martes , 25 enero 2022

Review Call of Duty Black Ops III

Fecha de lanzamiento: 18/11/2015113527

Plataformas: PS4, PC, Xbox One

Género: FPS

Desarrollo: DICE

Distribución: Electronic Arts

Precio: 64,99€

Jugadores: 1-2

Formato: Descargable y físico

Textos: Castellano

Voces: Castellano

Online: Si

MÁS CALL OF DUTY QUE NUNCA

De los tres estudios que se ocupan a día de hoy de la saga, sin duda el trabajo de Treyarch es el más deseado por los fans. Una vez que Infinity Ward dejó de ser el de antaño por su fuga de cerebros a Respawn Entertainment (Titanfall), lo californianos que se iniciaron con el genial World at War han mantenido un nivel muy alto con sus Black Ops y lo vuelven a demostrar con esta tercera entrega.

Estamos ante, sin duda, el mejor Call of Duty que se ha lanzado para las consolas de nueva (ya no tanto) generación y el más completo en cuanto a contenido hasta la fecha. Por tanto Black Ops III es digno de entrar en un top 5 imaginario de las mejores entregas de la saga, pero tal vez lejos de unos primeros puestos que todavía se reservan para la trilogía Moderm Warfare, aunque esto siempre va en cuestión de gustos.

1438735888-black-ops-3-sp-lotus-towers-wm

Treyarch ha elaborado un paquete inicial muy completo, con una campaña más extensa en duración de lo normal, mucho contenido secreto y por desbloquear en la misma, un modo zombi que recupera su esencia y el multijugador que una vez más será la piedra angular y donde la diversión (y alguna que otra frustración) está asegurada. Con todos estos ingredientes se logra un juego muy completo que aún sin su pase de temporada ofrece al jugador horas y horas de diversión, pero que como todo en esta vida no es perfecto.

¿QUIERES CAMPAÑA? PUES TOMA DOS TAZAS

En un momento en que las campañas de los shooters multijugador se están perdiendo, Treyarch ha sacado pecho y no solo ha creado una muy extensa en duración sino que además les han introducido cooperativo a cuatro jugadores y al acabarla se desbloquea una segunda más una serie de minijuegos ocultos. Pero vayamos por partes…

La campaña de inicio trae todas sus misiones desbloqueadas por lo que se nos da la posibilidad de jugar cualquiera de ellas sin necesidad de completarla. Una idea que de primeras no tiene mucho sentido pero con el cooperativo a cuatro implementado y las ansias de los jugadores por llegar al multijugador online puede que a más de uno le venga bien ahorrarse unos cuantos capítulos. Su duración ronda las 10 horas, lo cual la convierte posiblemente en la más extensa, pero bien es cierto que no tiene la fuerza ni el interés narrativo de los anteriores Black Ops. Treyarch como siempre nos presenta una historia elaborada, con mucho lore oculto a descubrir por el jugador, con la biomecánica y el terrorismo como hilo conductor pero que se ve lastrada por unas cinemáticas constantes que rompen el ritmo de juego y más de un capítulo de relleno que sólo tiene sentido a modo de tutorial. Las referencias al cine de ciencia ficción de los últimos años son constantes, desde Elysium, pasando por Código Fuente, Chappie, o incluso toques de Origen de Nolan.

fotonoticia_20151012185935-15101465539_9999

Los escenarios se han visto ampliados, perdiendo esa sensación de pasillos muy guiados, sobre todo pensando en el cooperativo a cuatro. El problema es que se nota que este cooperativo ha sido implementado a posteriori o se pensó demasiado en la experiencia para un jugador. Esto se nota especialmente en los pocos momentos en los que cooperar será necesario, o cuando el primer jugador llega al punto de control y sin esperar a los demás salta la cinemática de turno. Aún así, en las dificultades más altas será de agradecer la ayuda de un jugador más capacitado que la IA que nos acompaña.

Además de los movimientos del salto con jetpack, correr por las paredes y todo lo que tiene que ver con la ambientación futurista donde los “poderes” que otorga la biomecánica a los soldados tiene mucho que ver, las novedades jugables son bastante remarcables. Para empezar antes de cada capítulo se nos llevará al Piso Franco, una suerte de lobby donde poder seleccionar nuestro armamento, ver los coleccionables encontrados, personalizar nuestras armas y sobre todo elegir qué tipo de habilidades queremos portar y que determinarán nuestro estilo de juego. Estas habilidades se conocen como cibernúcleos y se dividen en Caos (como su nombre indica nos proporciona el poder de crear grandes explosiones al controlar los robots enemigos o utilizar enjambres de drones para que ataquen al enemigo), Control (el hackeo de las unidades robóticas enemigas será nuestro aliado) y Marcial (tanto el cuerpo a cuerpo como la invisibilidad son sus virtudes). Cada cibernúcleo tiene su propio árbol de habilidades que desarrollar con los puntos de experiencia que vayamos logrando, lo cual nos hará inclinarnos por un estilo más que por otro.

La implementación de estos poderes a elegir le otorgan variedad a la forma de afrontar los capítulos y pensado para el cooperativo funciona muy bien repartir los roles entre los integrantes, además proporciona un cierto interés a volver a pasar la campaña o sus capítulos de forma individual para ver como se hubieran afrontado ciertas situaciones con otros “poderes”.

En el mencionado Piso Franco también disponemos de un ordenador donde ver nuestras estadísticas, crear nuestro emblema, ver vídeos explicativos y sobre todo desbloquear el minijuego Dead Ops Arcade. Esta es otra de esas “sobradas” de Treyarch que nadie le exigía pero que están de regalo, un juego de acción en vista cenital que siendo un añadido curioso tiene mucho por ofrecer al jugador incluyendo hasta carreras de off road. Por si fuera poco, como hemos mencionado antes, la campaña no se termina al superarla puesto que se desbloquea otra denominada Pesadillas que reutilizando los escenarios ya vistos nos planta zombies y una nueva historia con sus propias cinemáticas.

zombis

En definitiva un modo campaña cargado hasta los topes de contenido para que el jugador encuentre motivos para rejugarlo, ya sea en solitario o en compañía de amigos tanto online como de manera local. Eso sí, sin la fuerza de otras historias presentadas anteriormente por Treyarch, por lo que se confirma lo de que más no es mejor.

Mención aparte para los actores “famosos” que nos toparemos en este modo campaña. Alguno tras ver a Kevin Spacey, Sam Worthington o Gary Oldman entre otros en anteriores entregas dándonos la réplica se esperará a otros grandes actores, pero esta vez esa parte del presupuesto se ha ido al modo zombis y en la campaña encontraremos a secundarios de Hollywood que nos sonarán y mucho. El más relevante será quien de vida a Taylor, con la cara de Christopher Meloni quien recordaremos de un papel similar en Man of Steel. Pero también le acompañan otros menos conocidos como Robert Picardo, Sean Douglas, Joseph Kamall, Lynn Chen, Rondy Brown o Eddie Shin, todos habituales secundarios en multitud de series de televisión.

BIENVENIDOS A ZOMBIENOIR

Desde que en World At War fuera la propia Treyarch quien introdujera el modo zombi, se ha convertido en un habitual en casi todas las entregas hasta la fecha. Algunos con mejor o peor aceptación según gustos, pero han sido sus “padres” quienes han querido recuperar la frescura en esta nueva entrega. Shadow of Evil nos transporta a los años 40, en la ciudad de Morg City, donde encarnaremos a cuatro personajes: Nero el mago, interpretado por Jeff Goldblund (Parque Jurásico, La mosca, Independence Day); la femme fatale Jessica a quien da vida Heather Graham (Desde el infierno, Resacón en las Vegas, Austin Powers La espía que me achuchó) ; el policía Jack Vincent caracterizado por Neal McDonough (Hermanos de Sangre, Arrow, Minority Report) y el boxeador Floyd Campbell con el genial Ron Perlman (Sons of Anarchy, Hellboy, El nombre de la rosa). Con una ambientación muy noir, propia del cine negro pero que nos recordará ineludiblemente a Bioshock, nos presenta una historia (que sirve de excusa) donde estos cuatro pecadores deberán luchar contra hordas de zombis.

CoD-BlOps3-Zombies-PV_10-12-15

Sin puntos de control, lo cual aumenta la dificultad considerablemente y fuerza a que sea jugado en cooperativo bien local u online. Súmale los innumerables secretos a descubrir para los cuales deberemos tirar de una de las novedades más sustanciales, convertirnos en monstruo. Durante unos segundos tendremos la posibilidad de transformarnos en una bestia con tentáculos y ataques especiales, que nos será muy útil tanto para luchar contra grandes hordas y enemigos más poderosos como para trepar por los tejados de la ciudad y acceder a zonas secretas.

call_of_duty_2015__nombre_temporal_-3230119

Como siempre contaremos con las máquinas expendedoras de chicles que nos venderán  potenciadores, diferentes armas diseminadas en forma de pintadas de tiza en las paredes que podremos comprar con nuestros puntos de experiencia y un escenario laberíntico donde deberemos ir accediendo a nuevas zonas desbloqueando las puertas que nos impiden el paso. Para aquellos que hayan reservado las ediciones especiales contarán con un segundo mapa, The Giant, que recuerda mucho al estilo arcade de la primer entrega de este modo en World At War, y los que tengan pensado adquirir el pase de temporada tendrán acceso a cuatro entregas más mediante dlc que ampliarán la historia de este Shadow of Evil.

Otro modo más que ampliará nuestra experiencia, donde la dificultad nos lleva a la cooperación como única salida para completarlo y que a buen seguro le dedicaréis muchas horas.

MULTIJUGADOR, EL PILAR BÁSICO DE TODO COD

Pero si hay un modo estrella en cualquier Call of Duty ese es su multijugador, y ahí una vez Treyarch no defrauda. Recogiendo el testigo de las últimas entregas y de su propia campaña, se vuelve a implementar una jugabilidad rápida, donde los saltos con jetpack y el parkour por paredes cobra de nuevo importancia. Aunque no tanta como cabría esperar, puesto que parece que a los desarrolladores su implementación les ha venido más autoimpuesta por la moda que por su propia creencia, me explico. A diferencia de otros títulos donde la apuesta por este estilo es más troncal en su gunplay, en Black Ops III queda como algo periférico, más pensado para tomar atajos y sorprender que para realmente librar batallas por los aires o paredes. Y es por eso que la mayoría de paredes por las que correr están en los laterales de cada mapa y no en sus partes centrales donde se desarrollará la acción principalmente.

specialists-guide-call-of-duty-black-ops-3

Entre las novedades principales encontramos el sistema de especialistas que nos hará ir desbloqueando personajes muy centrados en un estilo y armas específicas. Estos a su vez cuentan con otra arma más potente a desbloquear, lo cual amplía mucho la experiencia y nos reta a subir nuestra experiencia ya no solo para conseguir mejoras y armas mejores. También se introduce la posibilidad de bucear, en aquellos escenarios que lo permitan, y así sorprender a rivales desde el agua o librar incluso afrentas subacuáticas.

Para aquel jugador que le pueda parecer difícil de dominar estos nuevos movimientos, sobre todos los relacionados con el parkour, existe un modo libre donde experimentar en pruebas contrarreloj (muy del estilo de Mirror´s Edge).

cod_7

En cuanto a modos de juego se mantienen los típicos y que tan bien funcionan, y la única novedad es Salvaguarda. En este modo habrá que proteger a un robot hasta que llegue a una ubicación, mientras el otro equipo trata de destruirlo. En este aspecto se ha apostado por ser conservadores y no tocar aquello que funciona.

black-ops-screenshot

Como es norma en la saga su multijugador es a prueba de bombas, funciona como un reloj salvo algunos ligeros errores iniciales que han tenido que ver con el lag, el ping y sobre todo el matchmaking. La forma de emparejar partidas, sobre todo para jugadores novatos, ha sido un poco desastrosa y verte con niveles muy bajos luchando contra otros de 40 niveles superior no es muy agradable. Pero como suele ser habitual son errores que se subsanarán con el paso de los días.

CUMPLIDOR EN EL APARTADO TÉCNICO

En su apartado gráfico no ofrece grandes novedades, solvente como viene siendo habitual en la saga pero sin grandes alardes. Tal vez se sacrifica un salto gráfico admirable por mantener una jugabilidad tan exquisita y refinada. Eso sí, los jugadores de la anterior generación (Xbox 360 y PS3) se sentirán brutalmente agraviados y con un claro mensaje de que salten ya de generación vistos los pobres gráficos que presentan esas versiones. Sin dejar de comentar la usencia de modo campaña para dichas versiones, una forma sutil de indicar a esos jugadores que el futuro de la saga está en las nuevas plataformas.

A nivel sonoro se echa de menos las bandas sonoras que nos dejaron Hans Zimmer, Michael Giaccino o Harry Gregson Williams. Los tracks creados por Jack Wall, quien no es un novato en poner música a videojuegos, tal vez no están a la altura de epicidad de los anteriormente mencionados. Respecto al sonido de armas, explosiones, doblaje y demás, cumplidor como siempre pero sin llegar al nivel de DICE con sus Battlefield o el reciente Battlefront.

LO MEJOR

  • La cantidad de contenido incluido sólo en el juego base, sin contar con el seasson pass.
  • Posibilidad para cooperativo local hasta cuatro jugadores en los modos campaña y zombi, algo que se echa mucho de menos a día de hoy.
  • Un modo zombi muy trabajado a nivel de ambientación.

LO PEOR

  • Una campaña que aunque extensa y doble, se denota cierto desinterés con un cooperativo metido con calzador y muchos momentos cinemáticos que cortan el tempo.
  • Errores diversos iniciales en el multijugador derivados del matchmaking, el lag y el ping, a los que habría que sumar algún respawn mal colocado en ciertos mapas.

CALL OF DUTY BLACK OPS III

PUNTUACIÓN GENERAL - 89%

89%

Black Ops III nos ofrece el Call of Duty más completo en años, con multitud de modos de juego, secretos por descubrir y horas de diversión. Lo cual no significa que más sea mejor, y no hacen de esta entrega una de las más memorables de la franquicia aunque se gana un hueco destacado.

User Rating: Be the first one !

Sobre Salvador Vargas Ramírez

Crecí con un Amstrad CPC 6128 en las manos, Mega Drive fue mi primera consola, bajé escalones con un Spectrum ZX 128K para dar un salto al PC... Tras overclokings y mods, PlayStation me poligonizó y desde entonces hasta ahora abrazo cualquier cosa que tenga un pad.
A %d blogueros les gusta esto: