martes , 2 junio 2020

Trump pretende encarecer un 25% los videojuegos y consolas importadas

El gobierno de Donald Trump sigue imponiendo su mano de hierro en la denominada guerra del comercio emprendida contra China. Si hace una semana se conocía el veto que Google debía imponer a Huawei por orden de la administración Trump, los videojuegos ahora se llevan también su parte.

La nueva medida planteada por el gabinete Trump impondría una arnacel del 25% a todo producto extranjero relacionado con videojuegos, máquinas recreativas y juegos de mesa. Especialmente se ceba con aquellos fabricados en China.

Se hace hincapié en consolas, periféricos como mandos y otros componentes pero parecen salvarse los videojuegos en sí. Esta medida afectaría a Sony y Nintendo a la hora de vender su consolas y periféricos en suelo estadounidense.

Es curiosa la medida ya que exime a Microsoft al tratarlo como producto patrio y dar por hecho que sus componentes se fabrican en el propio país. Pero realmente la mayoría de componentes usados en Xbox, Xbox 360 o Xbox One son fabricados en China como los del resto de sus competidores. La doble moral norteamericana.

De momento no es algo firme y parte como una propuesta que habrá que ver que recorrido adquiere. De hacerse realidad, Sony y Nintendo partirían en el principal mercado con una desventaja de un precio un 25% mayor que el de Microsoft.

Sobre Pichumalaga

Crecí con un Amstrad CPC 6128 en las manos, Mega Drive fue mi primera consola, bajé escalones con un Spectrum ZX 128K para dar un salto al PC... Tras overclokings y mods, PlayStation me poligonizó y desde entonces hasta ahora abrazo cualquier cosa que tenga un pad. Para cualquier cosa me tenéis en PSN como pichumalaga
A %d blogueros les gusta esto: