sábado , 7 diciembre 2019

Análisis de Death Stranding para PlayStation 4

DEATH STRANDING

Plataformas: PS4/PC (verano 2020)Death Stranding cover

Versión probada: PS4

Género: Aventura/Mundo abierto

Desarrollador: Kojima Productions

Distribuidor: Sony

Lanzamiento: 08/11/2019

Precio: 69.99€

Número de jugadores: 1

Online: Si

Voces/textos: Castellano/Castellano

Web oficial

METACRITIC

Hideo Kojima no es un desarrollador más de videojuegos. Su figura es una de las más alabadas, estudiadas y porque no, criticadas también de la industria. Pero lo que no se puede negar, es que no pasa inadvertido para nadie.

Su truculenta salida de Konami tras Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, significaba dos cosas: que se lo iban a rifar para tratar de ficharlo y que por fin iba poder dedicarse a otra cosa que a su perpetua saga de la que tantas veces quiso salirse. En esto estuvo lista y rápida Sony, que sin conseguirlo como estudio first party, si que ha conseguido que el primer juego del estudio independiente Kojima Productions, sea un exclusivo de PS4, al menos temporal.

Death Stranding demuestra que Kojima ha tenido la libertad absoluta de hacer el videojuego que ha querido y que ha contado con un presupuesto no sé si ilimitado, pero más que suficiente para marcarse un título con una calidad técnica envidiable. Y lo más sorprendente, que sólo ha tardado tres años en llevarlo a cabo cuando siempre daba la sensación que le llevaría mucho más.

En contraposición a esto último, se debe indicar que ha contado con toda la ayuda necesaria de Sony. Desde poder contar con el motor Decima de Guerrilla Games, hasta el apoyo de muchos de los estudios first party de la compañía japonesa que han colaborado en muchos de los aspectos del juego. Pero mientras parecía que Kojima hacía de todo menos currar en su juego, finalmente nos ha callado la boca con un ritmo de trabajo envidiable para los tiempos que corren donde un triple A se va habitualmente a los 4 o 5 años de desarrollo.

Death Stranding 1

Vaya por delante y antes de entrar en el análisis en sí, Death Stranding ha entrado directamente entre mis juegos preferidos de la generación. Pero he de admitir que es un juego muy peculiar, que puede no gustar a todo el mundo. Su mecánica básica es cierto que es siempre la misma, pero es su historia, ambientación y su particular apartado online, lo que te atrapa si estás dispuesto a ello.

De la historia no voy a destriparos nada, salvo lo que reza su sinopsis oficial:

“En un futuro cercano, unas misteriosas explosiones han sacudido la Tierra, provocando una serie de eventos sobrenaturales conocidos como el Death Stranding. Unas criaturas insólitas invaden el paisaje y la extinción masiva es inminente. Sam Porter Bridges deberá atravesar el devastado páramo para salvar a la humanidad de una aniquilación inminente” .

Definir Death Stranding como juego se puede reducir a que somos un recadero que ha de llevar paquetes de un lado a otro sin parar. Es rebajar bastante lo que es el juego pero no estaría demasiado lejos de la realidad. Pero hay mucho más: desde su absorvente historia, el imaginario creado para desarrollarla y apartado técnico y sonoro de campanillas, que conforman un paquete realmente excepcional.

Death Stranding 2

La misión es ir conectando las ciudades que han quedado aisladas por el Death Stranding. Para ello deberemos llevar cargas de unas a otras, para bien abastecerlas o convencer a sus líderes de que se unan a esta reconstrucción del país mediante conexiones entre ellas.

Por el camino deberemos luchar contra varios impedimentos: el escarpado terreno que debemos atravesar, ya sea a pie o con los vehículos disponibles; los enemigos humanos que están en contra de esta unión y harán lo posible por impedirlo; y los entes varados (EV), que son muertos que se han quedado atrapados en nuestro mundo y tratarán de llevarnos con ellos.

Para desarrollar nuestra misión contaremos con la ayuda de elementos como escaleras, cuerdas de escalada y otros tipos de construcciones que podremos ir desarrollando a medida que la conexión va aumentando y adquirimos nuevos elementos como puentes, tirolinas e incluso carreteras que asfalten el camino pedregoso. Todo ello es un constante ascenso conforme la aventura avanza sin cesar de recibir mejoras y utensilios desde el comienzo hasta el fin del juego.

Death Stranding 3

También contaremos con armas con las que defendernos de los dos tipos de enemigos. Podrán ser letales o no, pero asesinar a otros humanos es algo que no se recomienda si no queremos entorpecer aún más nuestro camino creando nuevos entes varados.

En los enfrentamientos contra los EV, contaremos con la inestimable ayuda de BB. Es un recién nacido con la capacidad de hacernos ver a estos espíritus, los cuales deberemos esquivar si no queremos que nos atrapen y nos lleven a su mundo onírico donde luchar contra unas suertes de jefes finales. Destacar que Sam, nuestro protagonista, no puede morir y el perder en estos enfrentamientos significa caer en una suerte de limbo del cual podemos regresar.

Tal vez esto último si puede ser un carácter reseñable de Death Stranding negativo. No es un juego fácil en sí, de hecho nos pone las cosas bastante complicadas en muchos momentos, peor el hecho de sabernos inmortales o incluso que realizar una entrega con todo el contenido dañado no se penalice de manera más cruenta puede ser criticable.

Death Stranding 1

Con estas mecánicas que menciono, tendremos por delante una aventura que yendo de manera muy directa nos puede llevar unas 40 horas pero que se extienda hasta casi la centena si nos metemos a fondo con todo lo que tiene escondido y que merece la pena explorar.

Puede parecer que hablamos de un juego repetitivo, y sobre el papel es así, pero Kojima ha sabido dar al juego los motivos suficientes para hacer que queramos continuar durante tantas horas haciendo siempre lo mismo.

Lo primero es por su historia. Simplemente magnífica, tanto por su imaginario como por su narrativa. Cargada de cinemáticas sí, pero no tan extensas como en anteriores de sus juegos, y en cualquier caso todas de un interés muy destacable. Y en segundo lugar por su sorprendente multijugador.

Death Stranding va de reconectar personas y eso es justamente lo que propone con su vertiente online. Ésta siempre está presente en el juego, aunque no nos crucemos con ningún jugador y la experiencia sea completamente solitaria.

Death Stranding 6

El multijugador toma prestado el concepto de los souls de dejarnos mensajes entre los jugadores y lo lleva más allá. Cada vez que entramos al juego nos conectamos a un servidor con otros 50 jugadores más, los cuales compartimos en el mundo las construcciones que realizamos «facilitando» la tarea al resto. Podemos toparnos con un puente que haya construido otro que pasó antes que nosotros y nos ahorre dar una vuelta tremenda. O una escalera para ascender una montaña escarpada. O que alguien haga uso de la carretera que hemos ayudado a asfaltar.

A cada «marca» que deja otro o a las nuestras, podemos concederles un Me gusta como si de una publicación de Facebook se trata. Estos Me Gusta nos suman para avanzar en la experiencia de nuestro Sam Porter, y de esta forma ir subiendo niveles que nos den acceso a poder portar mayor peso de carga y otras habilidades.

Pero es la sensación de estar compartiendo con otros la experiencia, de ayudar y que nos ayuden con gestos lo que hace a Death Stranding tan único. Desviarte de tú camino para terminar una carretera a la que le faltan 300 de metales y 500 de cerámica, es tan satisfactorio y te hace sentir parte de una comunidad a la que no vas a ver nunca, salvo oír en algunas situaciones muy particulares.

Además si tenemos muchos encargos podemos compartirlos con otros jugadores mediante buzones y otros lugares destinados a ello. También podemos hacernos cargo de los que perdieron otros jugadores por el camino para que no se queden sin entregar. Aumentando aún más la sensación de que entre todos estamos reconstruyendo el mundo.

Death Stranding 4

El apartado técnico de Death Stranding es sencillamente excepcional. El motor Decima, que ya pudimos ver en Horizon: Zero Dawn, da una muestra de nuevo de que puede alcanzar cotas muy altas. Al excepcional rendimiento en los parajes debemos sumar un excelente trabajo de captura de movimientos.

Y es que Kojima se ha rodeado de amigos de lo más granado de Hollywood. Desde el protagonista Norman Reedus, hasta los excelentes Mads Mikkelsen o Léa Seydoux, pasando por los directores Guillermo del Toro y Nicolas Winding Refn. Todos dejan personajes memorables como Mama o Fragile, o divertidos como Deadman y muy curiosos como Hearth¡man. Pero aún son más sorprendentes los cameos que no nos han destripado en la campaña publicitaria y que se esconden muchos de ellos en misiones secundarias que podéis ni siquiera toparos.

Pero si el apartado técnico es sobresaliente, aún más lo es su banda sonora. Desde el sobrecogedor Don´t be so serious de Low Roar que abre el juego, hasta cualquiera de los temas que de repente arrancan cuando caminamos por la falda de una montaña sin más interés que simplemente llegar al destino. Un soundtrack seleccionado con un tino admirable.

Death Stranding 5

Tampoco hay que desdeñar su doblaje al castellano, aunque sea algo habitual en los títulos exclusivos de Sony. La elección de voces es magnífica y la calidad del doblaje e interpretaciones raya a gran altura.

Pese a todo, debo dar algún que otro palo. La física de los vehículos es bastante mejorable y las motos o coches no tienen ningún tipo de peso y su control es bastante básico y poco creíble como escalan por las montañas más empedradas que podéis imaginar.

LO MEJOR

✔Su historia. Conmovedora, llena de giros y con una narrativa excepcional
✔Su particular sistema online
✔Su apartado técnico

✔La excepcional banda sonora

✔Las actuaciones

✔No cesar de dar nuevos elementos hasta el final del juego

LO PEOR

✘Las físicas de los vehículos

DEATH STRANDING

NOTA - 97%

97%

Death Stranding es un juego excepcional, tanto como particular. Su mecánica es bastante básica pero todo lo que lo rodea hacen de él un juego memorable

User Rating: 4.55 ( 1 votes)

Sobre Pichumalaga

Crecí con un Amstrad CPC 6128 en las manos, Mega Drive fue mi primera consola, bajé escalones con un Spectrum ZX 128K para dar un salto al PC... Tras overclokings y mods, PlayStation me poligonizó y desde entonces hasta ahora abrazo cualquier cosa que tenga un pad. Para cualquier cosa me tenéis en PSN como pichumalaga
A %d blogueros les gusta esto: