Home / Reviews / Análisis: Gran Turismo Sport

Análisis: Gran Turismo Sport

Titulo: GRAN TURISMO SPORT

Plataformas: PS4 (compatible con PlayStation VR)

Género: Velocidad/Simulador

Desarrollador:  Polyphony Digital

Distribuidor: Sony

Lanzamiento: 18/10/2017

Precio: 64,99

Número de jugadores: 1-2

Online: Si

Voces/Texto: Castellano/Castellano

LA TRANQUILIDAD DE YAMAUCHI

Cuatro años han tenido que esperar los poseedores de una PlayStation 4 para poder disfrutar por fin de un Gran Turismo. La apuesta de Sony de lanzar GT6 en PS3 cuando a las pocas semanas de aparecer su nueva consola es de agradecer por el apoyo a los 75 millones de compradores, pero es un lastre que PS4 ha tenido que arrastrar.

Por desgracia, en Polyphony Digital, son de tomarse las cosas con calma y cada lanzamiento de una nueva entrega ha sido pasto del tiempo transcurrido y los sucesivos retrasos. Digo lo de por desgracia porque si la espera se amparese en una gran revolución no importaría tanto pero cuando entregas un producto como Gran Turismo Sport, quedan dudas sobre qué has estado haciendo todo ese tiempo.

A Gran Turismo le han adelantado por la derecha y la izquierda, tanto sagas como Forza (en sus dos vertientes) como nuevos competidores como Project Cars. La saga de automoción por excelencia de Sony ha perdido el lustre ganado en la primera PlayStation y PS2.

Con Gran Turismo Sport ya en la mano, da la sensación que de que Kazunori Yamauchi (el máximo responsable de la saga) se ha pegado unas vacaciones de cuatro años viajando por el mundo, poniéndose tibio a comer y montando la enciclopedia Encarta del automovilismo.

GRAN TURISMO SPORT, UN GRAN JUEGO PERO DEPENDE PARA QUIÉN

Vaya por delante que todo lo dicho anteriormente no hace desmerecer el gran juego que nos ha entregado Yamauchi y su equipo, el problema es para quién va enfocado. El jugador que creció con las cuatro primeras entregas de la saga, ese que no tenía opción de jugar online y que disfrutaba con el Modo GT tan mítico verá que en esta entrega se le ha ninguneado por completo.

En cambio si eres competitivo, te gusta medir tus fuerzas de manera online y hasta te atreves a participar en todo tipo de torneos, este es tu juego sin lugar a dudas. Gran Turismo Sport abraza la competición, pone las bases para crear una comunidad justa y bien medida, pero se olvida del jugador que sólo quiere enfrentarse a la IA y tener horas y horas de un buen juego de coches por delante.

Para esos lobos solitarios que tocan el online sólo de pasada, el contenido es bastante escaso. Como ya he mencionado el clásico modo Gran Turismo se pierde y en su defecto encontramos Campaña, que otra cosa no pero será el mejor tutorial sobre conducción que vas a encontrar en un juego de este género.

Este modo se compone de una enorme cantidad de pruebas, ya sean en la escuela de conducción, retos y experiencia en circuitos. Todos conforman una puerta de entrada excelente para adoptar las bases con las que convertirse en un gran piloto de cara al modo online. Superarlo por completo (y más si buscamos el oro en cada prueba) nos va a llevar una buena cantidad de horas sí, pero no tiene ni de lejos la importancia y relevancia que tenía el modo GT de las anteriores entregas.

Aparte del aprendizaje obtenido en este modo, las recompensas son numerosas y una buena zanahoria con la que mantenernos entretenidos. El sentido de progresión de nuestro piloto y como se le premia si que es todo un acierto en Gran Turismo Sport.

Eso sí, todo esto no vale de nada si no tienes conexión a Internet, puesto que el juego la requiere y sin ella solo se puede acceder al modo Arcade y el resto del juego queda bloqueado. Tanto es así que cosas como la Central de Marcas, ver tu propio Garaje o el excelente modo foto (Paisajes) quedan completamente inútiles sin conexión.

Pasando este mal trago (y ya van unos pocos), el sistema de progresión está muy bien medido. Por suerte (alguno dirá que qué menos) se ha obviado por completo cualquier tipo de micropagos y la obtención de vehículos y complementos para nuestro piloto es progresiva y está muy bien medida.

El resto de modos para un jugador son: Carrera Única, Contrarreloj, Prueba de Derrapes y Pantalla Dividida. Este último modo sin duda hará las delicias de aquellos que añoran poder competir contra un amigo en presencia y no con la frialdad de lo online.

APOSTANDO FUERTE POR LOS eSPORTS

Llegados a este punto no hace falta remarcar una vez más lo importante que es lo competitivo para Gran Turismo Sport. Ese es el centro del juego y es donde se han invertido los esfuerzos, por ello se ha conseguido un sistema de emparejamientos justo y que busca crear una comunidad limpia.

Podemos disputar desde carreras sueltas hasta campeonatos que se van renovando cada 20 minutos y donde los premios serán cuantiosos. A todo esto hay que sumar las muchas competiciones oficiales que Sony plantea y que han insertado en sus torneos oficiales.

La manera de acceder a toda esta vertiente online es con nuestra licencia de conductor, que se irá forjando según avancemos por el juego (sumando incluso todo el Modo Campaña). Se tiene en cuenta tanto nuestra pericia, como el comportamiento que tenemos dentro de la pista. De este modo, aunque seamos un piloto con excelentes tiempos, si nos dedicamos a chocar permanentemente contra los rivales, salirnos de la pista y demás el juego nos empareja con otros de nuestra calaña y deja libre de “tramposos” el resto de la competición. Estos parámetros, además de emparejarnos en según que categoría de jugador, definen nuestra licencia la cual nos da acceso a unas pruebas u otras.

MANTENIENDO LA ACCESIBILIDAD DE LA SAGA

Gran Turismo siempre fue una saga apta para todo tipo de pilotos. Desde el que sólo buscaba echar unas carreras sin ninguna pretensión de realismo hasta el que se monta su playseat y buscaba algo más cercano a la simulación. Evidentemente esta última vertiente tiene hoy en día otros títulos mucho más específicos, pero esta saga siempre supo mantener un buen equilibrio entre ambos tipos de jugador.

Sport no defrauda y hereda todo lo bueno que Polyphony lleva arrastrando desde su primera entrega. Vuelve a ser un juego que se puede disfrutar ya sea con el DualShock 4 o con un volante y toda la parafernalia que queramos meterle.

En ningún momento llegará a ser un simulador total, puesto que incluso eliminando todas las ayudas posibles el juego siempre “te echa una mano” invisible pero que el experto la nota. Aparte del propio comportamiento de la conducción, esto se nota sobre todo en la IA que busca siempre hacer sentir bien al jugador sin ponerle las cosas muy difíciles ni entorpecer sus carreras.

ESCASO GARAJE Y SIN CLIMATOLOGÍA

Las malas noticias con Gran Turismo Sport no acaban con el escaso contenido para un jugador. Tanto el garaje, los circuitos como la climatología son otros aspectos que se han visto reducidos o incluso erradicados incomprensiblemente.

Gran Turismo Sport viene con 162 coches, un número que comparativamente hablando con los 1100 de Gran Turismo 6 es realmente paupérrimo. La única defensa que tienen es que no reutiliza de otras entregas y estos han sido recreados desde cero para este juego, algo que versiones anteriores venían arrastrando.

En circuitos tampoco va muy sobrado, con 17 trazados y sus 40 variantes queda muy por debajo de su sexta entrega que incluía 117 circuitos. Y por si fuera poco la total ausencia de climatología ya que los cielos del juego siempre están despejados y el único ajuste que podemos realizar es la hora del día y tampoco nos permite conducir con noche cerrada.

Está claro que tanto el garaje como los circuitos se irá ampliando a posterior, habrá que ver cuánto llega gratis y cuánto de pago. La climatología es otro aspecto que se puede llegar a introducir con una actualización como le pasó a Driveclub pero en estos tiempos es incomprensible que falte.

ONANISMO AUTOMOVILÍSTICO

Después de tantos reproches, toca alagar al juego, aunque sea en unos apartados que son extras (muy buenos eso) sí a un porcentaje muy alto de compradores le den completamente igual. Gran Turismo Sport es la Encarta de la automoción y la herramienta perfecta para el “poser” de las redes sociales.

El Modo Paisajes es un “regalo” para todo el que gusta de compartir sus capturas por las redes. A su disposición una cantidad ingente de postales preciosas de todo el mundo donde fotografiar los vehículos de nuestro garaje con todo tipo de filtros y opciones de cámara. Por si fuera poco, cuenta con una suerte de red social propia mediante la que compartir con nuestros amigos estas imágenes, opinar sobre ellas, etc.

El otro apartado curioso lo encontramos en Central de Marcas con una recopilación de la historia de cada compañía digna de una gran enciclopedia de la automoción. En este aspecto el trabajo de Yamauchi de documentación, recreación y presentación es digno de alabar.

LA REALIDAD VIRTUAL TIENE SU HUECO

Gran Turismo Sport se presentaba también como uno de los puntos fuertes para vender PlayStation VR, por desgracia su contenido también queda en la anécdota. Lo que debía haber sido uno de los pilares del dispositivo de Sony queda en algo anecdótico.

Tenemos dos modalidades muy sui generis: Conducción VR y Galería VR. La primera nos permite competir únicamente contra otro vehículo controlado por la IA y en los circuitos presentes en el Modo Arcade. Además la bajada gráfica es palpable y evidente aunque sin llegar a lo que sucedió con Driveclub VR.

La segunda opción simplemente nos permite visualizar en realidad virtual los vehículos de nuestro garaje pero sólo desde su exterior. Con lo trabajados que están los interiores de cada coche, sorprende que ene este modo no se permita aprovecharlos, pero por desgracia este modo está muy limitado.

A NIVEL TÉCNICO NO DECEPCIONA

Los juegos de conducción son todo un referente técnico a día de hoy, y en ese aspecto Gran Turismo Sport no defrauda. Todo a nivel gráfico y de rendimiento raya a gran altura, aunque en estos momentos no sorprenda tanto con todo lo que ya llevamos visto.

Resolución de 1080p y 60fps estables, que asciende a 4K con checkerboard en su versión de PS4 Pro. Todo un portento gráfico que se ve amplificado con el excelente uso que hace del HDR y una iluminación excelente.

Dicho todo esto, cabe mencionar que el sistema de rotura del coche es inexistente por completo algo que sin duda ayuda a que todo luzca mucho mejor.

A nivel sonoro, la banda sonora va en concordancia con la saga cargada de temas chill out que tan característicos son de Gran Turismo. La recreación de los sonidos de los coches es otra muestra más del excelente trabajo de documentación del juego.

LO MEJOR

  • Mantiene esa esencia de juego adaptable para todo tipo de conductores.
  • La clasificación por licencias para la competición online es todo un acierto que limpia las carreras de pilotos agresivos y poco amistosos.
  • Una progresión muy bien medida que hace sentir bien al jugador.

LO PEOR

  • La necesidad de conexión a Internet para modos que no lo requieren en absoluto.
  • La ausencia de climatología o daños en el coche tras los choques.
  • Contenido escaso para aquellos jugadores que no opten por el modo multijugador online.
  • Falto de coches y circuitos.

 

LA TRANQUILIDAD DE YAMAUCHI Cuatro años han tenido que esperar los poseedores de una PlayStation 4 para…

GRAN TURISMO SPORT

PUNTUACIÓN - 79%

79%

Gran Turismo Sport nos deja la duda de si realmente se trata de una entrega completa de la saga o algo más que un Prologue amplificado. Apuesta demasiado por los apartados online y descuida al jugador solitario, además llega falto de contenido. Nos deja la duda de si realmente se trata de una entrega completa de la saga o algo más que un Prologue amplificado.

User Rating: Be the first one !

Mira esto también

Análisis de Override Mech City Brawl para PC

Override: Mech City Brawl se sitúa en el Top 3 de mejores juego de Mechas gigantes "destruye ciudades" con un formato simple pero profundo a la vez, donde prima la diversión a otros elementos técnicos.

A %d blogueros les gusta esto: