Home / Reviews / Pc / Análisis Burnout Paradise Remastered para PlayStation 4

Análisis Burnout Paradise Remastered para PlayStation 4

Titulo: BURNOUT PARADISE REMASTERED

Plataformas: PS4/Xbox One/PC/PS3/Xbox 360

Versión probada: PlayStation 4

Género: Conducción/Arcade

Desarrollador: Criterion Games

Distribuidor: Electronic Arts

Lanzamiento: 16/03/2018

Precio: 39,99€

Número de jugadores: 1

Online: Si

Voces/textos: Castellano/Castellano

Web oficial

METACRITIC

LA ALARGADA SOMBRA DE CRITERION

Hubo un tiempo en que el arcade de conducción dominaba sin paliativos muy por delante de la simulación. Seguramente por temas de capacidades técnicas y que era más fácil echarle imaginación y plantear situaciones locas que buscar un realismo extremo.

El hecho de que la técnica permitiera dar más sensación de verosimilitud hizo que comenzaran a predominar más los simuladores y los arcades fueran quedados relegados a un segundo plano por no hablar de casi un ostracismo. Pocos son los juegos de conducción a día de hoy que se olvidan de ofrecer una experiencia lo más real posible para liarse la manta a la cabeza y plantearnos locuras al volante.

Recuperar, aunque sea de forma algo vaga, aquellas sensaciones tampoco viene nada mal en los tiempos que corren. ¿Se podía haber optado por una entrega mejor de la propia saga Burnout? ¿Takedown en lugar de Paradise? Sí, pero el trabajo hubiera sido mayor el adaptar un juego de PS2 que uno de la generación del HD. Tan simple como eso.

SENTANDO LOS PILARES DEL MUNDO ABIERTO EN LA CONDUCCIÓN

Burnout Paradise no se puede considerar como el “padre” del mundo abierto en los juegos de conducción, hubo otros antes como Driver, Midnight Club o NFS Underground 2, pero sí el que sentó muchas de las bases que hoy en día aún perduran. Sagas como Forza Horizon le deben mucho a este juego y por ello su relevancia es innegable.

El juego nos suelta a nuestro libre albedrío en la ficticia ciudad de Paradise City, disponiendo para nosotros todo tipo de pruebas que riegan un mapa más o menos extenso y cargado de atajos a descubrir con la destrucción de vayas publicitarias o saltos.

Cada desafío o carrera que nos encontremos tiene, además de la victoria como plato principal, otros objetivos que varían según la misma. Los famosos “takedowns” entran entonces en juego para dar una capa más de profundidad a la simple disputa por el primer puesto poniendo liza la eliminación de nuestros rivales provocando los más espectaculares choques regados además con un efecto cinematográfico de lo más espectacular.

Sin un duda un juego donde liberar toda la adrenalina posible, dar rienda suelta a nuestra querencia por al destrucción y todo al ritmo de una banda sonora potente cargada de temas emblemáticos. Un juego imperecedero sin lugar a dudas.

LA LEY DEL MÍNIMO ESFUERZO

Pero ahora es cuando toca ahondar en que puede aportar esta remasterización más allá de recuperar un gran juego para aquellos que no lo pudieron jugar en su momento. Lo cierto es que poco o casi nada, el esfuerzo se puede catalogar de escaso o nulo puesto que más allá de subir la resolución poco más se ha hecho. Es más, el original ya presumía de unos 60fps más que robustos por lo que es algo que este remaster no puede incluir en su lista de “beneficios”.

Lo más interesante puede ser que además del contenido descargable que se incluye de serie (qué menos dirán algunos), se suma Big Surf Island como nueva zona de juego para darle algo más de interés al pack. Pero lo cierto es que gráficamente el juego denota los 10 años que tiene ya encima y que no se han tratado de disimular con algo de trabajo como otras remasterizaciones recientes.

Por tanto Burnout Paradise Remastered vive de sus rentas y no del trabajo que no se ha hecho para actualizarlo a los tiempos que corren. Todas sus virtudes ya estaban hace 10 años y en cualquier caso deja ver algunas costuras evidentes por el avance de la tecnología.

Además hay que sumar que el incluir todo el contenido de inicio y que estén todos los vehículos desbloqueados le quita algo de gracia al progreso. Desde el mismo momento que arrancamos nuestra experiencia podemos optar a conducir los mejores vehículos del juego algo que en el original había que “currárselo” y que ahora facilita mucho las cosas.

La banda sonora mantiene su excelencia y solo pierde por el camino unos escasos temas por problemas de licencia. Pero no os alarméis, los más memorables como el Paradise City de Guns ´n Roses o el Girlfriend de Avril Lavigne entre otros muchos están presentes.

⇑LO MEJOR

  • Su frescura y diversión siguen intactas una década después.
  • Una banda sonora, que salvo ligeras ausencias, sigue siendo el añadido de adrenalina necesario para entrar como una moto al juego.
  • Una nueva zona que suman horas de juego y todo el contenido descargable disponible…

⇓LO PEOR

  • … a su vez que todo esté disponible desde inicio hace que se pierda un poco la gracia en la progresión y se facilite mucho el juego.
  • A nivel de trabajo técnico el remaster puede y debe ser acusado de vago.

 

LA ALARGADA SOMBRA DE CRITERION Hubo un tiempo en que el arcade de…

BURNOUT PARADISE REMASTERED

NOTA - 81%

81%

Burnout Paradise Remastered demuestra que Criterion tenía un toque muy especial para el arcade de conducción y diez años después el juego mantiene totalmente fresca su apuesta. Como remasterización es bastante vaga puesto que salvo una leve subida de resolución, poco o nada más se ha trabajado.

User Rating: Be the first one !

About Pichumalaga

Crecí con un Amstrad CPC 6128 en las manos, Mega Drive fue mi primera consola, bajé escalones con un Spectrum ZX 128K para dar un salto al PC... Tras overclokings y mods, PlayStation me poligonizó y desde entonces hasta ahora abrazo cualquier cosa que tenga un pad. Para cualquier cosa me tenéis en PSN como pichumalaga

Check Also

Análisis de Atelier Lydie & Suelle: The Alchemists and the Mysterious Paintings para PS4

Atelier Lydie & Suelle: The Alchemists and the Mysterious Paintings cumple lo que todo fan de esta saga espera sin buscar ningún tipo de innovación ni revolución, si acaso se puede hablar de un paso atrás al prescindir de los escenarios más pensados para una mayor exploración de su predecesor.

A %d blogueros les gusta esto: