Home / Reviews / Pc / Análisis de Devil May Cry 5 para PlayStation 5

Análisis de Devil May Cry 5 para PlayStation 5

DEVIL MAY CRY 5
 

Plataformas: PS4/PC/Xbox One

Versión probada: PlayStation 4

Género: Acción/Hack and slash

Desarrollador: Capcom

Distribuidor: Koch Media

Lanzamiento: 08/03/2019

Precio: 59,99€

Número de jugadores: 1

Online: Si

Voces/textos: Inglés/Castellano

Web oficial

METACRITIC

Cada año, con cada nuevo lanzamiento de Capcom, no nos cansamos de resaltar el buen estado en el que se encuentra la compañía. Atrás parece quedar aquella compañía lánguida que en la generación anterior parecía más preocupada de sacarnos el dinero con DLCs que con juegos de calidad.

No es que ahora sean hermanitas de la caridad, y siguen teniendo sus modelos de negocio que tal vez no son del agrado de todos, pero lo que no se les puede negar es el buen trabajo realizado con cada nuevo juego que lanzan al mercado.

Desde Resident Evil 7 todo han sido buenas noticias. En parte por el motor RE Engine estrenado en aquel juego y que ha venido acompañando a casi todos los grandes lanzamientos de la compañía. Si le sumamos al apartado técnico tan logrado, juegos cargados de contenido y de calidad, tenemos una compañía en plena forma.

Devil May Cry 5 viene a refrendar este buen momento, con una de las mejores entregas de la propia saga y posiblemente uno de los mejores juegos del género hack and slash.

Estamos ante una continuación directa de Devil May Cry 4, que por supuesto obvia el spin off que supuso DmC de Ninja Theory aunque en palabras de su propio director, coge prestadas ideas de aquel juego tan denostado por algunos fans.

La historia nos sitúa un tiempo indeterminado, pero corto, tras la cuarta entrega. Con una invasión demoníaca en forma de árbol gigante que está matando humanos para alimentarse de su sangre. Dante y Nero regresan para hacerle frente acompañados de los nuevos personajes Nico y V. Por supuesto regresan otros clásicos de la saga, pero mejor que los descubráis por vosotros mismos.

En materia jugable, Devil May Cry 5 no reinventa la fórmula clásica del hack and slash. Niveles muy lineales donde librar batallas contra montones de masillas, cada uno con más complejidad según mejoramos nuestros ataques y combos, para terminar contra un jefe final. En cada nivel hay secretos por descubrir, caminos alternativos y coleccionables.

Un juego que gana en verticalidad y sobre todo en espectacularidad. Cada nuevo escenario es un derroche de imaginación y estética. Así como la presentación de cada nueva cinemática está cargada de carisma y planificación de las posiciones de la cámara. Todo al servicio de la «molonidad».

La historia cumple con la norma de este tipo de juegos y se puede superar en unas 10 o 12 horas, pero todo hack and slash gana en su segunda vuelta y Devil May Cry 5 no es una excepción. Tremendamente rejugable y sobre todo muy variado.

Tanto es así que durante la historia vamos saltando entre los tres personajes: Nero, Dante y V. Cada uno supone una forma diferente de luchar y va añadiendo nuevas capas de movimientos y habilidades conforme avanza. Tanto es así que, a Nero no se le saca todo el potencial en la primear vuelta y debemos volver a jugar la campaña para disfrutarlo en su totalidad.

De hecho Nero es el personaje que más cambio recibe con respecto a otras entregas. Una proviene de la propia historia que arrastra y que provoca que use un brazo protésico que va variando con diferentes habilidades y potencias de ataque. La única pega es que no podemos cambiar entre ellos y para saltar a otro diferente debemos gastar antes el que teneos equipado.

V es el debutante en la saga y puede que porque aún no le conocemos tanto, puede ser el que menos atraiga de los tres. El hecho de que no pelee directamente sino que lo haga a través de las dos mascotas que puede invocar, también le resta algo de carisma.

Cuenta además con una tercera invocación que depende de que rellenemos su Devil Trigger y de esta forma aparece un golem llamado Nightmare que arrasa con todo lo que se le ponga por delante.

Y por supuesto está Dante, que reúne las cualidades que ya tenía en la tercera y cuarta parte con sus cuatro estilos diferentes de combate. Todo un arsenal de armas y se desenvuelve a las mil maravillas tanto en el combate cuerpo a cuerpo como a distancia.

Pero el que estos tres personajes se vayan intercalando no interfiere en que cuando no los controlemos estén aparcados en un rincón de la historia. para narrarnos lo que hacen mientras controlamos a uno de ellos los otros dos, el equipo de desarrollo se ha sacado de la manga los Cameos.

Es una suerte de multijugador que coge lo que otros jugadores han hecho en ese preciso momento de la historia con el personaje que se cruza con nosotros y nos lo muestra en la lejanía. Una suerte de modo espejo o fantasma, que nos invita a jugar en nuestra partida de la forma más espectacular para que si sale en la de otro jugador luzca y no quedemos en ridículo.

Por otro lado destacar la labor de creación de los enemigos, si bien los «masillas» están en una línea más bien decente con excepciones, lo de los jefes finales es de sombrerazo.

En el plano técnico, Devil May Cry es un espectáculo con mayúsculas. El partido que le sacan al RE Engine es digno de resaltar. Un motor que nos había dejado buenas muestras de su potencial en cuanto a iluminación, expresiones faciales y rendimiento, pero que en las distancias cortas dejaba algunas texturas poco trabajadas. En este título se ha pulido hasta esto último dejando un juego impecable.

Además se apoya en un diseño gráfico majestuoso y una estética para todo lo que tiene ver con la serigrafía y estética de los personajes, menús y demás elementos del título que rivaliza muy seriamente con lo que se pudo ver en un título tan destacable en este sentido como Persona 5.

La banda sonora es otro punto destacable, cargada de guitarras rasgando que además van en consonancia con nuestro combate. Si nuestros combos son fluidos y los ejecutamos de maneras espectaculares la música sube con nuestro flow dando un subidón a la partida.

Los efectos sonoros también rayan a gran altura y el doblaje, tanto en inglés como el original japonés brillan aunque se puede echar de menos un catellano como sucedió con los dos últimos Resident Evil. La traducción por su parte de los textos no presenta ningún tipo de fallo.

Cada año, con cada nuevo lanzamiento de Capcom, no nos cansamos de resaltar…

DEVIL MAY CRY 5

NOTA - 92%

92%

Devil May Cry 5 se presenta como uno de los mejores hack and slash, tanto dentro de su propia saga como en el género. Variado, espectacular y cargado de carisma por todos lados. Un juego indispensable si eres amante del género.

User Rating: Be the first one !

Mira esto también

Análisis de Super Mutant Alien Assault para Switch

Super Mutant Alien Assault es un roguelike de plataformas 2D de acción competente donde el modo horda es el núcleo del juego. Da para unos horas de diversión y poco más.