jueves , 20 enero 2022

Review: Star Wars Battlefront

Por M.A. Pernia

FICHA TÉCNICA

Fecha de lanzamiento: 19/11/2015
Plataformas: Xbox One, PS4 y  PC
Género: Acción-Shooter
Producción: DICE
Distribución: Electronic Arts
Precio: 69.99-119.99 €
Jugadores: 1-32
Formato: Digital-Físico
Voces y Textos: Castellano

 

Soldado en la Guerra de las Galaxias

Hace muchos años en unas plataformas que pasaron a la historia, Pandemic Studios y LucasArts lanzaron al mundo una propuesta que permitía jugar a varios jugadores en batallas estelares basadas en la licencia cinematográfica más famosa de la historia. Desde aquellos tiempos el regreso de la saga Battlefront ha sido el sueño de muchos usuarios, que recordaron aquellos tiempos donde el multijugador transcurría en una habitación porque no había modo online. Electronic Arts y DICE han hecho volver la licencia, con una propuesta avalada por el estudio responsable de la licencia Battlefield.

SWBattlefront (6)
Star Wars es una de las licencias y ambientaciones más conocidas del mundo, teniendo a su estela un sinfín de fans incondicionales que arden en deseos de disfrutar de nuevas experiencias basadas en este universo. En un año clave, pues la nueva película se estrenará el mes que viene, la llegada de Star Wars Battlefront es una gran noticia para los incondicionales de la Fuerza, quienes podrán entrar en batalla en una nueva propuesta que nos trasladará a ese universo. Un título repleto de acción que seguramente sirva como una propuesta que satisfaga a los fans, pero, ¿sucumbirá al lado oscuro?

 

La realidad es que Star Wars Battlefront no empezó con buen pie para muchos usuarios al confirmarse que no incluiría ningún modo argumentado que enlazase batallas en lo que podría interpretarse como una campaña, siendo un elemento que supuso un motivo de discrepancia. Del mismo modo, la expectación sobre el producto cuando fue presentado era muy elevada, más considerando las “promesas” que Pandemic Studios hizo cuando se propuso lanzar un nuevo título que no llegó a ver la luz. Y es que todos se quedaron con las ganas de poder ir de una nave a otra y seguir combatiendo, pero ese proyecto es agua pasada y lo que DICE ha traído es lo que tenemos.SWBattlefront (4)

Star Wars Battlefront ha buscado escapar de la larga sombra que DICE proyecta con Battlefield. Claro que, solo con escuchar la música, la sintonía de John Williams de La Guerra de las Galaxias, los sentimientos afloran y los pelos se ponen de puntas. Una estética muy sencilla que recoge todos los modos de juego que dispone el juego, desde los modos meramente multijugador, hasta los modos cooperativos, entre los que podemos encontrar misiones concretas o un modo supervivencia basado en hordas cada vez más difíciles. Ahí reside la diversidad de opciones, si bien, dentro de los modos multijugador es donde encontramos un buen catálogo de modos de juego, que van desde capturar al droide, dominar el mapa, batallas de naves o un deathmatch por equipos. En el fondo, quien no quiera ver similitudes con los modos de juego de Battlefield, lo tiene crudo.

 

Si bien el modo entrenamiento puede servir, a duras penas, para dar a conocer los procedimientos de acción en diferentes modos de juego, podemos observar que no existe una gran variedad, no obstante, sirve para conocer mejor las mecánicas en un modo que nos invita a superar ciertos retos. De ahí, pasar por las misiones y disfrutar de una IA que tiene momentos de luces y sombras en su oposición a nuestro avance, también servirá para ir conociendo el potencial de las cartas, las cuales, permiten utilizar ciertos poderes o consumibles, que bien compraremos en la tienda o bien cogeremos durante la partida. Esto se traslada a cualquier modo de juego, desde las naves, que introducen al jugador en un escenario para destruir a los enemigos y evitar que sus naves escapen, hasta los diferentes modos de juego que podemos encontrar en cualquier shooter basado en la experiencia competitiva.

SWBattlefront (1)

A la hora de abordar la acción, lo que hace referencia a la experiencia, nos exponemos a una batalla realmente intensa en mapas bastante grandes, donde si en ocasiones nos encontramos más solos que la una, no será raro que reaparezcamos, una vez muertos, en un lugar donde está el enemigo y muramos otra vez. No obstante, cuando entramos en batalla, las mecánicas introducidas con esas cartas, incluso con la posibilidad de invocar a uno de los héroes de cada facción, resulta realmente atractiva. Es un pequeño cambio que permite explotar mejor ciertas habilidades que son propias de esta licencia y que no se pueden aplicar a un juego de corte bélico como Battlefield.

 

Una vez controladas estas mecánicas, tenemos ante nosotros un título que demuestra que sabe como abordar una temática concreta, la de Star Wars. Y es precisamente este aspecto el que permite que Star Wars Battlefront marque una gran diferencia con otros, si bien, encontrarse envuelto en estas batallas resulta realmente fascinante. Bien por cómo rinde el motor Frostbite, siempre espectacular, que permite sentirnos dentro de la acción, por una construcción minuciosa y detallada de los escenarios, así como por el apartado sonoro, envolvente y sobresaliente. Es un homenaje a Star Wars, donde somos protagonistas de una acción que no cesa, donde el sistema de progresión invita a continuar, donde los objetos que debemos adquirir para mejorar nuestro soldado están ahí para proseguir las batallas. Incentivos típicos de otros juegos, que ganan cierto carisma gracias a la ambientación.

SWBattlefront (2)

Pero Star Wars Battlefront es un juego que muestra unos límites extremadamente marcados. Nadie puede negar que un juego multijugador puede ofrecer infinitas horas de acción, siempre y cuando no de la sensación de estar haciendo lo mismo y esto permita a los más “vivos” adoptar estrategias imparables. Claro que, si tenemos que hacer alusión a como evitar esto, la variedad de posibilidades es algo que prima a la hora de exponer un juego de esta índole, marcado por la ausencia de una campaña que aporte más. La escasez de mapas es abrumadora, casi insultante, donde lugares emblemáticos se ausentan para trasladarnos a planetas como Hoth, Endor, Tatooine y Sullust, dando hasta 12 mapas. Su representación es fantástica, pero la ausencia de otras muchas ubicaciones características de la saga hace comprender que los DLC serán cuantiosos. No obstante, que no se encuentren lugares como La Estrella de la Muerte, es simplemente penoso. Todavía más grave es encontrarse con que el futuro incluirá DLCs con más mapas de los que trae el juego, para hacérselo mirar.

 

A la hora de jugar, la acción es atractiva, la presencia de iconos de la licencia sume al jugador en éxtasis, pero la sensación de que está todo descubierto a las pocas horas y que solo queda jugar y jugar por mera diversión, es algo muy arriesgado, más para un título que, salvo la ambientación y algún modo de juego sacado de la chistera, que no es protagonista ni popular, no deja de ser lo mismo que aportaba Battlefield. De hecho, se destapa otro elemento que es cuestionable, dando la sensación de que el juego se creó para ser un shooter en primera persona, la presión de sus predecesores obligó a incluir la vista en tercera que es ineficaz y pone de manifiesto que no han cuidado bien este apartado.

SWBattlefront (3)

Ahora bien, añadiendo excesiva diversidad a un bando y relativamente escasa a otro, llama la atención que hayan trabajado tanto en aportar animaciones inútiles para el juego, que se pueden equipar, mientras que posteriormente, en plena acción, no se puede decir que de la sensación de que las animaciones están bien cuidadas. No obstante, el conjunto de la experiencia es pobre, ofreciendo un escaso catálogo de armas, que puede ser lo que hay, cuyas diferencias no son demasiado representativas si hacemos alusión al sistema de autoguiado existente. Resulta más fácil matar, con tan pocos mapas es fácil encontrarse emboscadas con camperos, el tema de las cartas es algo que no se sabe bien si puede suplir otro tipo de gestión de arsenal personal, si bien, incluyendo las habilidades especiales, confieren al título un dinamismo complicado de equilibrar para un jugador, pero que puede ser satisfactorio en general. Aún así, la pobreza generalizada es lo que marca a este juego incapaz de ofrecer un producto al nivel de una licencia como Star Wars. Esta ambientación puede parecer, en un primer instante, como algo  realmente fascinante y puede incentivar a seguir jugando, repitiendo, iterando en mecánicas donde el equilibrio está logrado, pero que pierde fuerza de forma constante con los más exigentes, incluso, para los fans de la licencia que ven cómo se ha perdido una oportunidad manifiesta..

 

Y es que a la larga, para aquellos que no sean afines a los shooters en primera persona, porque es lo que prevalece en Star Wars Battlefront, este juego es una propuesta muy limitada. Un homenaje multimedia e interactivo de Star Wars, no obstante, lejos de abogar por una experiencia realmente diferente a lo que otros shooters proponen, son pequeños detalles los que convierten a Star Wars Battlefront en algo atractivo, las diferencias  referidas a elementos ambientales y poco más. Ausencias marcadas para una experiencia repetitiva que resulta obvia desde el momento que se entra en el menú, donde la escasez de misiones para modos cooperativos o de supervivencia, ahondan en una crisis de opciones que dirige al jugador a una experiencia clónica. Se esperaba más y ofrece, más bien poco.

SWBattlefront (2)

Lo Mejor:

  • La ambientación, lo es absolutamente todo.

Lo Peor:

  • Salvo por las batallas de naves, es Battlefield disfrazado

 

Star Wars Battlefront

Puntuación Final - 70%

70%

Un homenaje a Star Wars, que atrae por su ambientación, introduciéndonos en una acción impresionante, pero no es más que un shooter, un Battlefield disfrazado, con pocos mapas, pocas opciones de diversificar la acción. Monótono, con un matchmaking penoso, el sistema de cartas para las habilidades no culmina una propuesta demasiado pobre.

User Rating: Be the first one !

Sobre Gref

Pasó su tierna infancia traumatizado con un Amstrad Cpc 464, y retomó su cordura con una grandiosa Megadrive... De ahí se convirtió a la secta del PC, pero se redimió adoptando todas y cada una de las máquinas que aparecieron posteriormente. Actualmente vive debajo de un puente debido a la falta de espacio de su hogar.
A %d blogueros les gusta esto: