viernes , 25 septiembre 2020

Análisis de Streets of Rage 4 para Xbox One y Nintendo Switch

STREETS OF RAGE 4

Plataformas: XBOX ONE/PC/PS4/NINTENDOSWITCHStreets of Rage 4 cover 1

Versión probada: XBOX ONE

Género: Beat em up

Desarrollador: DotEmu

Distribuidor: Lizardcube

Lanzamiento: 30/04/2020

Precio: 24.99€

Número de jugadores: 1-4

Online: Si

Voces/textos: No/Castellano

Web oficial

METACRITIC

DotEmu y LizzardCube lo han vuelto a hacer. Tras traernos hace unos años Wonder Boy: The Dragon’s Trap, ahora consiguen relanzar la exitosa saga de SEGA, Streets of Rage con la cuarta entrega que nunca llegó a Mega Drive.

Al igual que consiguieran con el juego de plataformas, Streets of Rage 4 es un homenaje a la vez que una puesta al día. Todo una oda a un género que murió con la llegada de las 3D y que hizo las delicias de muchos en la época de las recreativas y consolas de 8 y 16 bits: el beat em up o yo contra el barrio.

Esta cuarta parte es todo lo que los fans queríamos, más y mejor, pasada por el filtro de la actualidad pero sin perder su esencia. Un juego que nos hará revivir aquellas tardes de consola, pan con nocilla, soplar el cartucho y compartir nuestro juego con los amigos durante horas y horas.

Streets of Rage 4 2

El juego es bastante simple, debemos ir avanzando por escenarios de scroll lateral lineales, acabando con todos los enemigos que se nos aparezcan hasta el jefe final de cada fase. Así hasta unos 11 niveles mientras que sorteamos todo tipo de obstáculos como huecos de ascensor, trenes en movimiento, charcos de ácido, etc., y vamos recogiendo pollos asados, manzanas y dinero para curarnos o recargar vidas.

¿La historia? Bueno, una mera excusa para echarnos a la calle a repartir estopa. Mr X ya no está, pero sus hijos, los gemelos Y ahora se quieren apoderar de la ciudad, pero allí estarán Axel, Blaze y otros muchos personajes más para impedírselo, cueste lo que cueste. Deberán hacer frente a oleadas de punkys, karatekas, policías corruptos, moteras, prostitutas, y un largo etcétera de los clásicos enemigos de las películas y videojuegos de los 80.

Streets of Rage 4 8

Uno de los primeros puntos a favor que le veo a Streets of Rage 4 es que en pleno 2020 no se ha cortado a la hora de ser fiel a sus orígenes. La corrección política actual no ha hecho mella y la ambientación del juego sigue siendo la que era en su época, guste o no, sea respetuosa o no, y por supuesto cae en todos los clichés que debe.

En cuanto a mecánicas también se mantiene fiel, un botón para golpear, el puñetazo de espaldas, salto, ataque especial y ahora se incorpora la recogida de objetos mediante un botón más para evitar coger aquello que no queremos.

Puede parecer que Streets of Rage 4 es un machacabotones sin más, pero lo cierto es que tiene su técnica del pixel perfect muy bien marcada y aporrear la X (en el caso de Xbox One) o la Y (en el caso de Switch) no nos llevará más que problemas. Hay que saber cuando golpear, cuando esquivar y sobre todo, qué es capaz de hacernos cada enemigo, o de lo contrario perderemos vidas con una facilidad inusitada y tocará volver a comenzar desde el principio.

Streets of Rage 4 4

También en este sentido, el de la dificultad, es fiel a sus orígenes y no se trata de un juego sencillo. Salvo eso sí, que optemos por el nivel Fácil que es todo un paseo. Pero será sencillo encontrar un reto en Streets of Rage 4 para quien lo busque y que sus tres horas aproximadamente de juego principal se multipliquen por más.

Sí amigos, en cuanto a duración también obedece lo que marcaba el género de los beat em up. La historia se puede pasar perfectamente en un tarde, pero sus creadores sabedores de ello han querido expandir algo más el título con otro tipo de añadidos. Para empezar el cooperativo local a 4 jugadores u online a 2, también cuenta con un modo 1v1 que lo convierte en un juego de lucha 2D y por supuesto, toda un cantidad de personajes a desbloquear con cada nueva vuelta que le demos y en según qué dificultad que nos hará ser lo más completistas posibles.

Por si fuera poco, han querido rendir un homenaje a la trilogía de SEGA Mega Drive y se han incluido todo tipo de extras «nostálgicos» que han de ser desbloqueados. Por defecto nos viene disponible la banda sonora en formato chiptune para elegir en lugar de la predefinida, pero además podemos desbloquear el filtro pixel que nos pone el juego como los de Mega Drive, un filtro CRT para darnos la sensación que lo jugamos en una televisión antigua de tubo. Además una serie de galerías que harán las delicias de los fans.

Streets of Rage 4 pixel

En el plano técnico, Streets of Rage 4 es una delicia artística como ya lo fue Wonder Boy: The Dragon’s Trap. DotEmu le tiene pillado el tono a este dibujo a mano tan preciosista que incluso en un juego que ha de ser sucio como Streets of Rage 4 les queda genial. Su rendimiento es más que correcto sin alardes, aunque tengo que destacar un bug puntual que me sucedió en Xbox One, cortando mi partida en la batalla final del juego y debiendo empezar desde el comienzo.

La banda sonora es una auténtica delicia, contando con el regreso de Yuzo Koshiro y Motohiro Kawashima, escoltados por el siempre cumplidor Olivier Deriviere. Un score que mezcla clásicos de la saga con temas nuevos a los que les cogeréis rápidamente mucho cariño.

LO MEJOR

✔Rebosa amor por los beat em up y la saga por los cuatro costados
✔La cantidad de desbloqueables, guiños, referencias
✔El apartado artístico y su banda sonora

LO PEOR

✘La limitación del cooperativo online a dos mientras que el local está a cuatro

STREETS OF RAGE 4

NOTA - 89%

89%

Streets of Rage 4 es la continuación perfecta de la trilogía de Mega Drive, una oda al beat em up que nos hará recordar nuestra infancia y puede que enganche a nuevos jugadores

User Rating: Be the first one !

Sobre Salvador Vargas Ramírez

Crecí con un Amstrad CPC 6128 en las manos, Mega Drive fue mi primera consola, bajé escalones con un Spectrum ZX 128K para dar un salto al PC... Tras overclokings y mods, PlayStation me poligonizó y desde entonces hasta ahora abrazo cualquier cosa que tenga un pad.
A %d blogueros les gusta esto: