jueves , 16 septiembre 2021

A Bungie le costó 164 millones comprar su libertad a Activision

Uno de los grandes movimientos en las industria del videojuego en lo que llevamos de año fue la separación de Bungie de Activision. El estudio que dio vida a la saga Halo bajo el paraguas de Microsoft, iniciaba esta generacion creando Destiny para la compañía de Call of Duty.

Lo que en un principio se vendió como un acuerdo amistoso, que incluso se remitía al contrato firmado por ambas partes inicialmente, se ha destapdo que le ha costado a Bungie 164 millones de dólares comprar su libertad.

Así lo ha informado Activision Blizzard a sus inversores mediante un documento donde se detalla que ya no poseen los derechos comerciales ni ningún tipo de obligación con respecto a la saga Destiny.

Destiny se presentaba en 2013 con el ambicioso plan de durar 10 años con lanzamientos previsto de una nueva entrega cada dos años y una expansión en los años intermedios. Para ello se hizo una inversión de 500 millones de dólares, considerada la más cara en la historia de un producto audiovisual de la historia.

Si bien los planes no salieron como se planearon de inicio y en esos 6 años de duración de la alianza Bungie/Activision sólo hemos tenido dos entregas y una larga lista de expansiones y DLC, comercialmente no le ha ido nada mal a la compañía que asegura haber ganado en torno a los 397 millones de dólares sólo con la expansión Forsaken de Destiny 2.

A partir de ahora Bungie se encarga en solitario de la producción y distribución de todo lo concerniente a la saga Destiny.

Sobre Salvador Vargas Ramírez

Crecí con un Amstrad CPC 6128 en las manos, Mega Drive fue mi primera consola, bajé escalones con un Spectrum ZX 128K para dar un salto al PC... Tras overclokings y mods, PlayStation me poligonizó y desde entonces hasta ahora abrazo cualquier cosa que tenga un pad.
A %d blogueros les gusta esto: