Home / Reviews / Pc / Análisis de Assassin’s Creed Odyssey para PlayStation 4

Análisis de Assassin’s Creed Odyssey para PlayStation 4

ASSASSIN'S CREED ODYSSEY

Plataformas: PlayStation 4/Xbox One/PC

Versión probada: PlayStation 4

Género: Acción/Aventura/RPG

Desarrollador: Ubisoft Quebec

Distribuidor: Ubisoft

Lanzamiento: 05/10/2018

Precio: 69,99€

Número de jugadores: 1

Online: No

Voces/textos: Castellano/Castellano

Web oficial

METACRITIC

VIDAS CRUZADAS

Los caminos de Assassin’s Creed Origins y Assassin’s Creed Odyssey, son como dos vidas cruzadas. Ambos juegos se han desarrollado en paralelo, compartiendo recursos y estudios pero con un año de añadido para el juego que nos ocupa.

Los dos estudios canadienses de Ubisoft, Montreal y Quebec, estuvieron al frente de ambos. Siendo el principal de Origins Montreal y del Odyssey Quebec. Algo similar a lo que sucedió con Assassin’s Creed II y La Hermandad, el primer lanzamiento sin descanso que se produjo en la saga y que impuso la norma posterior de anualidad.

Todo esto explica las muchas similitudes que vamos a encontrar entre Odyssey y su predecesor, ambos juegos el revulsivo que la saga necesitaba y que tan bien le sentó con la entrega de Bayek ambientada en Egipto.

Los debemos ver como un 2 en 1, donde Odyssey se beneficia del año extra para fortalecer aquello que flaqueaba en Origins y añadir lo que no dio tiempo a meter en aquel para abrazar aún más el RPG.

TOCA DECIDIR

Son los añadidos lo que más diferencia a Odyssey de Origins, además de la ambientación y la historia claro. Desde el comienzo ya se nos deja claro que vamos a tener que decantarnos por muchas opciones durante toda la aventura.

Dos serán las que van a marcar nuestro juego. La principal elegir a nuestro protagonista entre los dos hermanos espartanos: Alexios o Kassandra. Os adelanto que la historia es la misma para ambas con muy sutiles variaciones y lo más notable lo elegís vosotros mismos con vuestras respuestas y actos durante la partida.

La segunda, y menos importante porque se puede cambiar durante la partida, es elegir entre el modo tradicional de Assassin’s Creed de guiarte por el mapa con indicaciones de donde debes ir en todo momento u optar por el nuevo Modo Exploración. Es algo más libre, de partida no se nos indica la posición de la misión y debemos localizarla con las pistas que se nos dan en las conversaciones con los NPC. 

Sobre el papel pinta muy bien, pero lo cierto es que es bastante fácil dar con el lugar con las pocas pistas que se dan yendo al mapa y fijándonos un poco. Para que quien jugó a Origins lo entienda, es la fórmula de los Círculos de Piedra trasladado a todo el juego.

A partir de aquí comienza nuestra aventura, la cual está salpimentada con tomas decisiones en casi cada conversación que tenemos con los NPC, tanto de misiones principales como secundarias. Algunas es cierto que tienen mayor relevancia que otra, puesto que tú elección puede ocasionar un cruel destino para el interlocutor y otras son más someras porque la historia tiene que ir por ciertos puntos claves.

Pero la intención está ahí, y es un primer paso para que Ubisoft traslade esto (como hace siempre) a otras de sus sagas y vaya puliendo más el sistema. Por lo pronto en Odyssey da para varios finales diferentes, algunas secundarias con destinos dispares e impactantes, y conseguir alguna relación amorosa si atinamos con nuestras respuestas.

RECUPERANDO LA PRIMERA CIVILIZACIÓN

La historia de Odyssey, vamos a ser francos, no llega ni a la intensidad ni épica de la trilogía de Ezio o parte de Assassíns Creed III. Básicamente porque ya no tenemos a Desmond y la historia del presente hace muchas entregas que se diluyó como un azucarillo en el café. 

Pero ya en Origins se veía un interés por retomar la senda de alternar pasado y presente para “atraparnos” y aquí se continúa por esa senda, aunque aún con pasos dubitativos. 

Para situarnos Odyssey transcurre antes de Origins, tanto como unos 400 años. Por ello, si en el juego de Bayek vimos como se forma la Hermandad de asesinos, aquí los Assassin’s como tal todavía ni existen. Pero dentro de la historia de la saga, esta entrega aprovecha para mostrarnos más sobre la Primera Civilización.

Aunque como viene pasando desde Black Flag, son juegos más orientados a recrear la época y civilización que toca en cada una, se puede decir que lo que se nos cuenta como Assassin’s Creed es interesante y la parte del presente va cobrando importancia.

Lo que sí es muy reseñable es la fuerte personalidad de los protagonistas, aunque tal vez el juego está más pensado para simpatizar con Kassandra que con Alexios.

EL INNEGABLE VALOR CULTURAL

Las entregas de Assassin’s Creed nos podrán parecer algunas más destacables que otras, repetitivas si me apuras en ocasiones, pero lo que no se les puede negar es su intrínseco valor cultural y el trabajo descomunal que realizan los estudios de Ubisoft con las recreaciones en cada una de ellas.

Assassin’s Creed Odyssey no es que no se una excepción, es que tal vez es la entrega con mayor mimo al detalle y más trabajada que no es decir poco. En una saga con unos valores de producción tan enormes en este sentido, esta Grecia es sencillamente impresionante.

Nos situamos al comienzo de la Guerra del Peloponeso, en el año 431 antes de Cristo. Viviremos toda la tensión y batalla entre Esparta y Atenas, además metidos de lleno en ella al ser espartanos los protagonistas. Durante el recorrido de la aventura viviremos todas las tensiones políticas de la época.

El viaje nos lleva a todas las ubicaciones icónicas (incluso algunas más desconocidas) de una Grecia espectacular. Coceremos a personajes históricos como Sócrates, Pericles o Heródoto. Pero además nos imbuiremos en la mitología de los Dioses del Olimpo, lucharemos contra criaturas mitológicas, seremos testigos de la filosofía, el teatro o incluso del nacimiento de las Olimpiadas.

Todo un lujo histórico que merece la pena ser disfrutado y admirado con mucha atención. No faltará más adelante la llegada del Modo Descubrimiento que ya estuvo presente en Origins. De esta forma podremos aprender más sobre la época sin el agobio de la aventura o los combates.

NOVEDADES INTERESANTES

Decir que Odyssey es una skin de Origins puede llevar algo de razón pero no sería del todo cierto ni justo con el juego. Ya lo hemos descrito al comienzo del texto, ambos juegos son desarrollos paralelos y por tanto comparten mucho. 

Es normal que de primeras Odyssey no impresione tanto como lo hizo Origins, porque aquel introducía todos los cambios más o menos radicales sobre la saga y este los continúa, afinando en algunos casos, ampliando en otros y añadiendo nuevos.

El más importante ya lo hemos mencionado con toda la parte de decisiones que afectan a la historia y futuro de personajes. Pero hay bastantes más novedades y cambios interesantes con respecto a Origins.

El combate, siendo prácticamente el mismo, se siente más ágil al eliminar el escudo y potenciar más la esquiva y los parrys. La variedad de armas es enorme, y constantemente estamos obteniendo nuevas así como partes de nuestra armadura.

La vertiente más rolera de progresión del personaje también se ha “corregido” un poco, siendo más claro el árbol de habilidades y conciso que el de Bayek. 

La creación, evolución y modificación de armas y armaduras también ha experimentado cambios y mejoras. La posibilidad de infundir al arma que más nos guste en el herrero las mejoras necesarias para convertirla en una más poderosa y de un nivel más acorde al nuestro es una de ellas. Además podemos “impregnarlas” con unos escritos que les aplican nuevas propiedades.

Otra inclusión, o variación respecto a Origins, son los mercenarios. Aquí se recoge la idea de los Phylakes, esos guerreros de nivel superior que nos perseguían para darnos caza y que suponían un combate con cierto reto si nos pillaban con el nivel más bajo que ellos. Aquí se convierten en una suerte de cazadores que según el nivel de ruido que hagamos se acercarán más o menos, además se expanden en cantidad hasta los 41 y toman prestados ciertos conceptos del sistema Némesis de La Tierra Media. Curiosamente se puede esquivar el combate con ellos, ya que al ser mercenarios se les puede comprar pero el precio irá incrementando en función del que hayan puesto a nuestra cabeza según lo “escandolosos” que seamos a nuestro paso por las regiones.

Una vez más veremos como Ubisoft tira de plantilla para introducir ideas de otros juegos. Aquí  entran en juego los miembros del Culto, que no es muy diferente de los “peces pequeños” de Ghost Recon Wildlands o incluso de los jefes de zonas de Far Cry a los que ir derrotando para poder acceder al “pez gordo”. Aquí son 39 y la gracia están en ir descubriendo quienes son para sacarlos de su anonimato y poder ir por ellos.

Las conquistas son otra de las inclusiones curiosas. Se consiguen al debilitar el ejército de una zona, lo cual provoca una revuelta final que termina en batalla. Ésta es bastante espectacular pero jugablemente es un tanto insulsa ya que aunque haya muchos enemigos en pantalla sólo nos podemos batir con los cercanos y la IA que nos acompaña es un poco comparsa. Una idea interesante que seguramente Ubisoft afine en el futuro.

Nos queda el rescate de los enfrentamientos navales, que si bien estaban presentes en Origins solo lo hacían en ciertos puntos de la historia principal y no teníamos opción a “dedicarnos” a ellos si nos apetecía. Aquí es al contrario, se muestra en la principal para que sepas que está ahí pero luego lo tienes de manera más extendida para dedicarte a ello de manera secundaria como un “minijuego” más de todo el contenido basto  de Odyssey.

LOS JUEGOS AL PESO

Ubisoft es el claro ejemplo de una de las compañías que más apuesta por “contentar” al público con productos cargados de contenido. La “petición” de muchos jugadores de que sus 70 euros de rigor de un juego de lanzamiento se vean recompensados con una cantidad ingente de horas para exprimirles parece algo grabado a fuego en la compañía gala.

Lo que para muchos puede parecer justo y necesario para justificar la compra de un juego, termina siendo contraproducente para el mismo si no se pone el suficiente esmero porque, primero no debilite la narrativa, y segundo no termine cargando de contenido repetitivo el mismo.

Pues justamente este el pecado de Assassin’s Creed Odyssey. Un título que se puede ir a más de 100 horas si decidimos buscar el 100%, y que estira su historia principal hasta las 40 “hinflándola” de relleno innecesario y forzado.

Si bien el juego va a justando la dificultad al nivel del personaje, subiendo el de los enemigos para igualarnos y que no sea un paseo si vamos con uno superior a lo que la zona requería, llegado a cierto punto decide ponernos un escalón insuperable sino “farmeamos” como desalmados.

Cuando la historia está en un punto muy interesante, ya ha presentado todas sus mecánicas y tipos de misiones, andando además sobre unas 20 horas, decide darse un tiro en el pié para estirar el chicle innecesariamente. Directamente nos indica que el siguiente paso necesita de 5 niveles o más superiores al nuestro forzándonos a realizar todo tipo de misiones secundarias poco atractivas además u otras actividades tampoco interesantes para poder llegar al nivel que necesitamos.

Por si fuera poco, la tienda del juego nos “llama” con unos más que descarados items que podemos comprar con dinero real que llevan el nombre sutil de “ahorradores de tiempo”. Con ellos subimos la experiencia del personaje sin necesidad de pasar todo el calvario que el juego acaba de plantar delante nuestra para proseguir con nuestra historia. Toda una declaración de intenciones.

Esto no es nada nuevo, ya en Origins existían pero aquí la barrera que se le pone al jugador es tan grande y desproporcionada que parece una invitación clara a pagar esos 10 euros que cuestan.

UN DESPLIEGUE TÉCNICO ADMIRABLE

Puede parecer un tópico el halago a Ubisoft, ya no solo en cada Assassin’s Cree sino en casi todas sus sagas de mundo abierto, el trabajo que realizan a nivel de recreación y ambientación. Desde el mapa gigantesco de EEUU de The Crew, la Bolivia de Ghost Recon Wildlands o esta Grecia impresionante, siempre dan lo mejor de sí en este plano.

Por suerte en Odyssey, como en Origins, viene acompañado de un acabado muy pulido en cuanto ausencia de bugs. No es que no los haya, porque parece algo imposible en juegos de estas dimensiones, pero al menos no tan sangrantes ni problemáticos como en juegos pasados.

Además esta entrega hace un despliegue de animaciones faciales para las escenas de conversación que significa un salto muy grande con respecto a entregas anteriores.

Tal vez la única pega que pondría al respecto es los tiempos de carga, ya no solo en momentos muy puntuales, sino incluso entre escenas que deberían ir de un tirón unidas salta una carga muy molesta de segundos que corta el flow de la misma.

En el aspecto sonoro otro aplauso enorme. La banda sonora es grandiosa, dejando para el recuerdo el leave motiv de la saga con un toque acorde a la ambientación que se te graba en el oído. También mención especial para el doblaje al castellano, contando con Sergio Zamora (voz habitual de Keanu Reeves, Collin Farrel, Bradely Cooper o Mathew McConaghey) para Alexios y Joël Mulachs (voz de Scarlett Johansson) para Kassandra. Acompañados además por un reparto muy reconocible y sin estridencias de ningún famoso.

LO MEJOR

✔Una ambientación impresionante

✔El sistema de dialogos y decisiones es un gran añadido

✔Mejora y amplía todo lo visto en Origins

✔Un producto cargado de contenido hasta los topes…

LO PEOR

✘…puede incluso demasiado entorpeciendo la historia

VIDAS CRUZADAS Los caminos de Assassin's Creed Origins y Assassin's…

ASSASSIN'S CREED ODYSSEY

NOTA - 92%

92%

Assassin's Creed Odyssey coge todo lo bueno que trajo Origins y lo expande, mejora y añade novedades. Un título memorable con algún ligero defecto

User Rating: Be the first one !

Mira esto también

Análisis de Ride 3 para PlayStation 4

Ride 3 es una entrega con suficientes mejoras y añadidos para justificar su lanzamiento. Cargado de contenidos y modos de juego, aunque cuenta con un Pase de Temporada excesivo en cuanto a calidad y precio

A %d blogueros les gusta esto: