Home / Previews / Impresiones de la beta de Call of Duty: Black Ops IIII para PlayStation 4

Impresiones de la beta de Call of Duty: Black Ops IIII para PlayStation 4

Ya estamos sumergidos de lleno en la segunda mitad del año y es la época de que lleguen una serie de juegos que anualmente buscan ser el centro de las compras navideñas. Activision es una de las dominadoras con la saga Call of Duty y más cuando es Treyarch quien se ocupa de la entrega que toque.

No obstante y tras dos años y sendas entregas a la venta, Call of Duty: Black Ops III sigue activo y con mucha vida. A pesar incluso del buen gusto que dejó WWII y su regreso a un tipo de shooter más «terrenal».

Treyarch recoge el testigo de Sledgehammer y se olvida del parkour y los dobles saltos para proseguir con una entrega algo más tradicional. Eso sí, sin perder la fantasía que ellos mismos implantaron con la subsaga y manteniendo toda esa imagenería de armas, aumentos y locura visual.

Call of Duty: Black Ops IIII llega para arrasar en ventas, incluso con cambios en su modelo de negocio que hacen fruncir el ceño a más de uno. Eliminar la campaña tradicional ha sido uno de ellos y el otro es plegarse a las modas metiendo un modo Battle Royale al que han denominado Blackout.

En octubre podremos hincar el diente a todo esto y al «vitaminado» modo zombies que este año vendrá más fuerte que nunca con hasta tres historias a cual más loca e improbable. Pero antes ya hemos tenido oportunidad de catar su beta privada y os contamos lo que nos ha parecido.

Este primer fin de semana ha sido exclusivo de PlayStation 4, habiendo otro el próximo para el resto de plataformas. Para septiembre se guardan la prueba del modo Blackout, que promete los mapas más grandes vistos en un Call of Duty.

SABOR A CLÁSICO

Lo primero y más reseñable es el regusto a estilo clásico que deja este multijugador de Call of Duty: Black Ops IIII. No solo por el uso de botiquines para curarnos en lugar de la regeneración automática, sino por la apuesta por eliminar los dobles saltos y el parkour.

No pierde un ápice del frenetismo propio de la saga e incluso se potencia áun más con el diseño de mapas cerrados, con muchos pasillos estrechos y sin apenas espacio para los «camperos». Aquí priman los reflejos y el estarse quieto se paga muy caro.

El respawn además está pensado para estar muy rápidamente en la acción, por lo que es un morir o matar en cuestión de segundos. Pero los cambios son tan profundos que aquel jugador (que como yo) no tenga un ratio muy alto puede encontrar formas de divertirse.

La gran baza de Treyarch para revitalizar la fórmula son los especialistas, algo con lo que coquetearon en Blac Ops III pero que aquí se expande con más importancia. Cada uno tiene un estilo y unas armas especiales que a buen seguro te darán opciones que se amolden a tu estilo.

Pero además de los especialistas están las clases, por lo que no tiene porque ser igual Ruin en manos tuyas que en las de otro jugador. Aquí entra en juego el personalizar tu estilo de juego con las armas, accesorios para estas y una serie de cartas que dan añadidos en forma de suma de puntos, rachas más rápidas, etc.

Una fórmula que acerca a Call of Duty al estilo de hero shooter que tan de moda está pero sin perder su esencia. A su vez apuesta por un juego en equipo que no sé hasta que punto será adoptado por la comunidad más meanstrean del juego que está más acostumbrada a ir a su bola que a colaborar.

De hecho los modos de juego, salvo el clásico Deathmatch, todos apuntan a esta colobaración. Aunque no son la panacea de la innovación, ya que en su mayoría son variaciones de los ya vistos, ofrecen mucha variedad. Y eso que sólo hemos tenido acceso a cuatro en esta beta.

Durante estos días se han ido introduciendo hasta cuatro modos. Aparte de Deathmatch, hemos tenido Control, una novedad que mezcla estilos de conquista y defensa con un estilo aleatorio que le da bastante diversidad.

Lo cierto es que el sabor de boca que dejan estos días de beta son inmejorables y vaticinan una entrega que va a agradar a muchos tipos de jugadores. Está claro que el eliminar la campaña es polémico y habrá quien le haga la cruz, pero se estará perdiendo un multijugador que promete muchos meses de diversión.

 

Mira esto también

Infinity Ward no oculta que el próximo Call of Duty será Modern Warfare 4

Call of Duty Modern Warfare 4 podría ser presentado esta misma semana e Infinity Ward no trata de desmentir el título en redes sociales.

A %d blogueros les gusta esto: