jueves , 2 diciembre 2021

Análisis de Assassin’s Creed Valhalla para PlayStation 5

ASSASSIN'S CREED VALHALLA

Plataformas: PC/XboxOne/PS4/PS5/XboxSeriesX

Versión probada: PlayStation 5Assassin's Creed Valhalla cover

Género: Action-RPG

Desarrollador: Ubisoft

Distribuidor: Ubisoft

Lanzamiento: 10/11/2020

Precio: 69.99€

Número de jugadores: 1

Online: No

Voces/textos: Castellano/Castellano

Web oficial

METACRITIC

Hace tres años, tras un leve parón, Ubisoft reformuló la saga Assassin’s Cred. Tras dar claros síntomas de agotamiento en su fórmula, Origins llegaba para revolucionar sus mecánicas y aprovechar lo visto en juegos como The Witcher 3 o incluso The Legend of Zelda: Breath of the Wild para «robarles» algunas mecánicas y acercarse más al concepto de RPG.

Tras Odyssey, la saga ha vuelto a tomar un descanso de un año para regresar este año con Valhalla, una entrega que aprende errores del juego de 2018 y ofrece un título que no hace tantos esfuerzos por robar tiempo al jugador y sí por hacer le disfrutar más. Esto no significa estar ante un juego más corto, sus más de media centena de horas para la campaña lo atestiguan, sino un equilibrio de progresión mejor medido y más justo.

Assassin’s Creed Valhalla no cae en el error del más es mejor, de la desmesura de Odyssey ni tampoco nos obliga a farmear sin descanso para poder subir de nivel en cierta parte de su historia como el anterior. Además reformula con cierto tino las misiones secundarias tediosas de la saga, pero pese a todo tiene sus propios defectos como veréis a continuación.

Assassin's Creed Valhalla 1

Tras el antiguo Egipto y la epopeya griega, ahora nos trasladamos a la era vikinga en el siglo IX después de Cristo y en la decadencia de la Alta Edad Media. Encarnamos a Eivor, tanto si lo elegimos como varón o mujer, que fiel al poderoso vikingo Sigurd le acompaña a Inglaterra para asentar a su pueblo en busca de prosperidad.

Allí nos cruzaremos con cuatro pueblos y culturas como son los sajones, normandos, britanos y pictos, que se disputan las islas divididas en estos cuatro grandes reinos. Forjaremos alianzas o nos enemistaremos según nuestras decisiones todo en aras de buscar lo mejor para nuestro pueblo.

Es este hálito de secundario de Eivor tal vez uno de los pecados del juego, pues el personaje carece del carisma de otros de la saga y está más relegado a un segundo plano. Todo ello pese a que esta entrega se acerca un poco más a lo que conocemos de la lucha entre Asesinos y Templarios pues es el más cercano a la primera entrega protagonizada por Altäir.

Assassin's Creed Valhalla 4

La apuesta de Valhalla por una narrativa capitular se agradece, y es que como si de los capítulos de una serie se tratase, la historia se nos cuenta por alianzas que debemos forjar y quedando cerrados al alcanzarlas. Una forma de organizar la historia mejor articulada pese a estar ante un juego con una clarísima apuesta por el sandbox.

Ayuda también a ello la omisión de las tediosas misiones secundarias, que no es que no estén pero se han reducido al mínimo y cambiadas por una infinidad de actividades que tendremos disponibles para dispersarnos de la trama cuando queramos.

La lista de posibilidades que se nos brinda es amplia: resolución de puzles para acceder a zonas con tesoros, búsqueda de libros de sabiduría para mejorar nuestras aptitudes, luchar con las Hijas de Lerion que son una suerte de enemigos temibles y duros, enfrentamientos con animales mitológicos, drogarnos con setas y desentrañar enigmas, etc.

Hay muchas más, y todas bastante divertidas y diversas, sin caer en la repetición constante de otras entregas y con mecánicas algunas más trabajadas que otras. Lo cual habla de la inmensa variedad que hay en Valhalla más allá de su misión principal y que nos hace alabar el trabajo de sus desarrolladores.

Assassin's Creed Valhalla 3

También tenemos actividades más desenfadadas como un juego de dados llamado Orlog, un concurso de bebidas a base de QTEs o los Flything que vienen a ser una traslación de la batalla dialéctica de Monkey Island que es toda una delicia y muy imaginativa en sus respuestas.

Antes hemos mencionado la escasez de misiones secundarias de relleno tan habituales, y es porque se ha optado por algo similar a lo que sucedía en Red Dead Redemption II con los eventos que surgen a nuestro alrededor al deambular por su mundo. Nos podremos acercar a los NPC y estos nos darán algún encargo pero de forma algo críptica y con un sentido del humor muy particular.

Mencionando al juego de Rockstar, también se «copia» la idea de un asentamiento desde el que partir para todo y al cual mantener y mejorar con su propio árbol de mejoras. De hecho necesitaremos ir con los compañeros de asentamiento a realizar asaltos y saqueos recuperando intentos tímidos de otras entregas que aquí ganan mayor protagonismo.

Y por si os lo preguntáis, Assassin’s Creed Valhalla también tiene su parte de historia en la actualidad de nuevo con Layla y en ella se nos propone un juego de puzles llamado anomalías del Animus que ya vimos en La Hermandad y que aquí se potencia aún más y con multitud de guiños a toda la saga.

Otros de los cambios importantes introducidos en Valhalla con respecto a sus dos juegos predecesores es la forma en que se gestiona su equipamiento y el sistema de niveles, ambos con ciertos excesos en Origins y Odyssey siendo aquí más agradecidos y sobre todo, medidos

Las armas y partes de la armadura ya no se obtienen con tanta asiduidad como si de un Destiny se tratase y no pasamos tanto tiempo en el menú cambiando equipo. Ahora se nos otorga de manera más puntual y jugaremos más tiempo con él conseguido por lo que el herrero gana en importancia ya que nos interesa mejorarlo.

Los niveles como tal desaparecen dejando paso al poder que se nos sugiere para cada misión, un hecho que se solventa muy bien si seguimos la historia como debe indicada por este indicativo. De igual forma el juego no nos hace trampas subiendo el nivel de los enemigos y cada zona tiene su dificultad recomendada bien medida para una evolución normal en el juego.

Otro punto a favor en la mejoras incorporadas es una clara apuesta por la exploración más pura. Algo que se nos pregunta al comienzo del juego y si optamos por lo que se nos propone por defecto nos vamos a encontrar una aventura sin minimapa y donde deberemos buscar nuestro camino con indicaciones y una brújula.

Su combate también ha sufrido una serie de mejoras para ofrecer el mejor hasta la fecha en la saga. Ya con Origins y refrendado con Odyssey, se dio un salto de calidad, que ahora se siente aún más fresco y lleno de posibilidades. El hecho de ampliar el repertorio de animaciones en función del propio personaje da una capa más de profundidad.

Pero también crece el número de enemigos diversos, todo ello gracias a las cuatro civilizaciones que conviven y que engrandecen la diversidad de nuestros enfrentamientos. Un repertorio lo bastante grande como para no cansarnos en la infinidad de horas que tenemos por delante.

Y por supuesto, algo que nunca decae en un Assassin’s Creed es su ambientación y la labor de documentación. Pues en Valhalla tampoco y es todo un espectáculo incluso siendo uno de las entregas con escenarios más lúgubres dada la situación británica y la época.

Por ello en su plano técnico nos deja estampas espectaculares, que se mezclan con algunos elementos que desentonan como sus animaciones o algunas animaciones faciales algo desfasadas y que nos recuerdan a otra entrega intergeneracional como fue Black Flag.

No es el mayor exponente de la nueva generación que cabía esperar, pero si algo suma en las nuevas consolas es un rendimiento que no conocíamos hasta ahora en la saga. Eso no impide los habituales bugs de todo juego de Ubisoft que ya parecen más un meme que algo que reprochar.

En su apartado sonoro gusta encontrarnos con viejos conocidos de la saga en su banda sonora como Jesper Kyd, Einar Selvik o Sarah Schachner. El doblaje al castellano nos da la cara y la cruz con una gran selección de voces para los actores principales y algunas menos logradas en personajes menos importantes.

LO MEJOR

✔Valhalla valora mejor el tiempo del jugador que Odyssey
✔Variado y entretenidísimo
✔Sus minijuegos te sacarán una sonrisa

LO PEOR

✘Eivor tiene una falta evidente de carisma
✘No aprovecha como debe las nuevas consolas

ASSASSIN'S CREED VALHALLA

NOTA - 92%

92%

Assassin's Creed Valhalla ha aprovechado su año extra para mejorar errores de la anterior entrega y solo el poco carisma de Eivor frena un gran juego

User Rating: Be the first one !

Sobre Salvador Vargas Ramírez

Crecí con un Amstrad CPC 6128 en las manos, Mega Drive fue mi primera consola, bajé escalones con un Spectrum ZX 128K para dar un salto al PC... Tras overclokings y mods, PlayStation me poligonizó y desde entonces hasta ahora abrazo cualquier cosa que tenga un pad.
A %d blogueros les gusta esto: