sábado , 22 enero 2022

Review: Rugby World Cup 2015

portada

Por M.A. Pernia

Fecha de lanzamiento: 04/09/2015
Plataformas: Xbox One, Xbox 360, Playstation 4, Playstation 3, PC
Género: Simulador Deportivo
Producción: Big Ben Interactive
Distribución: Badland Games
Precio:  49,95 €
Jugadores: 1-2
Formato: Digital-Fisico
Textos: Castellano
Voces: Inglés

El mundial de rugby en tu casa

No son pocos los juegos deportivos que llegan cada año, si bien, dentro de las típicas disciplinas deportivas se van colando nuevas, como es el caso del rugby. En un año especial, pues se celebra el Mundial en Inglaterra, Big Ben Interactive se pone las pilas para ofrecer un producto que se aproveche de este certamen y que cumpla con los fans de este deporte que, como norma, no tienen muchos títulos para disfrutar. Un nuevo título de Rugby World Cup, con la esencia del mundial, ¿cumplirá?

Todos los años abordamos licencias como FIFA, NBA, NHL o NFL, si bien, existen otros deportes que suelen ofrecerse a través de iniciativas más modestas, como bien puede ser el Tour de Francia o, como es el caso, el rugby. Big Ben Interactive es el poseedor de una licencia que ha venido explotándose estos últimos años, manteniendo una periodicidad que ha permitido tener cierta hegemonía, sobre todo, monopolizando las consolas de nueva generación, que este año recibirán otros títulos de esta disciplina deportiva. Es por esto, y por la celebración del evento deportivo más importante para el rugby, junto a la celebración anual del 5 Naciones, donde las selecciones se enfrentarán por este importante trofeo, que es el centro de la acción que deparará este título.

Rugby World Cup 2015 (4)

Es precisamente por esto que en Rugby World Cup 2015 se describen las selecciones nacionales que participarán en el Mundial, sin añadir ninguna más. Tal como vieron la luz aquellos títulos de EA Sports basados en el mundial de futbol, apenas se puede salir de este certamen para abarcar otras posibilidades, ni clubes, ni 5 naciones, solo se incluye el mundial. Esto puede dar una primera sensación de dejadez, de un producto muy limitado a una experiencia demasiado concreta que solo podemos diversificar con una escasa propuesta de opciones, como partidos rápidos o torneos personalizados. Claro está, con una lista muy limitada de equipos participantes, donde por ejemplo no está España, el juego parece no ser una propuesta demasiado diversa.

 

Pero no es solo la falta de selecciones nacionales presentes, con tan solo entrar en el juego se puede denotar que se ha desarrollado con una dejadez importante. Dentro de las diversas licencias deportivas que tienen su representante virtual en las diferentes plataformas, la inclusión de una base de datos completa suele ser un aspecto que se lleva a cabo como una rutina. Habiendo pocas selecciones, con plantillas inamovibles salvo por un editor, resulta descorazonador que habiendo un espacio para ubicar una fotografía de cada uno de los jugadores, esta muestre un avatar vacío. Otra pista que denota que este juego no va a ser un producto redondo, es más, comienza a destapar que es un juego hecho sin ganas, como un copia y pega.

Rugby World Cup 2015 (2)

Intentando abarcar cierta profundidad de opciones, que no las hay, otro aspecto que denota una dejadez abrumadora es el tutorial. El rugby es un deporte cuya base es simple, pero ahondando resulta ser extremadamente complicado y estratégico. Con esto, un tutorial para aprender a jugar, o al menos, adaptarse a posibles novedades de juego, practicar el pase o las diversas circunstancias de juego, como el ruck, las melés o los saques de banda, regates o estrategias de ataque y defensa, se resumen en una serie de capturas donde especifican que botón sirve para hacer que cosa. Los expertos y seguidores de este deporte pueden encontrar esto suficiente, no obstante, cualquiera que no tenga conocimientos amplios o, simplemente, quiera acceder a este espectacular deporte de contacto, no entenderá absolutamente nada. Si que posteriormente se puede acceder a una zona de práctica, limitada a un par de cosas, donde tampoco se explica nada y resulta desconcertante. Práctica libre y ¿aparece un jugador que puede correr y pasar al vacío? poco se puede practicar ahí.

 

Sin más opciones que jugar el Mundial de Rugby o practicar en un partido rápido, comenzamos a experimentar un juego que parece más cercano a las opciones que ofrecían aquellos juegos del mundial de fútbol de Francia del 98 que a un título deportivo de esta generación. Escaso, muy escaso, si bien, es más preocupante que ante esta escasez, las presentaciones y explicaciones estén totalmente ausentes. No hay secuencias, no hay vídeos, una simple transición mediante una pantalla de carga en la que, si acaso, suelen aparecer pequeñas fracciones de esa gran instantánea del tutorial explicando algunos movimientos y técnicas a emplear. Algo que sería un buen ejemplo para explicar que este juego debería tener más mimo con lo que representa, es que no hay una secuencia de la haka, típica en la previa de cada partido de Nueva Zelanda. Esto no sería una novedad, pero su ausencia es clave para ir sacando conclusiones.

Rugby World Cup 2015 (3)

Comenzar el partido es darse cuenta de que no se ha considerado ningún detalle adicional que incentive la propuesta, que lo ayude a ambientar en una cita tan importante como es un mundial, que resulte atractiva y haga ver la calidad del producto. En cierto modo, esto puede hacer sospechar que Rugby World Cup 2015 no da la talla. Efectivamente, no veremos ninguna secuencia que acerque al primer plano a ningún jugador, todos se ven desde la lejanía donde la única cosa que les diferencia, es el número de la camiseta y, si cabe, el peinado o accesorio. Todos corren de la misma forma, salvo por la velocidad, pues un central no corre como un ala y se evidencia en una diferencia mínima en su tamaño, pero sobre todo en su velocidad y fuerza a la hora de impactar.

 

A la hora de jugar, todo se transforma en un trámite lamentable que nos permite abordar defensa y ataque con las continuas intercepciones del juego, rucks y a seguir. Ahí es donde podemos matizar algunos aspectos interesantes, pues, a la hora de hablar de dificultad, podemos observar que salvo en nivel fácil, el resto de niveles exige un dominio de esta disciplina importante si bien, las secuencias QTE de las diferentes acciones se complican en exceso, descubriendo, un problema grave que afecta a la sincronización de eventos en pantalla y su control. Cuando se inicia alguna secuencia y se procede a efectuar el movimiento necesario para mantener la posesión, o incluso para robarlo, se puede observar que en el nivel más sencillo a la IA le cuesta alcanzar el progreso, pero para cuando aparece la barra en otros niveles de dificultad, ya ha terminado. Esto imposibilita y frustra muchísimo, si bien, los jugadores se convierten en feroces bestias y tácticamente juegan aplicando bien los conocimientos necesarios para hacer valer estas descoordinaciones en la ejecución de comandos para seguir abusando de ellos, pues si lo del ruck puede ser grave, lo del saque de banda es de juzgado de guardia, sin contar con el lanzamiento a palos tras el ensayo, que simplemente, hay ocasiones en las que funciona como quiere.

Rugby World Cup 2015 (1)

Por eso, si visualmente está más que obsoleto, prácticamente es un producto pobre, que intenta desviar la atención de los usuarios careciendo de la mayor parte de las animaciones que dotaría de cierta espectacularidad a este título, si su jugabilidad es pobre y el control es impreciso, donde a veces el lío que se origina con una IA que se mantiene siempre atrás, incluso cambiando la táctica de ataque, limita mucho cómo progresar. Pensar en dar una patada adelantada para que algún compañero de equipo pueda atraparla corriendo más que la línea defensiva y anticipándose al zaguero, es simplemente, imposible. La precisión de la patada influye, pero que ningún compañero corra a tiempo y siempre esté esperando un pase a la mano, a una distancia exagerada, limita la experiencia. Y además, puede resultar muy frustrante contra la dificultad elevada, pues antes de que nos demos cuenta, se han anticipado al pase que va hacia atrás, pero muy hacia atrás.

Rugby World Cup 2015 (5)

El principal problema es que Rugby World Cup 2015 no es el primer título que hace Big Ben, y cada título que hace recuerda más al anterior. No obstante, si técnicamente el juego es paupérrimo, la cantidad de opciones de juego brilla por su ausencia y la experiencia de juego es frustrante, casi podemos agradecer que lo único que permita sea jugar el mundial, algo que, simplifica el trauma si nos parece suficiente castigo tener mostrar interés por un deporte diferente al convencional. Es más, algo realmente sorprendente es que esta propuesta, con tantas opciones como una demo, menos que los juegos arcade, sea considerado un título retail a un precio un poco por debajo de las grandes superproducciones. Así no extraña que las desarrolladoras se impliquen con las cuatro licencias de siempre, sin productos de calidad no se incentiva a la comunidad de seguidores a buscar otros deportes.

 

Lo Mejor: ¿Que no ocupa demasiado espacio en el disco duro?

Lo Peor: Es un despropósito en todos los aspectos, incluído su precio.

 

APARTADO TÉCNICO - 40%
ARGUMENTO/AMBIENTACIÓN - 30%
JUGABILIDAD - 40%
DURACIÓN/REJUGABILIDAD - 30%

35%

Los amantes del rugby deberían llorar desconsolados, pues pocas son sus opciones de jugar, aunque este año habrá más. Pero Rugby World Cup 2015 es un producto engañoso, casi fraudulento, que copia y sigue con un juego que era obsoleto el año pasado y lo ridiculiza poniendo un logo del mundial que debería ser un incentivo para hacer un producto mucho más adecuado. Un despropósito de juego que es mejor obviar.

User Rating: Be the first one !

Sobre Frankie MB

Adultescente. Mi historia y la de los vieojuegos siempre ha ido en paralelo. Fanático de los VS. Fighting en general y en especial de la saga de Street Fighter. Como en las películas de acción, un buen juego arcade está a la altura de su Final Boss.
A %d blogueros les gusta esto: