Home / Reviews / Nintendo / Análisis de Hotel Transylvania 3: Monstruos al Agua para PlayStation 4

Análisis de Hotel Transylvania 3: Monstruos al Agua para PlayStation 4

HOTEL TRANSYLVANIA 3: MONSTRUOS AL AGUA

Plataformas: Xbox One/PlayStation 4/PC/Nintendo Switch

Versión probada: PlayStation 4

Género: Acción

Desarrollador: Torus Games

Distribuidor: Bandai Namco

Lanzamiento: 13/07/2018

Precio: 39’99 €

Número de jugadores: 1

Online: No

Voces/textos: Inglés/Castellano

Web oficial

METACRITIC

NÁUFRAGOS MONSTRUOSOS

En 2012 Sony Pictures se sacaba de la manga una de las pocas películas de animación que le ha dado algo de carrete para sacar su propia saga. Hotel Transylvania obtuvo un más que considerable éxito que dio origen a dos entregas que fueron llegando con tres años de diferencia.

Esta mezcla de humor con los monstruos clásicos llega este año al fin (de momento) de su trilogía, con una película que mete a los “adorables” Drac, Mavis, Frank, Wayne y toda la trupe en un crucero vacacional muy particular.

Con motivo del estreno en cines sale en paralelo un videojuego que si bien no adapta la película como tal sirve de producto “recaudador” para los que se queden con ganas de más aventuras de estos simpáticos monstruos.

En este caso estamos ante un juego sin ninguna ambición más allá del reclamo publicitario de salir junto a su película. Cierto que tiene ideas que pudieran resultar interesantes pero no se preocupa por desarrollarlas de una manera atractiva sin salir del tedio y la “vagancia”.

CIERTO REGUSTO A LOS LEMMINGS

Hotel Transylvania 3: Monstruos al agua coloca a nuestros protagonistas como náufragos en las Islas Perdidas, pudiendo elegir entre Drac o Vampis como personajes. Da igual realmente escoger uno u otro, puesto que ninguno “actúa” realmente con sus acciones.

La misión es ir rescatando al resto de la tripulación que se ha perdido por las islas y para ello contaremos con la inestimable ayuda de los Impas. Estas criaturas son pequeños murciélagos que acatarán las órdenes de nuestros “señores de la noche”.

Los podemos obtener mediante el canje de unas gemas de diferentes colores en unos pozos de invocación, los cuales además nos sirven como punto de control. Esto último es muy importante ya que disponemos de sólo 10 minutos de exploración por la isla para llevar a cabo nuestra misión.

El motivo es bien sencillo, somos vampiros y no podemos campar a nuestras anchas a la luz del Sol, por tanto pasado ese tiempo debemos volver al barco para volver en cuanto anochezca a nuestra labor. Todo esto hace que sea un juego mejor pensado para jugar de manera portátil.

Con los Impas podemos luchar contra las criaturas de la Isla (incluidos jefes finales), transportar las gemas para crear más, mover objetos que permitan nuestro paso así como destruirlos y otras muchas funciones útiles que nuestros protagonistas no harán vete tú a saber porqué.

Esta idea es divertida, puesto que tenemos que decidir a qué Impas enviar a hacer estas labores, pensando en no quedarnos sin ninguno por si los necesitamos para defendernos. También hay que tener en cuenta la limitación de 10 que nos acompañan y que a su vez pueden perderse en los combates.

El problema es que al poco tiempo tienes todo lo que puede ofrecer el juego en cuanto a esta tesitura de decisiones y es todo una sucesión de repeticiones de mecánicas. El único aliciente es encontrar nuevos Impas con habilidades distintas para acceder a zonas que antes no podíamos pero no invita mucho más.

Como juego para un público infantil es interesante por el hecho de hacerles pensar en cómo usar a sus Impas, pero para un adulto es excesivamente fácil.

HECHO POR LAS TARDES

Pero el único problema de Hotel Transylvania 3: Monstruos al agua no es su repetitividad o excesiva facilidad, sino su nefasto apartado técnico. Amén de los errores no muy desastrosos está la poca ambición que demuestra el juego.

Unos gráficos correctos pero que muestran bastante dejadez, animaciones muy parcas, tiempos de carga excesivos y una ausencia de traducción aleatoria en según que partes (y eso que el juego está traducido al castellano).

Por no hablar de lo burdo que resulta que un juego que parte de una película de animación no haga uso de escenas de la propia película y recurra a imágenes fijas a modo de introducción. No es ningún desastre ni en ningún momento se hace injugable pero deja una sensación de desgana inapropiada.

LO MEJOR

✔Tiene cierto interés para hacer pensar a los más pequeños de la casa con una dificultad bastante apta para ellos

LO PEOR

✘Un apartado técnico que demuestra desgana e interés.
✘Repetitivo
✘Su elevado precio para lo que ofrece

En…

HOTEL TRANSYLVANIA 3: MONSTRUOS AL AGUA

NOTA - 55%

55%

Hotel Transylvania 3: Monstruos al agua es el típico juego que sale en paralelo con una película. Sin ningún tipo de ambición y con una muestra clara de desgana en su desarrollo. Tiene ideas interesantes que no desarrolla, aunque puede ser una buena forma de hacer pensar a los más pequeños de la casa.

User Rating: Be the first one !

Mira esto también

Análisis de Aces of the Luftwaffe Squadron para PlayStation 4

Aces of Luftwaffe Squadron es un shoot'em'up bastante clásico pero que se revitaliza con una serie de mecánicas bastante novedosas en el género

A %d blogueros les gusta esto: