jueves , 20 enero 2022

Review Need For Speed

Fecha de lanzamiento: 5/11/2015
Need_for_Speed_2015

Plataformas: PS4, PC, Xbox One

Género: Velocidad/Conducción

Desarrollo: EA Ghost Games

Distribución: Electronic Arts

Precio: 64,99€

Jugadores: 1

Formato: Descargable y físico

Textos: Castellano

Voces: Castellano

Online: Hasta 8 jugadores (obligatorio)

REBUJITO FOR SPEED

Dos años se ha tomado de descanso la saga de velocidad por excelencia de Electronic Arts, 24 meses desde que Rivals fuera el primer juego en lanzarse para las actuales consolas (y también para las anteriores). Durante ese periodo Ghost Games han tratado de lanzar un juego que convenciera a todo el público objetivo de Need For Speed, y por ello han creado un Frankenstein que trata de aglutinar cada aspecto mínimamente querido por los fans.

Need for Speed™_20151112113350

Sin coletilla tras el título de la franquicia, NFS puede dar la sensación de ser un reboot pero cuando una saga realiza juegos independientes unos de otros no se puede denominar como tal. Esta nueva entrega aúna el tunning, el mundo abierto, las carreras ilegales, la personalización, una historia que contar, diferentes estilos de conducción, la destrucción traída por Criterion y manteniendo el espíritu arcade de la marca, pero como quien tanto abarca poco aprieta, se queda a medio gas en casi todo.

Ojo, no hablamos de una mala entrega, al contrario, es un juego divertidísimo pero le falta ese toque particular que tuvieron ciertas iteraciones y que los han convertido en juegos memorables para el fan. Como explicaré a continuación, el balance entre errores y aciertos muy probablemente de un equilibrio, pero habrá pocas cosas que se nos queden grabadas en la memoria tras el paso de unos años. Comencemos a destripar a desmontar la carrocería de Need For Speed.

LA CUCHIPANDI DEL MONSTER

Una de las principales características de esta entrega es sin duda su historia, no por lo bien guionizada ni apasionante que pueda resultar, sino por lo característico de su desarrollo y presentación. Se han  utilizado actores reales para la inserción de vídeos como si de una película interactiva se tratase, y el resultado aunque es muy espectacular nos deja un tanto fríos.

Como trama no tiene ningún giro argumental y su interés es más bien escaso más allá del avanzar para desbloquear nuevos eventos en los que descargar adrenalina y demostrar nuestra valía. Si a eso le sumamos el carácter excesivamente blanco de sus personajes y situaciones, tenemos una historia muy poco creíble.

Need for Speed™_20151111110428

Supongo que la saga Fast and Furious ha sentado unas bases en las que mirar todo aquello que tenga que ver con el mundo del tunning y las carreras ilegales, por tanto uno se espera que la ilegalidad vaya más allá de saltarse algunas normas de tráfico. En Need For Speed nuestros personajes no toman alcohol (si bebes no conduzcas), sólo Monster (menudo marketpleace se marcan) y café; no sueltan ni un solo taco; hablan con palabras molonas; no discuten ni se pelean; no existe el robo de vehículos; y la enfatización de la amistad estará constantemente presente. Aunque en la caja, el PEGI nos indique para mayores de 12 años, lo podría jugar o ver cualquier menor sea de la edad que sea.

Terminarás hasta el gorro de Spike, Manu, Amy, Robyn (mucho insinuar para nada) y Travis, y los momentos que esperas durante todo el juego con los famosos Ken, Magnus, Nakai y Morohoshi San o los Risky Devils, quedan muy desangelados porque son aún peores actores que los verdaderos. Además que la dificultad que nos propone la IA le resta mucho peso a la importancia de correr contra estas figuras del tunning.

ALWAYS ONLINE… ¿PA´ QUÉ?

Pero a pesar de que su historia sea insustancial, no es la peor decisión que ha adoptado Ghost Games y EA, el inexplicable “siempre conectado” de NFS no tiene justificación ninguna. Os pongo en situación.

Para poder jugar al juego necesitáis estar online permanentemente o de lo contrario el juego os devolverá al menú y tendréis un bonito pisapapeles pero muy caro. En la época actual esto no debe ser una traba, casi todo el mundo tiene conexión a internet en casa y esta no es muy exigente, pero el problema es cuando lo haces sin justificación ninguna. El juego no da ninguna explicación posible del porque necesito estar online, y aquello que propone como multijugador bien podría ser un apartado extra como en casi todos los juegos.

Need for Speed™_20151117101911

Cuando iniciamos partida nos crea una sala con otros 7 jugadores, que rondaremos por el amplio mapa cada uno realizando sus misiones de historia. En ciertos momentos os cruzaréis y si queremos podemos desafiar al otro jugador con solo situarnos detrás y apretar R1 (en PS4). Lo cierto es que poco más podemos hacer salvo estorbarnos los unos a los otros, en más de una carrera me he cruzado con otro jugador que ha provocado que me estrellase perdiendo la misma, por no hablar de algún que otro kamikaze que parece que su diversión es fastidiar a lo demás. Además canta mucho cuando estamos realizando un evento y otro jugador ha comenzado el mismo ya que encontraremos una situación similar en el mismo punto (derrapes en grupo, carrera por el primer puesto), lo cual hace pensar que ya que compartimos el mismo mapa se podrían hacer las carreras conjuntas y dar algo más de vidilla al reto (porque como he mencionado antes la IA es nula).

Otra situación que se podría haber creado con esta conexión permanente hubiera sido la de interactuar los jugadores de una misma sesión en la partida del otro, aprovechando el sistema de reputación que propone el juego se podría haber creado una intrahistoria entre los propios jugadores por ver quién es el mejor de Ventura Bay, pero ni lo intenta el juego. Además los marcadores online que nos propone por eventos son sólo para nuestros amigos y no influyen para nada los que estén en la sesión con nosotros.

En definitiva compartimos el mapa con otros siete jugadores más pero esto no influye para nada salvo para estorbarnos. Otro gran problema que conlleva esta decisión del “always online” son los mantenimientos de servidores del propio juego, ya que en innumerables partidas me he topado con un aviso de que en x minutos se realizaría uno y me expulsaba de la partida estuviera por donde estuviera. Por suerte no es definitivo y una vez vuelves al menú te introduces en otra sesión de juego y continúas, pero es cierto que aunque estés en plena carrera te expulsa.

ARCADE POR ENCIMA DE TODO

La saga Need For Speed es eminentemente arcade y esta nueva entrega lo lleva hasta el fin de sus consecuencias. No existe el cambio manual, los daños producidos en el coche por los golpes son meramente estéticos (a pesar de que se nos indica constantemente que podemos volver al garaje para repararlos) y el manejo es muy accesible para cualquier jugador que se adentre en él. Solo nos pone una condición, y es decidir que estilo queremos tener: derrape o velocidad. Para ello podremos modificar la mecánica de nuestro coche, inclinándola más hacia el drift o la velocidad punta, pero todo de una manera sencilla y accesible, porque NFS quiere ser un título amable para todo el público que se quiera acercar a él.

Need for Speed™_20151111153212

Esta “amabilidad” conlleva que la curva de dificultad no llegue a alcanzar cotas imposibles, yo mismo no me considero un jugador ávido en juegos de conducción (más bien bastante manco), y no me ha resultado especialmente complicado acabar todos los eventos cumpliendo los objetivos.

La personalización estética es bastante variada y es donde radica uno de sus mayores atractivos. El jugador que busque crear un coche a su medida dispone de un editor tanto para piezas como diseño bastante profundo e intuitivo. Eso sí, la cantidad de coches (51) se antoja algo escasa y entre ellos nos toparemos con auténticas “tartanas” que serán todo un reto hacer pasar por coches propicios para una carrera ilegal.

Need for Speed™_20151111115142

A nivel de duración hablamos de un juego que en superar su “historia” nos llevará unas 20 horas, ampliables con coleccionables como fotos en miradores, piezas extra para los coches, realizar donuts en ciertas zonas o superar a coches muy específicos. Se puede sumar como añadido el tratar de superar los tiempos de nuestros amigos y realizar los desafíos diarios que nos proponen.

En NFS todo suma, y de esa manera la obtención de puntos de reputación y dinero será bastante sencilla y fácil para ir avanzando por el juego. Estos puntos de reputación se basan en varias vertientes: Velocidad, Estilo, Equipo (realizar trenes de derrape), Forajido (hacer el cabra básicamente y huir de la policía) y Tuneado (sacar el mayor rendimiento a nuestra personalización mecánica). Con los puntos iremos subiendo el nivel de nuestro personaje y esto nos dará acceso a nuevos eventos y piezas que comprar para nuestros coches. El dinero a su vez se consigue terminando eventos (sprint, derrapes, yinkanas, trenes de derrape, carreras por puestos) en función de nuestra posición o si superamos el reto propuesto, pero es bastante fácil amasar un buena fortuna y por tanto conseguir rápidamente los coches más codiciados (sólo podremos tener 5 en nuestro garaje).

Need for Speed™_20151112122012

Need for Speed™_20151113153003

Destacar que EA ya anunció que el juego se iría ampliando con actualizaciones futuras y gratuitas, por tanto cabe pensar que NFS tendrá más vida en un futuro a pesar de su end game tan escaso. Pero a día de la publicación de este análisis no podemos aventurar cuanto ni como.

En resumidas cuentas, estamos ante un juego arcade sin complicaciones, con un nivel de progreso y una curva de dificultad amistosos para todo tipo de jugador (el más experto tal vez se pueda aburrir), con una personalización que otorga cierta profundidad e influenciado en demasía por el requerimiento de estar siempre conectado y una historia poco interesante. Pero no todo acaba aquí….

El verdadero músculo de NFS radica en su belleza y puesta en escena, gracias al Frostbite se nos presenta un apartado gráfico que nos dejará boquiabiertos. Su gameplay roza el fotorrealismo, con un excelente uso de la iluminación y los efectos así como unas texturas detalladísimas. Es sorprendente ver como pasamos de una escena grabada con actores reales al propio juego sin notar apenas diferencia o como se incluye nuestro coche tal cual en las mismas.

Eso sí, todo esta muestra de poderío esconde ciertos trucos. El primero es que todo transcurre de noche, lo cual oculta posibles defectos y enriquece el resultado final. El segundo y aparándose en lo primero, la poca vida de Ventura Bay (la ciudad inspirada en Los Ángeles) que deja como resultado poca circulación de coches (también para ayudar a la conducción en las carreras) y la inexistencia de peatones realizando su vida. Aún así el resultado gráfico que se nos presenta es apabullante y merece toda mi admiración. La única pega que debo añadir es la no inclusión de una vista desde el interior del vehículo, ahorrándose así los diseñadores la creación de interiores y salpicaderos, la excusa de no ser compatible con volantes no resulta muy gratificante.

A nivel sonoro contamos con un soundtrack con la electrónica como base principal, con artistas de campanillas dentro del género, y una selección bastante atractiva y muy bien introducida en momentos de máxima velocidad. Los sonidos de los coches son bastante genéricos, y otros títulos presentan una mayor cercanía al realismo pero como juego de conducción arcade que es tal vez ni lo busque.

LO MEJOR

  • Su imponente apartado gráfico, con un fotorrealismo que roza lo real y que mezcla muy bien las escenas pregrabadas con actores reales y el propio gameplay.
  • La personalización para los locos del tunning, con muchas variantes y posibilidades.
  • El anuncio de la llegada de contenido adicional gratuito que alargará la vida del juego.

LO PEOR

  • El requerimiento obligatorio de una conexión permanente, más cuando el juego no da razones para ello.
  • Lo amable que trata de ser con todo tipo de jugadores, presentando un desafío escaso y resultando excesivamente sencillo de completar.
  • La poca variedad de coches, aunque esperemos que sean ampliables con los DLC gratuitos anunciados.

NEED FOR SPEED

PUNTUACIÓN GENERAL - 80%

80%

Ghost Games ha tratado de agradar al mayor público posible de la saga Need For Speed, trayendo de vuelta el tunning pero manteniendo otros aspectos de anteriores entregas para no defraudar a nadie. El problema es que se queda a medio gas en casi todo, resultando un título excesivamente sencillo y poco desafiante. Aún así estamos ante un juego muy divertido y que nos presenta un apartado gráfico que dejará abierta más de una boca. No le ayuda la decisión de requerir conexión permanente sin justificación jugable alguna.

User Rating: Be the first one !

Sobre Salvador Vargas Ramírez

Crecí con un Amstrad CPC 6128 en las manos, Mega Drive fue mi primera consola, bajé escalones con un Spectrum ZX 128K para dar un salto al PC... Tras overclokings y mods, PlayStation me poligonizó y desde entonces hasta ahora abrazo cualquier cosa que tenga un pad.
A %d blogueros les gusta esto: