lunes , 8 marzo 2021

QPAD presenta dos ratones personalizables para jugar a lo grande: DX700 y DX900

QPAD, firma especializada en el mundo gamer, acaba de lanzar al mercado dos nuevos ratones: DX700 y DX900.

Con el fin de poder disfrutar de los juegos al máximo, estas dos nuevas propuestas han sido especialmente diseñadas para aquellos usuarios que demandan un producto capaz de ofrecer una gran ergonomía y precisión, así como un tiempo de respuesta de 1ms y la posibilidad de personalizarlo para mejorar el agarre, la resolución y hasta la iluminación.

DX700, precisión y ergonomía

Con un diseño cómodo y ergonómico tanto para diestros como para zurdos, este ratón destaca por ofrecer múltiples prestaciones personalizables. Así, ofrece una longitud de agarre que puede personalizarse en función del tamaño de la mano del usuario. Para ello, cuenta con una funda trasera intercambiable que permite elegir entre una medida más larga o más corta.

Añade, además, funciones de tecla personalizables por Qontrol SW y un sensor de 16.000 dpi capaz de ofrecer una gran precisión y con el que es posible disfrutar de las configuraciones más demandadas en eSports: 400, 800, 1.600, 3.200, 6.400, 8.000 y 16.000. A todo esto, suma una superficie con una textura especial que lo hace perfecto para utilizarlo durante horas y una iluminación RGB de su logotipo que también se puede personalizar, además de una gran longitud de cable de 1,8 metros.

DX900, libertad total de movimientos

Al ser inalámbrico, este ratón es perfecto para todos aquellos gamers que quieren tener libertad total de movimientos. Un ratón que también destaca por ofrecer la capacidad de poder personalizarlo a través de una funda trasera intercambiable, que se adapta al tamaño de la palma de la mano. Tanto para zurdos como para diestros, presenta un diseño ergonómico con una superficie especialmente diseñada para conferir un agradable y buen agarre.

Además, posee elementos técnicos de suma importancia para los gamers, entre los que destaca una velocidad de transmisión de 1.000 Hz, funciones de tecla personalizables por Qontrol SW y un sensor de gran precisión, capaz de alcanzar una resolución de 16.000 DPI, y que permite seleccionar los dpi en función de la sensibilidad que se busque en cada momento: 400, 800, 1.600, 3.200, 6.400, 8.000 y 16.000. También, es posible adaptar la iluminación RGB del logotipo Q y consta de indicación de nivel de batería. Todo se completa con una vida útil de sus botones de 60 millones de clicks y un cable de 1,8 metros.

Sobre Javier A Haro

A %d blogueros les gusta esto: