Home / Reviews / Pc / Análisis de Tom Clancy’s The Division 2 para PlayStation 4

Análisis de Tom Clancy’s The Division 2 para PlayStation 4

TOM CLANCY'S THE DIVISION 2
 

Plataformas: PS4/PC/Xbox One

Versión probada: PlayStation 4

Género: Acción/RPG/shooter looter

Desarrollador: Massive Entertainment

Distribuidor: Ubisoft

Lanzamiento: 15/03/2019

Precio: 69,99€

Número de jugadores: 1

Online: Si

Voces/textos: Castellano/Castellano

Web oficial

METACRITIC

Dos géneros han irrumpido con fuerza en esta generación de consolas: los battle royale y el shooter looter. Ambos son la gran ambición de cualquier compañía para hacer caja. Juegos como servicio a los que sacar un rendimiento económico constante con micropagos, expansiones y un sin fin de maneras de monetizarlos.

Los jugadores los han acogido con los brazos abiertos por las de horas de entretenimiento que ofrecen dando uso a un juego durante meses o años. Sin embargo esta duración extendida en el tiempo puede ser el gran talón de Aquiles del género que nos ocupa con The Division 2.

Si bien se atribuye a Destiny la «innovación» e irrupción como el primer shooter looter, no es más que una evolución de los MMO hacia juegos de acción y que Gearbox ya nos mostró en la pasada generación con Borderlands.

Las bases para atrapar a los jugadores son claras: botines que nos enganchen a buscar siempre algo mejor, un endgame extenso y duradero, y porque no, una ambientación atrayente.

Destiny y Anthem han apostado por la fantasía y la ciencia ficción, mientras que Ubisoft por algo más terrenal. Enclavado en la serie Tom Clancy’s de la compañía gala, The Division nos planteaba un apocalípsis bastante realista y factible con enemigos humanos aunque sin perder la condición de «esponjas de balas» que tan arraigada está en el género.

Massive Entertainment daba el salto a la primera línea de Ubisoft tras colaborar en otros desarrollos previos como equipo de apoyo. Lo hacían con su propio motor, el Snowdrop, que tan buena impresión nos dejaba en los primeros tráilers.

Tras un inicio titubeante, el primer The Division supo recomponerse con las consiguientes actualizaciones y añadidos de contenidos posteriores. Durante dos años han sabido reconducir el juego, logrando crear una comunidad duradera y más o menos permanente. Con su secuela han tomado nota de los errores de novatos y han sabido presentar un juego con las dos M por bandera: más y mejor.

The Division 2 es una secuela en toda regla, sabe coger la esencia del original, mantener todo lo que funcionaba, arreglar los fallos y ampliar su contenido exponencialmente. Un juego enorme, cargado de contenidos tanto en su historia como en el endgame. Para todos los tipos de jugadores, ya sean lobos solitarios o busquen compartir experiencia con amigos, aunque tal vez está más enfocado a esto último.

¿Se puede jugar a The Division 2 en solitario? Sí, por supuesto, pero vas a sudar tinta para superarlo. Lo ideal es compartir, ya sea con un grupo de amigos o tirando de matchmaking con extraños. Pero como poder, se puede.

La primera toma de contacto con The Divison 2 es como cuando te sientas en la mesa a cenar la Noche de Navidad, no sabes por donde meter mano. Aunque el juego te va presentado todo de manera ordenada y con un tutorial bastante extenso, no por ello abruma tantas posibilidades en cuanto a misiones, secundarias, coleccionables, creación, estadísticas y todo lo que puede entrañar a un juego con un mapa tan extenso como la Washington que Ubisoft ha recreado aquí.

De hecho el arranque de los títulos de crédito ya nos da una idea del mastodóntico trabajo que ha debido suponer con Massive Entertainment encabezando el desarrollo pero escoltado por al menos otros ocho estudios más de lo muchos que tienen repartidos los galos por todo el mundo. Algo habitual en Ubisoft esta compartición de esfuerzos, pero no por ello deja de sorprender.

The Division 2 es como una muñeca rusa que no deja de sacar más contenido ante tus ojos. Sin duda una inversión inmejorable para aquellos que gustan de comprar juegos al peso (de contenido claro), aunque muchas veces sean repeticiones constantes de casi lo mismo.

Porque una vez más Ubisoft nos vuelve a demostrar que son la máquina mejor engrasada en la industria a la hora de crear juegos como si de una cadena de montaje se tratase. Son como un McDonald, donde sabes que el producto es al menos satisfactorio pero donde todo está mecanizado y cada hamburguesa es prácticamente igual que la anterior.

No por ello dejan de ser grandes títulos, todo lo contrario, pero cuando has jugado recientemente un título de la compañía es fácil sentir todo demasiado «familiar». De hecho a nivel personal me gusta dejar un tiempo entre cada uno de sus juegos para no saturarme.

En The Division 2 hay un esfuerzo por ofrecer situaciones diferentes sí, pero no es menos cierto que todo te termina sonando. Como ejemplo una de las primeras misiones cuenta con unos enemigos que se hacen llamar Las Hienas y el jefe final El Santo. Sin duda recuerdan a cualquiera de los muchos enemigos de Ghost Reccon Wildlands por decir uno de sus juegos recientes a bote pronto.

Que no se me malinterprete, Ubisoft hace muy bien su trabajo y es meritorio lanzar en tan corto tiempo de separación juegos tan cargados de contenido, con recreaciones tan geniales de mapas reales y que ofrecen muchísimas horas de diversión. The Division 2 cumple de sobras todo esto.

Donde sí se nota un salto es en la creación de las misiones, con una verticalidad mayor y buscando la variedad, más en cuanto al donde transcurran que en la ejecución de las mismas. Bien es cierto que el patrón se repite en casi todas: accede a un lugar tomado por una facción rival, ve eliminando a todos los que se te ponga por delante en oleadas, acaba con el jefe final del lugar, rescata o recupera alguien o algo, y por último escapa de allí.

Más o menos es el modus operandi de cada misión principal o secundaria, pero no por ello son divertidas, ofrecen un reto considerable y sobre todo, algunas están trabajadas artísticamente tanto que hay que remarcarlo. The Division 2 esconde algunas misiones en lugares tan bien diseñados que se os quedaran en la retina.

A este buen gusto de diseño hay que sumar un gunplay muy satisfactorio, un sistema de coberturas que arrastra el buen diseño del original y una IA enemiga que nos pondrá las cosas muy difíciles buscando sacarnos de nuestro escondrijo, rodeándonos y esquivando nuestros ataques llegando a recordarnos a los mejores momentos de Halo 3 por ejemplo.

Evidentemente esto no es todo durante las decenas de horas que ofrece el juego en su historia. No faltarán los campamentos a asaltar y dominar, los miles de coleccionables, las posibilidades de creación y la novedad de mejorar y aumentar los asentamientos de tus socios.

Y por si te parece poco lo que ofrece hasta llegar al primer tope de lanzamiento del Nivel 30 del personaje y superar la historia, una vez acabada nos espera el endgame. Nada más y nada menos que significa la aparición de una nueva facción que además te supera en todos los sentidos, te aparecerán tres tipos de clases en las que especializar a tú personaje y además tendrás disponibles las tres Zonas Oscuras donde saciar tus ganas del PvP.

El rediseño de las Zonas Oscuras además ha conseguido un mejor equilibrio de un modo que ya gustó mucho en la primera entrega y que ahora se ha mejorado. Curiosamente The Division 2 no ofrece un battle royale al uso, pero esto es lo más cercano a ello y da para crear una narrativa emergente muy similar.

Una cantidad de contenido que no dudamos que dará para cubrir el tiempo hasta que comience a andar el ambicioso plan de contenido que está por llegar en cuanto a raids, expansiones, desafíos semanales o diarios, etc.

En lo técnico, The Division 2 ofrece luces y sombras. Es innegable el trabajo de recreación, que aunque es habitual en Ubisoft, no por ello deja de ser digno de admiración. La dirección artística es muy acertada y el cambio de la triste e invernal Nueva York por esta Washington veraniega y más colorida le sienta muy bien.

No por ello está exento de lugares oscuros y de una neblina embuida en el ciclo climático del juego que nos recordará mucho al primer The Division. Y aunque todo funciona y luce bien tiene sus fallos más o menos perdonables.

Un mundo tan grande y con tanto pasando a la vez no está exento de un popping más o menos pronunciado y de un cierta debilidad gráfica en las texturas más cercanas (sobre todo de la vegetación). Al menos en la versión de PlayStation 4 estándar que es a la que hemos tenido acceso.

En lo sonoro nada que reprochar. Los efectos sonoros están muy bien recreados, así como el doblaje al castellano en la línea habitual de los juegos de Ubisoft y más cuando prescinden del famoso de turno para poner voz a algún personaje. La banda sonora es tal vez el punto más flojo de este apartado, porque aunque cumple como acompañamiento funcional no deja ningún tema que se te grabe en el oído ni recuerdes cuando finalizas tu sesión de juego.

Dos géneros han irrumpido con fuerza en esta generación de consolas: los battle…

TOM CLANCY'S THE DIVISION 2

NOTA - 90%

90%

The Division 2 cumple con la regla de las secuelas: más y mejor. Un título cargado de contenido por todos lados. Historia larga y difícil, un endgame trabajado y lo que quede por venir con los contenidos futuros. Una compra más que recomendable pese a la "familiaridad" habitual de los juegos de Ubisoft

User Rating: Be the first one !

Mira esto también

Análisis de Super Mutant Alien Assault para Switch

Super Mutant Alien Assault es un roguelike de plataformas 2D de acción competente donde el modo horda es el núcleo del juego. Da para unos horas de diversión y poco más.