martes , 25 enero 2022

Review: Divinity: Original Sin Enhanced Edition

POR M.A. PERNIA

FICHA TÉCNICA

Fecha de lanzamiento: 27/10/2015
Plataformas: Xbox One, PC
Género: Rol-estrategia
Producción: Larian Studios
Distribución: Focus Home Interactive
Precio: 54.99 €
Jugadores: 1-2
Formato: Digital-Físico
Textos: Castellano

Un mundo en guerra

La saga Divinity llega a las consolas de nueva generación con su último título, Divinity Original Sin, con una versión renovada que permitirá a los jugadores ahondar en la exitosa propuesta avalada por la comunidad. Un misteriosos asesinato lleva a los Buscadores de la Fuente a Cyseal, donde serán testigos de los acontecimientos que hacen que la paz penda de un hilo. Conflictos por doquier que requerirán de estos héroes para evitar ver arder el mundo.

Larian Studios ofreció una experiencia diferente cuando planteó el primer título de la licencia Divinity, convertida en una saga, cuya última entrega, Divinity: Original Sin, ha sido considerado como uno de los mejores títulos que ahonda en una combinación de géneros para exponernos a una historia que resultará, un auténtico desafío. Cierto es, se trata del mismo juego que vio la luz hace un tiempo, renovado y retocado para adaptarlo a consolas y ofrecer así una experiencia que presenta todas las novedades, misiones y expansiones que fueron viendo la luz tras su lanzamiento original. Divinity: Original Sin Enhanced Edition es una estupenda oportunidad de disfrutar, por completo, de uno de los juegos roleros por excelencia, al menos, su reputación le precede.

DivinityOriginalSin (1)

Con esto, saber que nada más empezar deberemos seleccionar no uno, sino dos personajes que se convertirán en protagonistas, miembros de la comunidad de Buscadores de la Fuente, cuya historia se remonta a un pasado loable donde los aventureros buscaban un poderoso elemento que podría resolver los problemas del mundo. Con el paso del tiempo, esta orden desestimó esta búsqueda, perdió su objetivo y se convirtió en una especie de organización que se encarga de ayudar a aquel que los requiere. En esta ocasión, serán reclamados en la ciudad costera de Cyseal, un pueblo pesquero y comerciante que se ve envuelto en un conflicto que parece trascender toda lógica, pues, acompañado de la existencia de una secta que resucita a los muertos y un reciente ataque de una serie de orcos, está asediada con una trama de asesinato que habrá que resolver.

DivinityOriginalSin (2)

Resulta evidente que, pese a que nuestro objetivo es resolver el crimen, nuestra presencia debe solventar cualquier amenaza que se cierne sobre Cyseal, no obstante, Divinity: Original Sin es un título que rompe los moldes preestablecidos, dejando al libre albedrío, no solo las acciones, sino también el comportamiento de los protagonistas, que recordad, son dos. De este modo, la propuesta de Divinity dista mucho de lo que se conoce previamente, si bien, la libertad de acción puede ser un problema importante para el avance, ya que, a falta de un marcador que nos indique el objetivo, deberemos ser nosotros quienes encontremos por nuestra cuenta qué paso seguir. Con esto, la reputación de los personajes dependerá de cómo investiguemos, si bien, podemos ganar la enemistad de cualquiera que nos vea, incluso, si es parte de la historia.

DivinityOriginalSin (9)

La confusión puede ser algo que disperse la diversión, si bien, ahonda en características que pocos juegos permiten. Que seamos nosotros quienes debamos seguir un texto que explica lo que acontece, en forma de diario, y debamos resolver, algo más que un simple entuerto, sino como debemos proceder, sirve para hacer más intensa y profunda la experiencia. No obstante, parece excesivamente perversa esta opción, pues la dificultad añadida que le otorga al título se debe más a la desorientación total y la quisquillosa reacción de los aldeanos, que no dudarán, pese a ser poderosos guerreros, en hacer que nos ataquen. Claro que, sobre todo al principio, supone un problema grave que llevará a cargar la partida una y otra vez antes de molestar a nadie, pues la dificultad de este juego reside en muchos aspectos, y la falta de evolución y comprensión, llevará a que estas primeras batallas sean un tormento.

DivinityOriginalSin (3)

Entrando a describir la acción, esta se desarrolla de un modo que ha sido el sello de identidad de esta licencia. Combinando elementos de estrategia por turnos y rol, tenemos ante nosotros una combinación que podría ser elogiada por su complejidad en el desarrollo de la misma. Ante la alternativa por turnos, consideraremos nuestros puntos de acción y lo que se puede hacer en cada turno de cada personaje. De este modo, en la sucesión de turnos que conforman la batalla, debemos considerar un sinfín de aspectos que pueden desequilibrar la balanza para cualquier bando. Debemos considerar nuestras opciones, valorar si no gastar los puntos de acción y reservarlos para el siguiente, determinar si se pueden aprovechar los elementos a nuestro favor, aplacar el fuego con agua y emplear electricidad para combinar daños. No resulta, ni siquiera al principio, algo sencillo con lo que enseguida se sube de nivel, siendo común con la propia desorientación de la historia.

DivinityOriginalSin (8)

Se puede comprobar, en todo momento, que es la libertad de acción y decisión lo que determina la gran dificultad que suponen este juego, si bien, podemos simplificar los combates para ahondar más en la historia, dados los niveles de dificultad establecidos, también podemos hacer que cualquier batalla sea un reto difícil de superar. Valorar nuestras opciones en cada batalla será importante, no siempre hay que enfrentarse a los enemigos y es algo que se aprende rápido, pese a que no se haga nada por remediar la situación y acabemos eliminando a un aldeano o al jefe de los legionarios, porque entendemos que un ataque se solventa cuando un bando es eliminado.

DivinityOriginalSin (4)

La falta de objetivos, la falta de explicación y la lenta subida de nivel, obligarán al jugador a dar vueltas por el escenario sin saber que hacer, siendo además, este, un lugar pobre en detalles donde pasear. Si nos centramos en el apartado técnico, la vista cenital que se ofrece en todo momento, resulta excesivamente fija y limita la capacidad de explorar el mundo que nos rodea. En cierto modo, este es el límite más evidente que se encuentra en Divinity: Original Sin, que contrasta mucho con la gran libertad de acción que ofrece el juego. En todo momento nos veremos sometidos a este plano, un ángulo demasiado elevado que limita la visión de un mundo que, tanto por construcción como por diseño, no resulta excesivamente atractivo. Puede que sea simple, puede que en ocasiones sature la pantalla de objetos intrascendentes, carentes de belleza, aunque finalmente, el resultado es adecuado, no se escapa a la sensación de estar obsoleto. Puede que sea, simplemente, porque el concepto es así, pero su realización a estas alturas debería contar con un diseño algo más elaborado y un trabajo más profundo en efectos visuales.

DivinityOriginalSin (7)

Claro que el juego tiene su tiempo, donde la banda sonora resulta interesante, como fondo, para un mundo que se ha representado de una forma que parece estar vivo, al menos, eso transmite cuando paseamos por las calles de Cyseal, donde escuchamos el canto de los mercaderes, los cuales, resuenan en diferentes tonalidades, referidos a un acento que, en las conversaciones, otorgan una diversidad interesante a una propuesta que, al estar traducida en los textos, se disfruta de forma importante. Esta diversidad permite que las conversaciones sean interesantes y que el usuario pueda interesarse por continuar. La ausencia de pistas sobre cómo continuar nos obligará a interactuar con todo bicho que se mueva, nunca mejor dicho, pues se puede intentar hablar hasta con los animales. De hecho, existen numerosas posibilidades en cuanto a la conversación, no solo para determinar la posición o personalidad de nuestros protagonistas cuando hablan entre ellos, también, porque puede llevar a discusiones que se resolverán con una especie de prueba de piedra, papel o tijera para llevarse el gato al agua.

DivinityOriginalSin (5)

Pero Divinity: Original Sin es un juego que, si bien puede comprenderse para jugar en solitario, también expone una interesante opción para jugar en modo cooperativo, tanto en pantalla partida como vía online. Con esto, la experiencia resulta más atractiva, pues dos cabezas piensan más que una, cuatro ojos ven más que dos y las estrategias en combate son mucho más profundas y complejas, si bien, en el combate, son numerosos los aspectos que entran en juego, como son los elementos, que pueden ser imprevisibles. Claro que, encontrar otros aliados, que se comportan como súbditos, puede permitir equilibrar las fuerzas del grupo, ampliando las posibilidades del éxito, si bien, también pueden ser motivos de conflicto si no coinciden con nuestro modo de actuar. La personalidad evoluciona de una forma mucho más rápida que las habilidades del personaje, donde la combinación de elementos, la construcción de objetos, la búsqueda, el comercio, la especialización diversifican y hacen complejo el progreso ante los inmimentes peligros.

DivinityOriginalSin (6)

Todo esto se confabula para convertir a Divinity: Original Sin, en un juego que requerirá de gran paciencia y comprensión para ser difsfrutado, algo que no cabe duda, se hará, pues dentro del género se ha consagrado como un título a tener en cuenta por motivos evidentes. La diversidad, la amplitud de opciones, la libertad de acción y los combates, basados en una propuesta de estrategia por turnos, hacen de Divinity: Original Sin, un título realmente intenso y profundo. Claro que, su obsoleto apartado técnico y la falta de objetivos y explicaciones, hacen que el juego resulte extremadamente complicado, incluso, en niveles que deberían ser asequibles. Su adaptación a consolas parece adecuada, si bien, existen conflictos en la precisión del control, se pueden solventar usando la misma paciencia que se ha de emplear para encontrar el camino que permita resolver los conflictos que se presentan en forma de misiones. Un juego para ir con pies de plomo, una experiencia ambiciosa y profunda que debe seguir evolucionando para ofrecer un título que sea un éxito indiscutible.

 

Lo Mejor:

  • La profundidad y libertad de acción, lo inundan todo

Lo Peor:

  • La sensación de estar perdido en todo momento y la complejidad desde el principio

 









Divinity: Original Sin Enhanced Edition

NOTA FINAL - 80%

80%

Divinity: Original Sin es una propuesta muy ambiciosa, sobre todo, por la complejidad de su progresión, sin pistas, con un progreso de personaje lento y difuso. La libertad de acción es sobresaliente, pero resulta un elemento que incrementa la confusión de saber que hacer en cualquier momento. Acabará con la paciencia de más de uno.

User Rating: Be the first one !

Sobre Gref

Pasó su tierna infancia traumatizado con un Amstrad Cpc 464, y retomó su cordura con una grandiosa Megadrive... De ahí se convirtió a la secta del PC, pero se redimió adoptando todas y cada una de las máquinas que aparecieron posteriormente. Actualmente vive debajo de un puente debido a la falta de espacio de su hogar.
A %d blogueros les gusta esto: