Home / Reviews / Análisis de God of War para PlayStation 4

Análisis de God of War para PlayStation 4

GOD OF WAR

Plataformas: PS4

Versión probada: PS4

Género: Acción/Aventura

Desarrollador: Sony Santa Monica

Distribuidor: Sony

Lanzamiento: 27/04/2018

Precio: 69,99€

Número de jugadores: 1

Online: No

Voces/textos: Castellano/Castellano

Web oficial

METACRITIC

CINCO AÑOS DE DURO TRABAJO

En el año 2013, con PlayStation 4 ya anunciada y a punto de salir, Sony se decidió a dar un último God of War a los poseedores de PlayStation 3. Sony Santa Monica lanzaba God of War Ascension, con un claro desgaste en sus ideas e incluyendo un multijugador tan forzado como muchos otros que salieron al rebufo en aquella época.

Parecía que Kratos se quedaba en un cajón, más cuando el propio estudio se ponía manos a la obra con una nueva IP (Darkside) de la cual sólo supimos que fue cancelada por no pasar los primeros análisis internos. Esto dio pie a un impás de espera, en el cual Sony Santa Monica aparecía colaborando por aquí y por allá en otros proyectos menores pero sin nada potente en el horizonte.

Darkside, el RPG de ciencia ficción cancelado de Sony Santa Monica

Pero los rumores no paraban, Kratos parecía estar de vuelta y con él Cory Barlog. El que fuera director de la segunda entrega había dejado la compañía años atrás para enrolarse en Crystal Dynamics y aportar su granito de arena para el regreso de Lara Croft en el Tomb Radier de 2013.

Mucho de lo aprendido e incluso ideas del propio Barlog se vinieron con él, para devolver a Kratos a la primera línea de los exclusivos de Sony. Para ello haría uso de su propia experiencia vital, de su reciente paternidad para parir una historia cargada de sentimientos y valores llevando al espartano un punto más allá de lo que habíamos visto de él.

Cory Barlog, director de God of War 2 (2007) y God of War (2018)

El primer tráiler de God of War nos desconcertó a todos. Veíamos a un Kratos desconocido, tranquilo, maduro, con un hijo, en una mitología que no era la suya y con demasiados cambios a nivel de gameplay que sembraban más dudas que certezas. Pero estas fueron llegando con cada nuevo tráiler, making off y avance. Hasta que se pudo probar un mes antes de su lanzamiento por fin, entonces supimos que estábamos ante un God of War incluso en su esencia más pura.

UNA PALPABLE EVOLUCIÓN DEL MUNDO DEL VIDEOJUEGO

God of War no es sólo un paso adelante dentro de su propia saga, sino una muestra de cómo el videojuego y sus pautas han evolucionado en estos cinco años. Historias más elaboradas, integrar ciertos valores, igualdad entre cinemáticas y el gameplay o dotar a los personajes de una mayor profundidad y personalidad. Esos son sólo algunos ejemplos de lo que muestra Sony Santa Monica.

Sony Santa Monica no ha sido esquiva a las “modas” que se llevan y ha ido cogiendo de aquí y de allá. Si los mundos abiertos mandan a día de hoy, God of War tiene un mapa semi abierto con mucha exploración. Si el combate está comandado por lo que hace From Software, ellos lo han abrazado pero sin perder de vista los orígenes de la saga. Si el toque RPG está presente en la evolución de los personajes, Kratos no se libra de ello pero respetando la mitología en la que se encuentra.

Pero sobre todo, se nota que este es “un producto Sony” y que la compañía japonesa tiene una interrelación entre sus estudios envidiable. El aire de Naughty Dog o Guerrilla sobrevuela todo el juego, y sea en la relación entre los personajes o el espectacular apartado técnico, es palpable que todas se benefician de los avances de los demás estudios.

Aunque nada de esto sería relevante si hubiera perdido sus señas de identidad, o al menos aquellas que a día de hoy deben mantenerse. Este God of War recuerda a sus dos primeras entregas, aquellas donde la exploración y el backtracking eran una piedra angular más allá del combo y el espectáculo, y que la tercera entrega dejó un poco de lado en aras de dejarnos con la boca abierta con un ritmo más frenético.

HE AQUÍ QUE VEO A MI PADRE

La relación de Kratos y su hijo Atreus es sin duda el pilar básico en el que se asienta God of War. Un viaje que servirá para unir a dos perfectos desconocidos, a dos personas distanciadas a pesar de vivir bajo el mismo techo. Una trama que desvelará los secretos que se ocultan pero que unirá los lazos más allá incluso de la sangre que les une.

Esta pareja entra de lleno en los altares donde podemos tener encumbrados a Joel y Ellie, a Booker y Elizabeth o Nathan y Sully. Sus diálogos, conflictos y momentos íntimos consiguen llegarte, más todavía si como yo eres padre de un chico de su edad. Puedes ver reflejados en ellos algunos de tus momentos cotidianos incluso dentro de la epopeya fantástica que viven ambos.

Pero no solo por su historia, sino también por cómo funciona Atreus como inteligencia artificial que te apoya en el combate. El chico tiene unos parámetros muy bien definidos y su modo de actuar es acorde incluso con el momento vital que esté pasando. No suele “meter la pata” en combate y sin duda es de las mejores IA de apoyo que hemos podido ver. Esto no lo exime de requerir cierta orden por nuestra parte y sobre todo que sepamos equilibrar el crecimiento de sus actitudes.

Midgar es el reino principal pero aguardan muchos secretos y lugares que visitar

EL VIAJE DE SUS VIDAS

Si habéis visto algunos de los tráilers de God of War (por ejemplo el que figura al principio de este análisis), y tenéis suficientes datos de la historia por lo que no es necesario comentar mucho más. No es por pereza de éste que escribe, sino por no reventaros nada de lo que a mi parecer es uno de los puntos más fuertes del juego.

El viaje que han de emprender Kratos y Atreus será sin duda el que les una como padre e hijo, y que ponga en evidencia lo mucho que necesitaban estrechar lazos. Ante vosotros tenéis entre 20 y 40 horas de juego (depende de lo que queráis explorar y empaparos de otras historias), cargadas de aprendizaje sobre la mitología nórdica, de combates exigentes (incluso en la dificultad más baja) con ciertos enemigos y una cantidad de contenido nunca vista antes en la saga.

Las primeras horas pueden resultar chocantes por todos los cambios a nivel de gameplay que se plantean. La cámara al hombro de Kratos, el uso de L2 y R2 como botones de ataque, el uso del escudo o sobre todo el Hacha Leviatán. Parecía difícil hacer olvidar las Espadas del Caos, pero esta nueva arma es realmente atractiva de utilizar y la posibilidad de lanzarla y recuperarla al estilo del Mjolnir de Thor es todo una gozada.

Como ya he mencionado, Sony Santa Monica ha tomado en cuenta el estilo de combate que From Software ha popularizado con sus Souls y ahora estamos ante algo más táctico y pausado. Pero no os dejéis engañar, conforme avanza la aventura crece el nivel de frenetismo y los combates se vuelven más multitudinarios hasta gozar de enfrentamientos “made in God of War”. Eso sí, algunos combates no tienen nada que envidiar a un Dark Souls y es algo que comprobaréis con siete enemigos muy concretos.

Durante los enfrentamientos contaremos con el apoyo de Atreus y su arco, algo que hará por sí sólo como inteligencia artificial o directamente con nuestras órdenes. La precisión y potencia de ataque de nuestro hijo irá en función de cómo progresemos su árbol de habilidades ligado al arco y la ropa que porta.

Sistema de subida de niveles, armas y armaduras épicas, estadísticas, runas, etc. Todo lo que acerca hoy en día cada juego a un RPG.

Esta es otra de las grandes novedades del juego, que se deja “embaucar” por el toque RPG tan predominante en la actualidad. Podremos mejorar los atributos de Kratos mediante su árbol de habilidades y mejorando las partes de su armadura así como de sus armas. Hay ropas y elementos del hacha comunes, poco comunes, raros, épicos, etc. ¿Os suena? Pues además van identificados con los colores que ya tenemos asimilados. Incluso hay algún easter egg curioso relacionado con esto.

Pero todos estos elementos están seleccionados con buen gusto y siendo muy respetuosos con los elementos de la mitología nórdica. A nuestro servicio tendremos a los Hermanos Huldra, Sindri y Brok, dos enanos herreros que mejorarán nuestras armas y ropas además de contar con algunas misiones secundarias muy espectaculares.

He aquí otro de los elementos novedosos de esta entrega, puesto que el mapa es bastante más extenso que de costumbre y nos tienta a dispersarnos para explorar así como descubrir muchas otras historias secundarias. Un “homenaje” a las dos primeras entregas donde el mapa se sentía menos lineal y el backtracking era parte esencial del juego. No obstante, una vez superada la misión Kratos y Atreus, y por tanto la historia del juego, tendremos un “endgame” muy jugoso donde disfrutar durante horas.

CAYENDO EN ALGUNOS TICS DEL VIDEOJUEGO

God of War es un juego indispensable para todo poseedor de una PlayStation 4 y amante de las aventuras de acción. Eso es un hecho, pero como todo obra maestra tiene sus carencias incluso las más indiscutibles. Partiendo de la base de que estamos ante una séptima entrega de una saga hay ciertas cosas que se pueden llegar a echar de menos.

Lo más reseñable son los grandes combates a los que nos acostumbramos, sobre todo con God of War III. O más que grandes combates, que aquí ahí alguno que otro con unas dimensiones extraordinarias, la ausencia de grandes jefes finales.

No faltan enemigos de grandes dimensiones y combates espectaculares pero se echa de menos jefes de más entidad

Se nota que es el comienzo de una nueva saga dentro de la franquicia y que aún queda mucho por ver de esta mitología, pero una vez que has luchado contra el mismísimo Zeus puede que a alguien le sepa a poco. No obstante hay que verlo como aquel primigenio God of War de 2005 y ver en perspectiva todo el ascenso que vino después.

Me parece más criticable incluso que esto el que un juego que apuesta tanto por la innovación y abrazar el progreso del videojuego, se “abrace” tan “vulgarmente” a tics tan del mundillo como los QTE o el enemigo clónico que cambia de color cual ninja rosa/blanco/negro/rojo/azul de un juego de 9/16 bits. Incluso que para estos se reutilicen animaciones de finalización de manera tan descarada.

Pero insisto, son quejas menores que no deben empañar un firme candidato al GOTY de este año.

UN PLANO SECUENCIA QUE FIRMARÍA EL MISMÍSIMO IÑARRITU

God of War es además de una experiencia redonda tanto en sus mecánicas como en historia, un hito técnico que puede marcar muchos de los futuros desarrollos. No sólo por el espectáculo visual y artístico que presenta sino por la manera de narrar con sus tiros de cámara y mediante un plano secuencia de inicio hasta fin.

Esto es algo que Cory Barlog ya intentó con Crystal Dynamics en Tomb Raider y que ahora como director absoluto del juego ha puesto en práctica y de qué manera. Desde su arranque hasta su final, la cámara no cesa un sólo momento, sin cortes de ningún tipo ni variación entre el gameplay y las cinemáticas. Tanto es así que habrá momentos donde creas estar jugando y simplemente estás visualizando una escena renderizada.

 

God of War 1
El nivel de detalle y las animaciones son espectaculares

Evidentemente tiene su truco y los tiempos de carga existen, camuflados con escenas que alguien ya habituado detecta fácilmente como el paso entre paredes estrechas o reducidas, zonas de viaje rápido donde nuestro personaje está en una “suerte” de limbo, etc. Pero todo está tan bien cuidado que cuela perfectamente.

Pero no hay que desmerecer todos los demás aspectos, puesto que la captura de movimientos, el diseño artístico, la iluminación, partículas, efectos y demás apartados técnicos rayan a una altura impresionante.

Y por supuesto al mismo nivel están los elementos sonoros con un doblaje al castellano “marca de la casa” que pese al cambio en la voz de Kratos le sienta como un guante, estando igualmente de bien elegidas todas las demás voces. Pero si algo brilla es la excelente banda sonora de Bear McCreary (Battlestar Galactica) que mide de manera magistral los momentos épicos con los más íntimos, creando melodías capaces de erizar el bello de la piel.

⇑LO MEJOR

  • Una historia cargada de intensidad, valores y sentimientos.
  • Los cambios en el sistema de combate le sientan como un guante.
  • Un espectáculo visual que puede sentar precedentes.
  • Reinterpreta la saga respetando sus bases.

⇓LO PEOR

  • Los jefes finales bajan con respecto a otras entregas.
  • El semi mundo abierto puede restarle ritmo a la historia si nos dispersamos.
CINCO AÑOS DE DURO TRABAJO En el año 2013, con PlayStation 4 ya anunciada y a punto de salir,…

GOD OF WAR

NOTA - 99%

99%

God of War regresa por la puerta grande, con una entrega que redefine sus bases y mitología pero mirando siempre con respeto a la idea original. Un espectáculo gráfico y técnico, cargado con una historia profunda y llena de valores, pero sin perder un ápice de la espectacularidad propia de la saga.

User Rating: Be the first one !

Mira esto también

Análisis de CollPaintr VR para PlayStation VR

CoolPaintr Vr es una de esas herramientas imprescindible en las diferentes aplicaciones que están apareciendo para VR de PS4. Su precio, su forma de utilizarlo y la gran variedad de público a la que esta destinado es algo que le da un gran futuro y desarrollo

A %d blogueros les gusta esto: