Home / Reviews / Análisis de Kingdom Hearts III para PlayStation 4

Análisis de Kingdom Hearts III para PlayStation 4

KINGDOM HEARTS III
 

Plataformas: PS4/Xbox One

Versión probada: PS4

Género: Action RPG

Desarrollador: Square Enix

Distribuidor: Koch Media

Lanzamiento: 29/01/2019

Precio: 69,99€

Número de jugadores: 1

Online: No

Voces/textos: Inglés/Castellano

Web oficial

METACRITIC

QUE BUENO QUE VOLVISTE

La larga espera ha terminado, por fin podemos disfrutar de Kingdom Hearts III. A Square Enix parecen atragantársele sus desarrollo más esperados y tras el sufrimiento con Final Fantasy XV y lo que nos queda con el remake de FFVII, Nomura ha conseguido llevar a buen puerto la historia de Sora.

Desde que en PlayStation 2 disfrutamos de la segunda entrega numerada, es cierto que hemos tenido muchos spin offs en portátiles y dispositivos móviles. Pero lo que de verdad esperábamos era esto.

De hecho tanta entrega intermedia sólo ha servido para enrevesar una historia difícil de seguir y que puede que a alguno eche para atrás si quiere entrar directamente con esta entrega. Para esos jugadores dubitativos sólo decirles que hay dos formas de disfrutar el juego perfectamente válida: la del fan de KH y la del fan de Disney que aunque tenga una sensación de perderse algo gozará con el espectáculo nostálgico que le espera.

KINGDOM HEARTS II.9

El comienzo de esta tercera entrega alude directamente a continuar donde quedaron las historias de Kingdom Hearts: Dream Drop Distance y Kingdom Hearts 0.2: Birth By Sleep – A Fragmentary Passage. Es por ello que tras una introducción nos topamos con un título que tiene más de guiño de Nomura que otra cosa. Algo que descolocará mucho al jugador nobel en la saga pero que hará su gracia al fan.

Un inicio que nos deja a Sora en el intento de recuperar sus poderes al perderlos en el examen para convertirse en Maestro de la Llave Espada y casi ser poseído por Xehanort. Recurso muchas veces visto para que la evolución del personaje durante el juego sea progresiva, algo que deja claro el clasicismo del juego en cuanto a mecánicas.

Sin desvelaros mucho, si que os adelanto que Kingdom Hearts III se siente como un cierre de algunas tramas, pero no de todas. Deja una sensación de que aún quedan cosas por contar y que nos queda saga por delante.

CLÁSICO, FÁCIL PERO TREMENDAMENTE DIVERTIDO

Kingdom Hearts III no se sale de su patrón estipulado de Action RPG, el mismo que ha ido trazando durante todas sus entregas. Plataformas, combates trepidantes y numerosos, habilidades, subidas de nivel, secretos, jefes finales y mucha magia con la que sorprendernos.

Tiene sus novedades por supuesto, las cuales vamos a relatar más adelante, pero lo que si nos ha dejado un tanto insatisfechos es lo fácil de su desarrollo. Incluso en el nivel de dificultad más alto que por supuesto es el que os recomendamos encarecidamente que optéis por iniciar y que a buen seguro os dejará algo fríos.

El sistema de combate es heredado directamente de Kingdom Hearts II, con los comandos de acción para los ataques, barras de energía y magia que si gastamos debemos esperar a que se recarguen y un sistema de apuntado que a veces es un tanto torpe.

La Llave Espada ahora cobra más protagonismo con una funcionalidad novedosa mediante la cual se convierte en diferentes formas y suma habilidades. Esto da mucho juego en los combates y además nos ofrece posibilidad de mejorarla en las tiendas moguri. Podemos llevar hasta tres tipos diferentes de nuestra arma encima y cambiarlas con la cruceta según se adapten al combate y los enemigos.

Otro elemento novedoso en el combate es la inclusión de ataques especiales basados en las atracciones que se encuentran en los parques de atracciones de Disney. Algunos enemigos aparecen con un círculo verde durante el combate, si les atacamos podemos activar este ataque y aparte de devastador si lo usamos bien, es realmente espectacular. Aunque su variedad no es demasiado grande y a las pocas horas los has descubierto todos.

También disponemos de una serie de ataques en equipo con nuestros compañeros que se activan de igual forma que las atracciones y que son bastante contundentes y espectaculares.

Todo ello ello conforma un combate dinámico, divertido y espectacular que raya a gran altura durante las muchas horas de juego. Sólo se ve lastrado por el poco desafío que ofrece la dificultad.

MAGIA EN ESTADO PURO

Si hay algo que destaca en Kingdom Hearts III es cada mundo y lo bien tratados que están. Se notan los años de trabajo y el salto técnico de dos generaciones que hay con respecto a su antecesor.

La recreación de cada mundo de Disney y como se integran los personajes en ellos adaptándose al estilo de animación (o incluso imagen real), la dimensión que alcanzan y el diseño de niveles rebuscado e ingenioso.

Además las historias contadas en cada uno y como recrean incluso las propias películas a las que aluden son geniales. No todos tienen el mismo mimo, cierto, pero incluso el “peor” tratado supera con creces cualquier versión en anteriores entregas.

Destacar también lo diferentes que son en cuanto a mecánicas jugables haciendo que el juego no deje de sorprendernos durante sus muchas horas. Cada nuevo mundo es una experiencia novedosa y esa sensación de frescura es digna de alabar.

MUCHO POR HACER

Más allá de la historia principal, que de por sí nos llevar unas 20 horas superar, Kingdom Hearts III es un título generoso en sus contenidos “añadidos”. Desde la nueva Nave Gumi, completamente rediseñada, pasando por sus misiones secundarias o los minijuegos.

Aunque no todo este contenido extra tiene la “calidad” de la historia principal y a veces se siente como un relleno tedioso para añadir horas un tanto insustanciales o tenernos dando vueltas de aquí para allá.

Un claro ejemplo es el coleccionable de los Portafortunas que son unas marcas con el logo de Mickey que debemos fotografiar con la cámara de selfies y que no obtenemos hasta avanzado el juego lo cual nos fuerza a volver a superar los mundos que ya hemos dejado atrás y donde vimos el coleccionable. Además la cantidad es ingente.

También hay ausencias significativas como la del Coliseo para desafiar nuestra habilidad en el combate. De hecho al ser un juego tan fácil, ni siquiera los jefes finales tienen ese extra de dificultad que tenían en otros títulos anteriores.

ESPECTÁCULO VISUAL

Decir que Kingdom Hearts III no desmerece a una película de Pixar en animación no es demasiado exagerar. El juego es un espectáculo y cada avance no deja de sorprendernos y dejarnos con la boca abierta.

En cuanto al rendimiento tampoco desmerece con una estabilidad sobresaliente incluso en los momentos de más estrés con cantidad de enemigos y efectos en pantalla.

La banda sonora de Yoko Shimomura también raya a gran altura y mantiene el tipo y la emotividad durante toda la aventura. Muchos de los temas clásicos se han recuperado y reinterpretado elevándolos aún más.

En cuanto al doblaje tenemos una de cal y otra de arena. Se mantienen algunos de los actores emblemáticos pero faltan nombres importantes. Ausencias muchas obligadas por el fallecimiento de actores como Leonard Nimoy o Christopher Lee, y otras porque sencillamente no se habrá llegado a un acuerdo como el caso de Danny De Vito como Phil en el mundo de Hércules. La traducción al castellano está a la altura y no da ningún problema en cuanto a su lectura y visualización.

LO MEJOR

✔Un espectáculo en la recreación de los mundos Disney

✔Jugabilidad divertida y muy variada

LO PEOR

✘Excesivamente fácil

✘Los contenidos secundarios, aunque numerosos, bajan mucho el nivel con respecto a la historia principal

QUE BUENO QUE VOLVISTE La larga espera ha terminado, por fin podemos disfrutar de Kingdom Hearts III. A…

KINGDOM HEARTS III

NOTA - 92%

92%

Kingdom Hearts III es sin duda el juego que esperábamos. Emotivo, divertido y espectacular. Tiene sus peros, como una dificultad inexistente pero es una aventura imprescindible.

User Rating: Be the first one !

Mira esto también

Final Fantasy VII ya tiene fecha de lanzamiento en Switch

Final Fantasy VII llegará el mes que viene a Switch, mientras que Final Fantasy IX ya está disponible y se ha anunciado un juego de mazmorras con los Chocobos como protagonistas

A %d blogueros les gusta esto: