde del todo su carácter, ya que visualmente todos están diseñados para parecer juguetes. En cierto modo, la diversidad de diseños esta basado en la inclusión de las licencias citadas, de modo que tanto podemos eliminar poderosos y temibles escorpiones como acabar disparando a ositos o hadas mágicas que disparan arcoirises, claro está, nosotros también podremos hacer uso de esas representaciones para confeccionar nuestro ejército.

811ROl9-tXL._SL1500__210524_213905

Claro que a la hora de combatir, ese escenario cerrado sirve para hacer confluir toda la mala leche que los juguetes tienen guardada ante el sinfín de perrerías que sufren, con lo que es evidente que se recrearán batallas encarnizadas donde se combate hasta morir. Es ahí donde el juego puede explotar todo el potencial y donde, en varias ocasiones, sufre en exceso para mantener el framerate. Algo que no se comprende del todo, si bien, la cantidad de enemigos en pantalla puede ser bastante elevada, no debería ser tan exigente para los hardwares. Bien por los efectos visuales, porque el escenario puede destruirse parcialmente, bien por la complicada animación aleatoria que hace que los animados juguetes caigan inertes o despiezados, algo falla cuando se acumulan demasiados objetos, demasiada acción o se gira la cámara demasiado rápido o se elimina zoom.

 

En cierto modo, lo que si se puede observar es que la ambientación es fantástica, visualmente es bastante atractivo, si bien, no destaca por ningún factor en concreto. Claro que, todo esto es un buen fundamento para centrarnos en el concepto que proponen, donde debemos ubicar nuestras unidades en los puntos de defensa, mejorarlas y actuar en consecuencia, pues las oleadas que se suceden irán alternando tipos de enemigos para los que tendremos que emplear unidades concretas. De este modo, dentro de la variedad de piezas que podemos emplear, torretas, antitanques, antiaéreos, bombarderos… debemos combinarlos y mejorarlos en base al dinero recolectado de las muertes que efectuemos nosotros.

TSWC_A_04.0

Y es que no es un simple Tower Defense donde configuramos nuestra estrategia y esperamos, sino que podemos hacernos cargo de la acción y disparar nosotros mismos. Esto confiere al producto cierto dinamismo y sobre todo, mucha acción. De hecho, existe la posibilidad de liberar unidades especiales según el éxito alcanzado en el fragor de la batalla, donde nos meteremos en la piel de esa unidad especial y acabaremos con todos los enemigos que se puedan mientras la pila aguante. Si, he dicho la pila, pues repartidos por el mapa habrán pilas que aumentarán la duración de este personaje en el escenario. Es aquí donde veremos a Ezio o He-Man, si bien, para ello habrá que obtenerlos, pues son extras adicionales.

 

Con esto, la diversidad de la acción se multiplica, siendo un título mucho más inmersivo de lo que parece. Hacer frente a las oleadas de enemigos apostados en una pequeña colina con nuestra ametralladora, dar caza a los bombarderos con el antiaéreo u optar por convertirse en un bombardero y asolar las defensas enemigas, son algo que puede resultar realmente apasionante, si bien, la ambientación proporciona una sensación de inocencia que oculta una gran violencia, pues no deja de ser una batalla a muerte en la comodidad de nuestra habitación. Sin soltar una gota de sangre, eso sí.

maxresdefault

Todo el conjunto está diseñado buscando explotar el más mínimo detalle, si bien, encontramos grandes ideas como establecer a los ejércitos bloqueados en su caja de cartón propia de la tienda, no podemos estar demasiado contentos con el chirriante menú que da bastante grima verlo, intentando basarse en el estilo del comic. Al menos, de este modo, tenemos a la vista todas las posibilidades de juego que ofrece, desde la campaña, al modo multijugador-cooperativo, las batallas semanales y la confección-personalización de nuestro ejército. Aparentemente, tenemos muchas opciones por delante, no obstante, hay algunas cosas que parecen estar preparadas para ser ampliadas en un futuro, más o menos lejano, como es el caso de los tipos de ejército, ya que se echan en falta algunos como los citados soldados americanos con los pies unidos, que son todo un clásico de este juego.

 

Claro está, a la hora de jugar, optaremos por dos clases de partida, la individual o la cooperativa, donde podremos combinar fuerzas y recursos y hacer frente a las invasiones con algo más de garantías. No obstante, la mecánica es idéntica y si bien podemos enfrentarnos, lo interesante es saber defenderse. Es ahí donde podemos ir avanzando, desbloqueando unidades y subiendo de nivel, obteniendo mejoras que harán a nuestras defensas más capaces y obteniendo nuevas tropas canjeando las monedas que obtenemos como recompensa. Ahora bien, las mejoras vienen en algo parecido a los cofres o sobres de cartas, para lo que hace falta una inversión bastante potente, que en el fondo, solo proporciona lo que jugando puedes obtener, dando pie a la inclusión de micropagos para aquellos que sean impacientes.

814xOwtq9vL._SL1500__210512_213893

Cuando hacemos frente a la campaña, observamos que hay un camino en el que se diferencian fases varias, en las que nos enfrentaremos a todos los enemigos habidos y por haber y en donde, incluso, podemos hacer frente a pruebas de supervivencia. No parece excesivamente extenso, pues las pruebas son limitadas, pero optar a conseguir el mejor resultado con el mejor galardón, en base a tareas a cumplimentar, tiene su cosa, alargando la vida del producto y suponiendo un reto continuo a nuestra capacidad. Además, el juego cuenta con una opción que parece estar dispuesta para ir actualizando diferentes pruebas en una sección denominada “Batalla Semanal”, donde cada día hay que superar un determinado reto hasta llegar al final y obtener así, jugosas recompensas.

 

Todo esto es una evolución evidente de un concepto que llegó como una idea fresca. El sorprendente primer título ha ido cogiendo fuerza y convirtiéndose en una referencia dentro de este subgénero de la estrategia. En cierto modo, la adición de ese componente de acción hará más dinámica cada oleada, y no es que resulte más sencillo hacer frente a los enemigos, si bien, factores como sacar el héroe dependerá de nuestra eficacia, no de cómo hayamos organizado la defensa. Bastante diverso, muy divertido y apasionante, meterse en la batalla nunca había resultado tan inocente como lo que ha conseguido Toy Soldiers: War Chest con una colección de juguetes, que podría ser mayor y, en cierto modo, más adecuada que usar a StarBright y los arcoírises, pero tiene su punto.

 

Al fin y al cabo, es estrategia, y como tal, se explota de forma adecuada y también resulta bastante atractiva, no obstante, algunas carencias técnicas y que no parece ser extremadamente revolucionario en el apartado técnico, podrían suponer ciertas pegas a una experiencia de bajo coste y que proporciona bastantes horas de duración. Si te gustaron los anteriores, es obvio que este es más de lo mismo mejorado, si no, es un título que sorprende e invita a pasar muchas horas de violencia comedida.

 

Lo Mejor:

Divertido, apasionante y lleno de acción “inocente”

Lo Peor:

Parece escaso en opciones y diversidad de tropas

Toy Soldiers: War Chest

APARTADO TÉCNICO - 75%
ARGUMENTO/AMBIENTACIÓN - 82%
JUGABILIDAD - 81%
DURACIÓN/REJUGABILIDAD - 82%

80%

Regresan los juguetes más belicosos con una entrega que aportará no solo ese componente estratégico sino también mucha acción. Interesante y variado, no obstante, da la sensación de que se han guardado contenidos, sino, se dejará notar y comprometerá la duración.

User Rating: Be the first one !

Sobre Gref

Pasó su tierna infancia traumatizado con un Amstrad Cpc 464, y retomó su cordura con una grandiosa Megadrive... De ahí se convirtió a la secta del PC, pero se redimió adoptando todas y cada una de las máquinas que aparecieron posteriormente. Actualmente vive debajo de un puente debido a la falta de espacio de su hogar.
A %d blogueros les gusta esto: