jueves , 20 enero 2022

Review. FIFA 17

Plataformas: XBOX ONE, PC, PS4image

Género: Deportivo

Desarrollador: EA Sports

Distribuidor: Electronic Arts

Lanzamiento: 29/09/2016

Precio: 69,99€

Número de jugadores: 1-4

Online: Si

Voces/Texto: Catellano (salvo en El Camino)/Castellano

ASUMIENDO RIESGOS

Cada año por estas fechas nos llega la ristra habitual de juegos deportivos de las diferentes competiciones que comienzan. Si hay un deporte que predomina en nuestro país es el fútbol, y por tanto FIFA y PES son los reyes en este mes y durante los siguientes en cuanto ventas se refiere. La saga de Electronic Arts lleva casi una década dominando el mercado con mano dura y paso firme, a pesar de ello siempre se le achaca la poca mejoría de sus juegos por parte de quien no los rentabiliza durante el año que va entre uno y otro. Puede que no les falte razón, y que los “locos” que invertimos los 70 pavos anuales en nuestra dosis de fútbol nos cegamos con dos o tres mejoras y la actualización de plantillas. Sin embargo este año, ni siquiera esos críticos tendrán motivos para la queja, ya que EA Sports entrega su FIFA más arriesgado en años.

Ya en 2013 coincidiendo con el cambio de generación se llevó a cabo el cambio de motor al Ignite, aunque para ser sinceros salvo algunos aspectos se notó poco. En FIFA 17 el cambio es brusco, y EA pasa a implementar en otras de sus sagas el motor gráfico que se ha convertido en la piedra angular de todo su imperio: el Frostbite. El engine creado por DICE es digno de admirar, pues lo mismo te sirve para un Mass Effect, que para un Need for Speed, que para Battlefield, y ahora se acopla como un guante a FIFA.

Pero por si no fuera poca innovación un cambio jugable y gráfico tan drástico, también se atreven a introducir un modo historia que ya era demandado desde que NBA 2K lo introdujera hace ya algunos años. Por tanto son muchas las novedades a comentar, comencemos.

POTENCIA SUECA AL SERVICIO DEL ESPECTÁCULO

Aunque en Nosologamer acostumbramos a dejar el aspecto técnico para los últimos compases de nuestras reviews, en este caso vamos a hacer una excepción. Básicamente porque el gran cambio a reseñar viene por esta vertiente. FIFA 17 cambia su motor gráfico, algo que siempre puede causar algún desajuste, desestabilizar al jugador acostumbrado año tras año o incluso ser impedimento para la parte competitiva y de e-sport del título. En esta ocasión parece que el trauma no existe y que la transición se ha llevado a cabo con naturalidad y buen oficio.

_89957039_6275953e-86ec-493e-ae88-740091a3b39a

Frostbite es un motor visualmente muy espectacular, y de este incremento visual se ve beneficiado cada juego al que se incorpora. Ya en Need for Speed nos sorprendimos con esa transición imperceptible del vídeo al gameplay, o en Battlefront del fotorrealismo que desprenden los escenarios. En FIFA no se llega a tal nivel visual pero la mejora es perceptible incluso en los primeros compases.

La primera nota de la influencia de su uso la notamos en todo lo que rodea al partido, es decir la previa. Esa entradilla de los jugadores al campo, el pasamanos, el público, etc., lucen como nunca. El movimiento de las camisetas, los gestos de los jugadores, la iluminación o las partículas son sólo algunos de los efectos que nos asombrarán con su mejora. Además se ven nuevas animaciones y cosas curiosas como que dos jugadores de la misma selección se saluden de manera especial al jugar con sus equipos.

¿Y en qué mejora en el partido? La primera impresión que nos podemos llevar si vemos un vídeo random es que no ha variado nada, la primera impresión es casi imperceptible con la cámara por defecto. Pero es cuando nos ponemos a los mandos y pasan las jugadas y los minutos cuando el Frostbite pone en marcha su magia. Y para mayor disfrute visual os recomendamos encarecidamente utilizar la cámara dinámica.

Las mejoras se notan en el peso del jugador y su interacción con todo lo que le rodea. No nos toparemos con esos movimientos más propios de un bailarín de danza que de un futbolista, y aunque ya en sus dos ediciones anteriores la posición del cuerpo era vital para dar un pase en condiciones, aquí se ve aumentado. Por tanto la física, tanto a nivel individual como de choques con todo lo que rodea, ya sean jugadores o el balón, se ve sustancialmente mejorada.

Esta física hace que no existan esas diferencias tan notorias entre un jugador rápido y otro menos veloz, pudiendo este segundo ganar el envite si cuerpea como es debido. Puede que aquel jugador que te sueles encontrar en FUT que se dedica a fichar a los extremos más rápidos del lugar se sienta ahora acomplejado, pero el juego ha ganado en realismo en esta vertiente.

Además de la física de los jugadores y el balón, que ya no va dando saltos por el campo como si fuera un conejo, el incremento de animaciones hacen de los partidos algo más dinámico y realista. No solo a nivel de interacción con el balón o con otros jugadores, sino los gestos durante el partido. Será habitual ver a las defensas pedir un fuera de juego aunque el delantero no lo esté, las caídas en el área vienen acompañadas en ocasiones por una protesta del jugador o como el defensa le recrimina haberse tirada. En definitiva una serie de gestos propios de un partido que lo dotan ahora de más realismo.

25-09-2016_20-18-42

El ritmo de juego también ha variado, aunque sigue manteniendo la posibilidad de ajustarlo a nuestro gusto. Podemos decir que esta edición logra un equilibrio justo entre el fútbol lento propio de Sudamérica o la velocidad que podremos ver en la liga alemana, ni tan parsimonioso como entregas anteriores ni la locura de algunos PES.

Las IA, tanto de compañeros como rivales han sufrido cambios notorios. Será más habitual encontrar un compañero que se ofrezca a recibir un pase o nos desborde con más asiduidad si nuestra táctica lo dispone sin necesidad de recurrir a un botón extra que le obligue. De la misma forma la IA rival se ajusta a la forma de juego que empleamos y va cambiando conforme avanzan los minutos. Eso sí, en las dificultades más elevadas se ha visto un tanto rebajada siendo algo accesible, mientras que antes era casi imposible jugar en Clase Mundial o Leyenda. Es un FIFA más fácil, puede.

La aleatoriedad sigue estando presente, aunque no nos atrevemos a calcular en que porcentaje. Nos hemos topado con un poco de todo, porteros que lo detienen todo incluso balones imposibles, otros que tragan como si no hubieran comido en días, y no responde al parámetro de su media sino al puro azar. Como ejemplo ha sido curioso en uno de nuestros últimos partidos antes de redactar este texto jugar con el Madrid, con un Keylor Navas inmenso y en los últimos minutos tragarse un gol como el que horas antes encajara Casilla en el Nuevo Insular de Las Palmas… ¿Coincidencia? Suponemos.

25-09-2016_20-18-20

El agotamiento del jugador se nota más que nunca, ya no solo en su rendimiento en el campo que en otras versiones acarreaba una lesión numerosas ocasiones sino en sus gestos sobre el campo e incluso en su rostro cuando le enfoque la cámara. El sudor, los gestos de la boca al respirar más acelerado o los ojos se marcan ahora más en las distancias cortas con el avanzar de los minutos. Además su esfuerzo se ve mejor reflejado en su ropa, con manchas más realistas según por donde caiga o deslice.

El otro gran cambio viene en las jugadas a balón parado. Tanto los corners, las faltas, como los penaltis han sido rediseñados y modificados en su ejecución. Para lanzar de esquina ahora se nos presenta un punto de mira de color amarillo en el área que deberemos situar donde queremos lanzar el balón y con la potencia que infrinjamos determinamos su precisión. Durante el lanzamiento podemos seleccionar el jugador que queremos vaya a rematar, de esta forma podemos hacer entradas al segundo palo en lugar de esperar la caída del balón algo poco realista. Las faltas se puede decir que han ganado en facilidad y espectacularidad, aunque básicamente se presentan muy similares con la cámara a la espalda del jugador ahora decidimos su posición en torno al balón lo cual determina su precisión, una vez lanzado podemos imprimir efecto siempre y cuando la calidad del jugador lo permita. Y los penaltis aunque se presentan de un modo clásico su ejecución cambia por completo teniendo una barra que determina tanto la dirección como su altura y potencia, pero todo dependerá al igual que en las faltas de la posición del jugador al ejecutarlo pudiendo usar esto para engañar al portero. Estos cambios pueden parecer caóticos al inicio, pero una vez dominados aseveramos que representan una mejora notable tanto en jugabilidad como en espectacularidad.

Por último reseñar el trabajo de captura facial realizado, que si bien presenta algún que otro jugador que no se adecua a la realidad, se ha aumentado con respecto al año anterior y mejorado los que ya estaban. A pesar de todo, en este sentido sigue estando por debajo con respecto a PES 2017.

TODOS SOMOS ALEX HUNTER

La otra gran novedad de FIFA 17 es El camino o modo historia. Demandado por los fans desde que NBA 2K lo comenzó a implementar, EA Sports por fin nos satisface y de qué manera. Lo cierto es que mama mucho de lo que nos presenta año tras año Visual Concepts en sus juegos de basket, aunque para esta ocasión tenemos un jugador definido que no podemos configurar ni personalizar: Alex Hunter. Deberemos seguir la vida futbolística de este chico negro londinense desde sus 11 años con una final de barrio hasta convertirlo en una gran estrella mundial… o no.

25-09-2016_20-19-11

La trama utiliza todos los tópicos que cabe esperar de una historia de futbolista, pero no por ello tendrá momentos en que nos sentiremos identificados, nos emocionaremos o nos llenaremos de rabia por los acontecimientos. A nivel jugable no dista mucho de jugar un Modo Carrera de jugador, pudiendo elegir entre controlar a todo el equipo o a Hunter durante los partidos. Nuestras peticiones de balón, los pases, los robos, todo suma o resta para cumplir las exigencias del míster de turno. Y los entrenamientos serán fundamentales para estar o no en el equipo titular, entre los suplentes, la grada, salir cedido y/o mejorar nuestros atributos.

Fuera del terreno de juego la personalidad que le demos a Alex será fundamental para ser el ojito derecho del entrenador o de la afición y por tanto ganar contratos suculentos. De ello dependen nuestras respuestas en ruedas de prensa o con los coprotagonistas de la historia, pudiendo responder de manera chulesca, moderada o modesta. Como todo suma, según nuestro rendimiento recibiremos puntos de experiencia para gastar en un árbol de habilidades algo cojo de momento, pero que da muestras de un interés por hacer algo más profundo.

25-09-2016_20-19-36

Las pegas que se le pueden achacar como a todo primer intento son variadas. Lo primero ya lo hemos mencionado, no poder crear nuestro jugador a placer. Luego está el centrarse única y exclusivamente en la Premier League, pero esto hace que el nivel de detalle y espectáculo sea bárbaro, con todos los entrenadores recreados, las aficiones y sus cánticos (el primer partido en Anfield te pondrá los bellos de punta), los estadios, etc. A partir de aquí nos hemos topado con algunas incoherencias: en nuestra primera partida fichamos por el Middlesbrough por aquello de los españoles que lo completan. En cierto momento de la historia el delantero titular se lesiona dejando hueco para nosotros (puedes elegir cualquier posición del equipo al comienzo de medio campo hacia arriba), este es Negredo. Pero que sorpresa nos llevamos cuando en los entrenos y en los vestuarios para los partidos el bueno de Álvaro sigue apareciendo como si fuera a jugar. Una incoherencia de guión que puede que a alguno le eche de la historia. Otra bastante grosera nos la topamos cuando tras tres partidos de liga en los que salimos los últimos 20 o 15 minutos, aportando goles de la victoria o asistencias importantes, por fallar en un entrenamiento nos ceden a la Championship (segunda división inglesa) cuando lo lógico era habernos ganado el puesto o al menos algo más de confianza.

captura-de-pantalla-2016-09-14-a-las-18-21-44

Pegas aparte el modo es interesante, largo, adictivo, emocionante, aunque no muy rejugable porque los acontecimientos parece que se suceden de igual forma en cada nueva partida. Solo cambia el hecho de que podemos fichar por cualquiera de los 20 equipos de la Premier y según por el que lo hagamos los objetivos nos harán contar más o menos para el entrenador y aquí es donde vienen las variaciones.

POR LO DEMÁS LA VIDA SIGUE IGUAL

El resto de modos de juego se mantienen como en ediciones anteriores sin apenas variaciones. Ultimate Team sigue siendo la piedra angular de EA tanto para sustentar el juego durante un año como para seguir acumulando ganancias con sus micropagos. Incorpora alguna novedad como el incremento de cesiones de jugadores, pero el cambio más significativo viene dado en el uso que podemos dar a esos jugadores que acumulamos en el club sin dar salida. Para ello se crean los Desafíos de creación de plantillas donde según lo que elijamos podemos desprendernos de ellos sacando como rendimiento algún sobre. Por ejemplo si elegimos el de Dos Países, debemos crear un 11 con jugadores de dos nacionalidades exclusivamente, una vez combinado entregamos a esos jugadores a cambio de la recompensa que toque. De esta forma en lugar de tenerlos ocupando un espacio y que no hay manera de quitárselos de encima ni regalados por lo menos ganamos algo. También se implementa FUT Champions, torneos semanales para el jugador más competitivo y que además de recompensas pueden servir de puerta de entrada al mundo profesionalizado de los e-sports. Por lo demás, la gallina de los huevos de oro no se toca y sigue dando la sensación de que otro año más será Pay to Win, salvo que las mejoras de las físicas de los jugadores antes mencionadas digan lo contrario.

Del resto de modos tal vez Carrera sea el que más se puede reseñar, implementando una serie de desafíos y objetivos a cumplir durante las temporadas a nivel de cantera, difusión de marca o éxitos nacionales o internacionales. Las finanzas también se han visto reforzadas y mejoradas.

Clubes Pro por su parte sufre variaciones en la progresión de los jugadores, heredadas del modo historia, así como la adquisición de habilidades. La personalización también se mejora con nuevas opciones en la edición de las equipaciones.

Se sigue echando de menos algunos modos más o la creación de torneos o ligas en su vertiente online. Además de desechar los torneos FIFA y UEFA de selecciones para vendernos el juego oficial de turno llegado el momento, por no hablar de la UEFA Champions League cuyos derechos posee PES.

UNA BANDA SONORA DE ALTURA, COMO SIEMPRE (SEGÚN DIRÍA MANOLO LAMA)

Un año más los comentarios de Paco González, Manolo Lama y Antoñito Ruiz a pie de campo nos amenizarán los partidos. Parece que se han esmerado algo más que en otras entregas donde se notaban hasta la reutilización de sonidos demasiados antiguos para notarse hasta el nivel de grabación diferente. De hecho toda la parte que atañe a El Camino es nueva, centrada en Alex Hunter y los otros protagonistas de la historia que le acompañan. Cabe destacar el contar con las voces originales de los cuatro jugadores que promocionan el juego (James, Hazard, Reus y Martial) durante el modo historia en sus pequeños cameos.

El soundtrack cuenta con un buen repertorio de temas variados y de diferentes estilos, con como viene siendo ya habitual bandas estrenando singles en el propio juego como son los casos de Two Door Cinema Club o Kasabian. Además se ha preparado un score muy cinematográfico para El Camino, con la presencia de Atticus Ross en las partituras quien ganara un Oscar por La Red Social junto a Trent Reznor (ex Nine Inch Nails).

Todo lo que rodea al partido en cuestión de cánticos, sonidos y demás sigue rayando a la gran altura que nos tienen acotumbrados, poniendo especial énfasis en la Premier League que es la que centra todos los esfuerzos por cuestiones de licencias y acuerdos promocionales.

LO MEJOR

  • El cambio de motor al Frostbite que le ha sentado de maravilla, tanto en lo jugable como en lo espectacular de su apartado gráfico.
  • Un modo historia interesante, emocionante y muy trabajado, aunque con mucho camino a mejorar en siguientes entregas.
  • Los cambios implementados en las jugadas a balón parado, lo dotan de mayor espectacularidad y sensación de control de la situación.

LO PEOR

  • Las caras de algunos jugadores de equipos importantes son dignas de reproche.
  • Ultimate Team sigue dando la sensación de ser demasiado Pay to Win.
  • La aleatoriedad, que aunque lo haga más realista, puede frustrar algún jugador.

FIFA 17

PUNTUACIÓN - 92%

92%

FIFA 17 es la entrega más arriesgada y completa de la saga en años. El cambio de motor le ha sentado de maravilla y ofrece un juego de fútbol espectacular y realista. La inclusión del tan demandado modo historia no es sólo un brindis al sol y será un gran aliciente para su compra. El resto de modos respetan su estatus aunque ofrecen alguna mejora a considerar. FIFA vuelve dispuesto a mantener su trono.

User Rating: Be the first one !

Sobre Salvador Vargas Ramírez

Crecí con un Amstrad CPC 6128 en las manos, Mega Drive fue mi primera consola, bajé escalones con un Spectrum ZX 128K para dar un salto al PC... Tras overclokings y mods, PlayStation me poligonizó y desde entonces hasta ahora abrazo cualquier cosa que tenga un pad.
A %d blogueros les gusta esto: