sábado , 16 octubre 2021

Análisis de Chivalry 2 para PlayStation 4

CHIVALRY 2

Plataformas: PC/PS4/XboxOneChivalry 2 cover

Versión probada: PlayStation 4

Género: Hack and Slash

Desarrollador: Tom Banner Studios

Distribuidor: Koch Media

Lanzamiento: 08/06/2021

Precio: 39,99€

Número de jugadores: 1

Online: Si

Voces/textos: Inglés/Castellano

Web oficial

METACRITIC

La parte competitiva del videojuego desde siempre fue una de sus grandes bazas. Aún cuando no había forma de enfrentarnos a otros vía internet, los grandes campeonatos organizados por Nintendo marcaron un hito en los primeros pasos de este nuestro hobby. Luego llegaron los «cyber cafés» y las tardes compitiendo en LAN, para dar paso posteriormente a los multijugadores online auspiciados sobre todo por la entrada de Microsoft.

La vertiente habitual ha sido casi siempre el shooter, ya sea en primera o tercera persona, pero usar todo tipo de armas ya sean futuristas, actuales o clásicas, es un recurso habitual. Aunque las refriegas medievales no se han extendido tanto, y casi siempre se han dejado para el terreno de la estrategia, algunos estudios se han animado a querer representar esas batallas multitudinarias donde espadas, lanzas, armaduras, caballos y el ir de frente dejaba campos enteros de cadáveres y mutilaciones varias.

Mount and Blade o Mordhau son algunos de los ejemplos más destacados, además de la saga que nos ocupa: Chivalry. En 2012, Torn Banner Studios debutaban con este multijugador de batallas medievales que buscaba apostar por el realismo y poner en liza grandes contiendas desde el punto de vista de casi cualquier tipo de caballero que en ellas combatía.

Chivalry 2 1

Un título que fue creciendo, especialmente en PC pero al que le quedaba mucho margen de mejora por delante. Algo que el estudio ha buscado con esta secuela que nos llega ahora y que hace suya la norma de las continuaciones en videojuegos: más y mejor. Chivalry 2 es un juego más grande, con más opciones y con un mayor sentido del espectáculo, pero sobre todo de abrazar al jugador para que disfrute del espectáculo.

Puede que no sea el más realista, ni el que toma con mayor veracidad los movimientos de la batalla medieval, pero sí es el que mejor sabe aceptar que el videojuego también es entretenimiento y espectáculo. Su puerta de entrada es menos angosta que la de otros juegos similares, sabiendo aceptar a casi cualquier tipo de jugador pero sin cerrar el paso a un recorrido de aprendizaje que nos hará ser mejores en la batalla con multitud de movimientos por dominar.

Sus batallas de 64 jugadores son de lo más divertido, pero sobre todo son emocionantes. El arrancar la marcha hacia el enemigo dando gritos codo con codo con tus aliados es de los momentos que te ponen la piel de gallina y te sumerge en el fragor de unas batallas por momentos algo caóticas, pero que saben medir muy bien el momento espectáculo.

Esta apuesta por el ritmo del combate viene dado sobre todo por la rapidez en regresar al combate una vez caído, con un respawn selectivo que funciona muy bien. Además se han dado elementos como vendas o la curación por parte de aliados, para que mantenernos más tiempo en pie sea algo constante. Son elementos que chocan de frente contra el realismo, pero que dotan al juego de una mayor diversión.

Su sistema de combate se ha rediseñado con respecto a la primera entrega, siendo mucho más ágil y fácil de aprender que no de dominar. Aparte de los ataques ligeros o pesados, también están las posiciones verticales u horizontales, pero son realmente fáciles de captar. También se puede amagar ataques para engañar al rival, y el bloqueo se ha simplificado bastante eso sí, siempre pendientes de la barra de resistencia de la que depende tanto nuestra defensa como la posibilidad de atacar.

Tal vez el punto menos fuerte sea el de la personalización. Existiendo cuatro clases que a su vez tienen su propio árbol de subclases, lo cierto es que las armaduras son muy parecidas entre sí. Pese a ello se distingue bien cada clase en el combate aunque a los enemigos y aliados sólo lo harás por el color azul o rojo que portan en partes de las armaduras, algo que a veces confunde un poco. Algo más de fantasía no le hubiera venido nada mal teniendo en cuenta que el realismo no se ha llevado al extremo.

En cuanto a modos de juego no es que esté sobrado pero tiene los justos para ofrecer variedad. La estrella sin duda es Objetivos por Equipos, donde iremos avanzando por varias fases de hasta cinco enormes mapas con objetivos por cumplir. Estos pueden ir desde saquera una ciudad hasta eliminar a alguien importante del rival. Todo ello adornado con unas breves cinemáticas para dar contexto.

Además se incluyen dos modos como son Combate a muerte por equipos y Combate a muerte todos contra todos. Modos más básicos, en mapas más reducidos pero que apuestan por una experiencia más inmediata y para partidas más cortas. Para ellos existen tres mapas, cada uno con algunas particularidades en sus escenarios que aportan algo de variedad.

En el plano técnico, Chivalry 2 no es ningún portento gráfico pero lo que quiere representar lo hace con bastante buen tino. La acción es rápida y vibrante con un rendimiento más que estable para la cantidad de jugadores que hay en pantalla, pero sobre todo la crudeza de los desmembramientos está muy bien representada. Sonoramente recoge muy bien el choque de las armas y el horror de un combate tan crudo y descarnado.

LO MEJOR

✔Su apuesta por la diversión
✔La representación de las batallas y su crudeza

LO PEOR

✘Algo escaso en modos de juego, aunque esto es subsanable en el futuro
✘Parco en personalización

CHIVALRY 2

NOTA - 82%

82%

Chivalry 2 sabe coger el testigo de su anterior entrega para ofrecer un multijugador online de de batallas medievales muy divertido. Sus sistema de combate es fácil de aprender pero tiene recorrido para dominarlo

User Rating: Be the first one !

Sobre Salvador Vargas Ramírez

Crecí con un Amstrad CPC 6128 en las manos, Mega Drive fue mi primera consola, bajé escalones con un Spectrum ZX 128K para dar un salto al PC... Tras overclokings y mods, PlayStation me poligonizó y desde entonces hasta ahora abrazo cualquier cosa que tenga un pad.
A %d blogueros les gusta esto: